“Vuelta peligrosa hacia el pasado”

Por Ángel Arce

 

No hay duda que el pensamiento extremista que constantemente desemboca en la construcción de discursos, y acciones que reflejan la esencia de posiciones ideológicas, políticas, religiosas e incluso sociales; que constituyen sus argumentos a partir de los prejuicios, la discriminación, la intolerancia y el racismo, han sido el principal arquitecto de los pasajes históricos más oscurantistas de la historia moderna y contemporánea de la raza humana.

Regímenes políticos totalitarios, nacionalistas y fascistas como el Nazi, el Soviético o el Franquismo en España, así como el Pinochetismo en Chile y el Priísmo de 80 años en México, (entre otros ejemplos latinoamericanos y europeos) siempre acompañados del aval de la elite eclesiástica, (principalmente católica) son claro ejemplo de la capacidad destructiva que los extremos perfilan en contra de las libertades civiles y derechos humanos. Que precisamente, se fortalecieron y ganaron terreno a partir de las luchas que movimientos civiles y políticos dieron en contra de estos regímenes autoritarios.

¹Erich Fromm establece como principal tesis en su libro “El Miedo a la Libertad”, que las civilizaciones por el miedo a lo exterior, a lo foráneo, a lo desconocido o diferente que no estuviera dentro de su confort, tendían a condenarlo, rechazarlo y señalarlo, prefiriendo defender su lugar establecido en la sociedad desde su nacimiento y hasta la muerte. A perseguir, por más que fuera su deseo individual y colectivo, su libertad.

Justamente en la actualidad, estamos viviendo un repunte del conservadurismo extremo, aquel que condena lo diferente, lo externo y que rechaza la pluralidad y diversidad global que hoy, nos hace ciudadanos del mundo inmersos en una dinámica internacional que amalgama a partir de ideales, metas, sentimientos y deseos (sobre todo entre las nuevas generaciones), un sentido de pertenencia a una Aldea Global, incluso digital.

El discurso nacionalista extremo en el que personajes (que auspiciado por la política que privilegia a la doctrina del miedo), como Nigel Farage y Donald Trump, han construido su base de apoyo social y político, y que en primer caso llevó al Reino Unido, mediante un referéndum popular, a dejar la Unión Europea; y que en el segundo caso, a construido un virtual empate en las encuestas rumbo a la elección presidencial de los Estados Unidos de Norte América, nos demuestra que este tipo de pensamiento conservador, está ganando terreno rápidamente, a pesar de consecuencias tan denigrantes y violentas como el odio racial y sentimiento anti inmigrante que se ha extendido en Inglaterra y en los Estados Unidos, vulnerando los derechos y libertades de las personas que, sin miedo a la libertad, decidieron genuinamente y en sintonía con la realidad global, ir a buscar una vida mejor a otra parte del mundo.

En Europa y en México no es la excepción, el discurso conservador radical, ha generado en un sector de la sociedad misma, una percepción negativa hacia lo extranjero, leyes como la Anti-Burka en Francia, o la reciente lucha detonada por la Iglesia Católica en contra de los derechos de la comunidad LGBTTI en nuestro país, confirman que los preceptos nacionalistas totalitarios empiezan a ganar terreno ante el ideal progresista de seguir construyendo una sociedad de derechos y libertades en equidad, humano y democrático. ²Sin exclusividad, los diferentes se “tocan” en el extremo, puesto que tanto la izquierda como la derecha, pueden compartir posiciones conservadoras, intolerantes y autoritarias en el momento en que sus preceptos se radicalicen y busquen por todo fin, conservar el status quo (por un miedo cultural proveniente del medievo), que garantice la supervivencia de los valores de la desigualdad humana, política y social, tal y como lo hemos visto recientemente en gobiernos como el de Nicolás Maduro en Venezuela y su desdén por los derechos humanos, o el desprecio del principal dirigente de la “izquierda mexicana” Andrés Manuel López Obrador, por el derecho a decidir de las mujeres sobre su cuerpo, por los derechos de la comunidad LGBTTI y la regulación de la marihuana que sumaría a reducir la violencia desatada por la “Guerra contra el Narcotráfico” por el presidente Felipe Calderón en México desde el año 2006.

Es sumamente necesario y de trascendencia, defender las luchas históricas, no de años, de décadas; como la lucha por la abolición de la esclavitud; por los derechos de los pueblos originarios; por la igualdad racial; por la igualdad política, laboral y social de las mujeres;  por la equidad y la libre convivencia en una sociedad libre, democrática y progresista en donde el principal objetivo, sea la felicidad sustantiva y el goce de una vida digna con base en los derechos humanos, las libertades civiles y el Estado de derecho.

Países como Canadá y Uruguay (bajo la actual administración del Primer Ministro Justin Trudeau y la administración del Presidente José Mujica específicamente), nos han demostrado que es posible con voluntad política, apoyo social y sin perder los ideales, construir sociedades más igualitarias y libres, de no luchar por evitar el repunte de una ideología denigrante, discriminativa e ignorante. Estaríamos dando la espalda a las mujeres y hombres que con pasión, determinación y en muchos casos su sangre dieron su vida por el mundo con el que soñaban y en donde las futuras generaciones no sufrieran lo que ellas y ellos, tuvieron que enfrentar.

Pareciera ser que vivimos en un tiempo determinante, no sólo para México, sino para el mundo, está en nosotros decidir y determinar si respondemos a este llamado de la historia, o nos cruzamos de brazos presenciando el deterioro de todo lo que se ha construido desde el progresismo y el humanismo hasta nuestros días. 


¹Erich Fromm, Estados Unidos, 1941 “El Miedo a la Libertad”. Norberto Bobbio, Italia 1994, “Derecha e Izquierda”.

²Erich Fromm, Estados Unidos, 1941 “El Miedo a la Libertad”. Norberto Bobbio, Italia 1994, “Derecha e Izquierda”.


Imagen: https://es.pinterest.com/pin/355432595571701419/https://rosshendrick.co.uk/home/farage-on-toilet-colour/ 

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.