¿Te cuesta tomar decisiones o tienes miedo a fracasar?

Por María Fosado

 

“Me cuesta tomar decisiones” ¿Cuántas veces hemos hecho esta afirmación? Yo a veces la utilizo a la hora de describirme. No es que me sienta muy orgullosa de decirlo, pero con el tiempo uno aprende a aceptar lo que no le gusta para poder ir mejorando en ello.

Cuando era una adolescente, mi madre solía decirme que debía aprovechar las oportunidades que se me presentaran en la vida; y mi hermana me decía que era mejor arriesgarse aun si no ganaba, pues la vida se trata de tomar riesgos y salir de nuestra zona de confort.

No nos atrevemos a hacer las cosas que queremos por miedo a que no salgan como nosotros deseamos.

Claro ejemplo de esta situación es la película “La vida secreta de Walter Mitty” protagonizada por Ben Stiller. Y si no la has visto, te dejo el tráiler aquí.

Sólo puedo decir (para no hacerte spoiler) que Walter Mitty es un hombre que se la pasa en su propio mundo (zona de confort), mientras no sea afectada su estabilidad, él vive bien y no se queja de la vida que lleva.

El único lugar donde corre riesgos es en su mente, todo lo que le gustaría hacer pero no se atreve sucede en sí mismo, imaginariamente. De ahí el título de la cinta.

La película te deja un maravilloso mensaje y la trama se va haciendo interesante a partir de lo que la vida le tiene preparado a este personaje, quien sin la más mínima idea, se encarga de cambiar todos sus planes, así como enseñarle a comenzar a vivir, pero ¡vivir de verdad!

Todos tenemos miedos: a ser rechazados, a no ser valorados por los demás, a no encontrar a esa persona con quien compartir nuestra vida o incluso a no lograr todos nuestros sueños.

Y precisamente ese es uno de mis más grandes miedos. Así como también le temo a otras cosas.

Recuerdo la ocasión en que vi la película “Trascender” de Johnny Deep, había una frase que me gustó mucho “el ser humano le teme a lo que no conoce”. Y justamente aquello a lo que le tememos es lo que más nos hace crecer como personas.

La razón por la cual nos cuesta tomar decisiones es por miedo al fracaso. Sobre todo a la hora de pensar en nuestras metas y sueños, pues nos da miedo dar el primer paso y hacer las cosas mal.

Desafortunadamente, tendemos a enfocarnos en los aspectos negativos de nuestra vida.  Para terminar con esa conducta debemos aprender a cambiar el enfoque de las situaciones.

Por lo tanto aquí les dejo 3 estrategias clave para acabar con el miedo y así poder tomar buenas decisiones en la vida.

 

1)      Comenzar a cambiar la percepción que tenemos respecto al fracaso.

Si buscas en internet a los más grandes genios de la historia, verás que también fracasaron, porque es parte natural de la vida.

Si tu percepción respecto al fracaso cambia, te darás cuenta que todo se trata de aprendizaje.  Somos humanos y todos cometemos errores.

2)      Buscar el apoyo en alguien más.

Busca alguien que te inspire, te brinde confianza, te apoye y te ayude. Será más fácil para ti poder tomar una buena decisión. Recuerda: si dudas de algo, no lo hagas. No te preocupes, hay oportunidades que puedes dejar pasar y no sucede nada, ya que no iban a cambiar tu destino y otras mejores vendrán.

Sin embargo, hay otras que pueden cambiar nuestra vida y son las que nos llevan hacia nuevos rumbos.

La diferencia entre ambas decisiones es el miedo y la resistencia. Si tu cuerpo y mente se resisten, y encuentras muchas razones para no hacerlo te darás cuenta de que es la decisión correcta, ya que requieren de gran esfuerzo y sacrificio.

Esas son las decisiones que debes seguir porque son las que te van a acercar a tus sueños.

Cuando no tomamos una decisión que supuestamente es la correcta para nosotros,  algunos dicen que se convierte en una decisión “malgastada o desperdiciada”, pero la verdad es que ninguna decisión se desperdicia, porque si no la tomas tú, alguien más lo hará en tu lugar.

Por último, pero no menos importante.

3)      ¡Sueña!

Imagina que no puedes fracasar. ¿Quién serías? ¿Qué harías? ¿En dónde estarías en estos momentos?

Si bloqueas tus pensamientos de fracaso, podrás saber exactamente qué es lo que deseas en tu vida.

 

En resumen:

Identifica la causa del miedo al fracaso, deshazte de esos pensamientos, busca apoyo en los demás y sueña lo que deseas.

Y tú, ¿Cómo afrontas el miedo al fracaso?

¡Déjanos tus comentarios!

 


La imagen fue obtenida del siguiente enlace: https://www.flickr.com/photos/qualquer/

 

Comentarios

Comentarios