Violencia sexual: ¿castigo de género?

Hablaba con mi hermana y su amigo sobre persona, una mujer, que había mentido y robado. Merecía un escarmiento; cualquiera que haga daño y abuse de la confianza, lo merece. Pero mi hermana y su amigo simplemente dijeron: “Que la violen”. Yo repliqué: “que la castiguen, pero que no le toquen un cabello”. El desagrado hacia una persona, o su castigo por una falta, NO tendría que convertirse en eso por ser una mujer. Su sexo ni siquiera debería tener que ver. (Anónimo).

Diariamente, desde el inicio de los tiempos, gran cantidad de personas comenten actos reprobables, delitos, etcétera. Muchas veces la naturaleza de dichas acciones salta a la vista como un mal para el mundo sin lugar a dudas ni interpretaciones. En otros casos la descalificación puede depender de opiniones personales, acuerdos sociales implícitos, contextos culturales u otras variables que adoptan el papel de atenuantes o agravantes.

Sin embargo, existe una variable que, al presentarse, tiende a endurecer y hasta pervertir el juicio: que el acto lo haya cometido una mujer. “No es cierto, es un argumento feminazi”, dicen personas que descartan a priori la posibilidad de observar –o de que otros observen- una actitud tan absurdamente injusta -machista/falocéntrica/misógina-, pero la realidad es otra.

“Ojalá tu $&%? sea la diversión (…) de una horda de salvajes”[1], le decían en redes sociales a una mujer que presentaba una foto donde posaba junto a un animal recién cazado.

Para entender la gravedad de esta respuesta, es necesario analizar y comprender dos cosas:

1.- La actividad cinegética divide opiniones alrededor de todo el mundo. No es de sorprender que muchos se sientan indignados automáticamente o que, por el contrario, celebren y defiendan el asunto. El debate sigue vigente. La presencia de insultos o enojo, en todo caso, no es el detalle distintivo.

2.- En este caso, el comentario NO se limita a juzgar la actividad, ni a la persona o su moral; ni siquiera dirige el peso de su furia y agresión al sentido de justicia estilo “ojo por ojo”, pues de ser así se le desearía a la mujer que le dispararan por diversión mientras está sin molestar a nadie” (por ejemplo). PERO la desaprobación de un hecho que NO ES DE NATURALEZA SEXUAL NI ALUDE A ELLA, deriva, no se sabe cómo –aunque sí se sabe por qué- en desear que la mujer sea violada.

Para reforzar y facilitar la comprensión del análisis, se cita el caso en que critican a un hombre por la misma afición, incluso agravada por dejar agonizar al animal durante varias horas mientras filmaba su lenta muerte:

“La alegría con la que el cazador celebra haber matado al oso con una lanza es un ‘acto barato’ para la cámara y para todos los enfermos seguidores de su cuenta…”[2].

¿Alguien hablando de que lo violen entre varios? No. ¿Por qué? Porque es hombre. Y si somos más quisquillosos, porque el sexo NO es el tema. En todo caso, lo que más indignación causó no fue la cacería sino el gusto por la agonía del animal –cosa que no mostró la mujer-. El colmo de lo absurdo es que, varias mujeres cazadoras denunciaban que hombres cazadores en su círculo social las hostigaban con comentarios alusivos a la agresión sexual, simplemente porque no querían mujeres ahí.

De esta misma forma existen innumerables casos de ablación del clítorios como castigo a la infidelidad de la mujer, sin mencionar toda la represión sexual que ya lleva a cuestas. ¿Y en qué momento se mutila al hombre por la infidelidad hacia la esposa en estos mismos países o en cualquier otro? Por lo tanto, una vez más, la violencia sexual –nunca justificable- se dirige exclusivamente a un género, al de siempre. Nota aclaratoria: nadie está abogando por la mutilación o vejación de o hacia NADIE, ni de un género ni de otro. Simplemente seamos parejos: ¿mutilar a un hombre –por lo que haya hecho- es inconcebible? Entonces es inconcebible hacerlo a una mujer.

Como colofón del horror que es muchas cosas pero NO humano ni MUCHO MENOS natural, ha habido quienes con toda la impunidad del mundo presentan sus propias y retorcidas apologías al acto de violación: “… el éxito (…) de nuestras parejas daña nuestra autoestima”, menciona un tal Lapuente como parte de su explicación sobre por qué “los hombres” violan.

Así que la venganza de un “hombre” –que denigra el sustantivo mismo- contra su pareja (mujer) por tener éxito es… ¿violarla? ¿Cuándo se convirtió en un insulto/falta/delito/crimen que a una mujer le vaya bien? Ya se encarga medio mundo de ponerle obstáculos. Y vaya, ¿está diciendo que las violaciones existen sólo desde que a la mujer se le reconoció algún derecho o mérito? ¿Es ese su origen histórico? ¡WOW! ¿Siquiera se relaciona con el fracaso de algún hombre? Bajo este supuesto, cada vez que una mujer recibe un ascenso, un bono o siquiera una buena nota, místicamente un CEO (hombre) desaparece de su helicóptero y reaparece en un banco de parque, desnutrido y miserable.

No inventemos que la mujer “tiene la igualdad que pedía”. No nos engañemos creyendo que quienes abortan son “culpables” ellas solas, o que la violencia de género “es sobrevalorada” o ficticia. El tiempo de la negación y de lavarse las manos a la ‘Pilatos’ ha sido inaceptablemente largo y ya debe terminar.

Que no se castigue al género, pues no es un delito. Y que la calificación de un acto, así como su reacción, sea racional, justa, y nunca dependa del género.


Fuentes:

[1] Redacción. “Las mujeres cazadoras se hartan del acoso animalista: ‘Nos desean violaciones’”. El Confidencial, 6 de mayo de 2018. En: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2018-05-06/cazadores-animalistas-acoso-machista-redes-sociales_1559125/ . Recuperado: 20/05/2018.

[2] Armanet, Francisco. “Cazador mata a un oso con una lanza y lo deja horas agonizando. Luego celebra como campeón olímpico”. UPSOCL.com, 18 de agosto de 2016. En: http://www.upsocl.com/verde/cazador-mata-a-un-oso-y-graba-video-como-si-este-se-tratara-de-una-medalla-de-oro2/ . Recuperado: 20/05/2018.


Imagen: https://www.amazonswatchmagazine.com/gender-resources/how-can-we-close-the-gender-gap-within-stem/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.