¡Tiburón a la vista!

Por Teolinca Velázquez

 

Estimados lectores, en esta ocasión me gustaría compartir con ustedes unas reflexiones que tuve mientras veía una de mis películas favoritas: ¡TIBURÓN! Me parece que es una película muy completa, no solamente en cuestión de ser un gran avance para el cine, sino también por la historia que está detrás de la caza del gran tiburón que acecha las costas de la isla Amity.

Creo encontrar en los tres personajes que aparecen en la primera hora de la película un debate vigente en estos tiempos. El Alcalde Vaughn sabe que hay un tiburón en la costa, sabe que han habido víctimas; sin embargo, su mente y su preocupación se encuentran en la pérdida de dinero que puede generar el cerrar la playa.

Vaughn representa la mentalidad del sistema burgués capitalista, que sólo ve a las mujeres y hombres como sacos de dinero; Vaughn no ve turistas en la playa, ve costales con el signo de dólar.

Por otro lado está Brody, encargado de la seguridad en la isla, quien trabaja para Vaughn  -trabaja para el sistema-, él debería también representar al sistema, pero su humanidad sigue presente; este dilema no es sencillo, se debate entre hacer lo correcto o seguir las órdenes de la autoridad. Brody no ve costales con el signo de dólar, ve familias en la playa que están en riesgo de perder la vida.

También está Hooper, el joven estudiante cuya preparación le permite ver la realidad de una manera muy lógica. El tiburón tigre que han cazado no corresponde a las características que tiene el tiburón que están buscando, por lo que les comenta, tanto a Vaughn como a Brody que, les guste o no, deben cerrarse las playas. Hooper no ve costales con el signo de dólar, ve una máquina de matar que ha encontrado comida en las costas de una isla concurrida.

Está también el tiburón de 8 metros, quien representa un problema para una comunidad. Un problema que quisieran que no existiera, quisieran cubrirlo; pero su tamaño y su potencia le hacen imposible pasar desapercibido. No puede ni debe ocultarse, es un problema presente que debe ser tratado y solucionado antes de que cobre más víctimas. “Tiburoncín” no ve costales con el signo del dólar, ve comida gratis por tiempo indefinido.

Los tres personajes humanos representan las tres perspectivas actuales que existen frente a una dificultad, que en este caso es un tiburón, pero podemos transferirlo a cualquier problema de los que acechan nuestra sociedad y que son hasta más aterradores que “Tiburoncín”: violencia, inseguridad, feminicidios, racismo, desempleo, crisis económicas, ajustes de presupuesto a la educación, cultura y salud, entre otros.

Ante  los problemas sociales, económicos y políticos, bien podemos adoptar una de las tres posturas que ejemplifica la película; la postura del Alcalde Vaughn: “Aquí no pasa nada, el problema no existe”. Porque admitir su existencia implica pérdidas económicas, migración de un sector importante de la población, implica perder legitimidad y prestigio tanto a nivel personal como local; por eso es mejor borrar toda evidencia, negarlo todo y seguir adelante hasta que el tiburón haga presencia en un momento importante, cuando todos estén viendo.

La segunda postura es la de Brody: “Sé que está mal, pero la autoridad me obliga a callarme”. Muchos estamos viendo al tiburón y no decimos nada por miedo, por sumisión y a veces, hasta por negligencia. Cuando asumimos esta perspectiva, nos conformamos, cuando nos dicen que aparentemente el tiburón ha sido cazado, es decir que el problema se ha resuelto cuando no es verdad.

Posturas como ésta necesitan algo que les haga reaccionar, ya sea que el tiburón esté a punto de comerse a tus hijos o que aparezca un personaje muy importante. Esto me lleva a Hooper, él es quien hace reaccionar a Brody, él es quien va a decir: “No me vengan con patrañas, aquí hay un tiburón”. La sociedad necesita más perspectivas como ésta, más personas que alcen la voz, señalen al tiburón y lo llamen por su nombre, porque sólo así podrá despertar un jefe de policía, un alcalde, una isla o una nación.

Precisamente Hooper representa a la juventud que tiene el poder de despertar a los “Brody” del mundo, aquellos que sólo están esperando un empujoncito para atreverse, para desafiar a los “Vaughn” y aniquilar al temible tiburón.


Imagen: http://www.fanpop.com/clubs/jaws/images/468738/title/jaws-photo

Comentarios

Comentarios