Ya te vi

Por Guillermo Alvarado

 

¿Será que la vida en verdad es un sueño, nada más que una fantasía que luchamos por volverla realidad? ¿será que andamos a tientas, siempre desconociendo lo que vendrá después, lo que nos depara el destino?

Si, la veo en todas partes, en todas las mujeres, incluso en algunos hombres también, no, no estoy alucinando, en verdad es ella, al final siempre se resume en ella y yo, en el finito Ella y Él.

Quizás somos dos eternos amantes, dos únicos seres de energía o de luz o de lo que esté de moda nombrar, dos partes regadas en el universo, que se impregnan a todo lo demás, somos todos y todos nos unen, nos llaman, nos reclaman, somos dos seres atravesando fronteras de espacio, de tiempo, de épocas, de sexos, de géneros, de materia. Somos tanto y a veces nos sentimos mejor cuando somos poco, poquito, andando juntos, juntitos, mas cerca, casi hasta ser uno solo.

Somos amor, somos guerra, creamos casi tanto como destruimos, tienes un millón de nombres y un millón mas por tener, tengo la certeza de que me absorberás, que seré enteramente tuyo, o quizás sea que siempre lo fui.

Al final, se resume en dos personas, se miran, se gustan, se van juntos, conviven, convienen en seguir de la mano, pasa un año, luego un lustro, luego toda la vida, viven, viven sobre los problemas, las adversidades financieras, la distancia, viven incluso sobre el secreto, sobre los miedos, viven ante todo, sobreviven finalmente para llegar al último día de sus vidas, entonces mueren y el ciclo se reinicia, ella lo busca a él, y él a ella, y se encuentran, sean hombre y mujer, sean hombre y hombre, mujer y mujer, sean flores y tierra, sean agua y viento, sean luz y sombra, sean amor y sueño, sean ensueño y dolor, sean lo que sean, a tiempo o destiempo, pero siempre se buscan y se encuentran.

Comentarios

Comentarios