¿Valdrá la pena hablar de Marx?

Anteriormente hablaba de las limitantes de la educación (Sin una estructura firme en la enseñanza estamos limitados) debido a que es visto el conocimiento únicamente desde los procesos de producción, con los cuales no se busca el desarrollo del individuo per se, sino el conocimiento para el consumo de las masas.

¿Cuando fue la última vez que se realizaban debates abiertos al puro estilo Socrático? Bien, tampoco podríamos hablar de un decreto que no permita hacerlo, pero es claro que nuestro modelo educativo se basa en cuestiones jerárquicas de relaciones de poder, en las cuales el que sabe es el que esta al frente y los demás deben de seguir (generalmente) su línea de pensamiento.

Es por esto que se vuelve tan interesante una reflexión cultural como la obra ¿Valdrá la pena hablar de Marx?;  ésta es un ejercicio distinto a las obras de teatro a las que todos hemos asistido. Está basada en el libro Marx en el Soho, del historiador americano Howard Zinn. En ella se mezclan “cortos culturales”, como los nombra el director Adalberto Rosseti, y una entrevista que él mismo lleva a cabo con un invitado diferente en cada presentación.

El motivo es descubrir si el entrevistado encuentra en su área de desarrollo profesional vínculos aún con el autor de El capital a más de siglo y medio de su muerte, o si es que por el contrario ya quedaron obsoletos sus escritos. Entre los entrevistados, han aparecido un economista, un sociólogo político, una feminista, un antropólogo, el primer rector de la UACM, entre otros.

El monologo es llevado de manera magistral por el actor Alonso Gálvez, quien lleva la línea del desarrollo de Marx, tomando cuestiones desde su vida profesional hasta perspectivas de su realidad, y claro de “El capital”.

Una obra que vale la pena ver, no solo por el tema a tratar (que por sí solo ya es justificación) sino por la estructura de la presentación, como decía más arriba ¿hace cuanto que no se desarrollan análisis a profundidad con un sentido filosófico que permita realizar una introspección? Bueno pues este es un ejercicio excelente al respecto, pues permite que el público se lleve un poco de Marx a casa.

La obra esta presentándose en el Teatro Helénico, al sur de la ciudad los miércoles a las 20:30. Sin embargo, el miércoles 23 de abril es el final de su temporada; a lo que contestan con un comunicado el día de ayer a través de su cuenta de Facebook:

“Tranquilos!!! no desaparecemos..nos pueden encontrar en universidades… cuando los colectivos de estudiantes consiguen dejarnos entrar en las cortezas gerarcoburocratizadas ….Siempre nuestro “caballo de Troya” estará alertado..fuera de los muros..!!!!!!!!!!!!…y no coman ansias…. nos vamos a organizarnos para conseguir otro teatro para la próxima temporada!!!!!! MARX NO PASA DE MODA!!!!!… y sí, valdrá la pena seguir hablando…!!!!!!!!!!!!!!”


 

Comentarios

Comentarios

Luis Amador

Filósofo por naturaleza, la necesidad por cuestión es algo que se encuentra en sus escritos, de temas tan diversos que van de la Física Cuántica a las Relaciones Internacionales, esta última como estudiante de la UNAM.