Sofía Galván Directora para México y Centro América de Disability Rights International

Sofía Galván es la Directora para México y Centroamérica de Disability Rights International, abogada egresada de la Facultad de Derecho de la UNAM, y Maestra en Derecho Internacional y Derechos Humanos por parte de la Universidad de Notre Dame. Sofía ha tenido la oportunidad de trabajar en los dos órganos que componen el Sistema Interamericano de Derechos Humanos: la Comisión y la Corte Interamericanas de Derechos Humanos. A su vez, ha participado como observadora electoral por parte de la OEA en las elecciones realizadas en Guatemala en 2007. Ha brindado conferencias a nivel internacional y cuenta con publicaciones a nivel nacional e internacional.

La ganadora del Premio Nacional de la Juventud 2011, nos cuenta sobre su trayectoria, su trabajo y nos muestra cómo una joven puede lograr todo lo que se propone a través del esfuerzo y la constancia.

¿Qué es DRI?

Disability Rights International (DRI) es una organización internacional cuya misión se enfoca en defender y promover los derechos de las personas con discapacidad, teniendo un importante enfoque en la inclusión de estas personas en la sociedad. DRI tiene 20 años de experiencia, ha trabajado en aproximadamente 25 países; tenemos 2 oficinas regionales: la de México y Centroamérica, y la de Europa, ubicada ésta última en Serbia. En la Oficina para México y Centroamérica actualmente tenemos proyectos con Guatemala y México. En DRI estamos convencidos de que las personas con discapacidad mental no tienen por qué estar en un hospital psiquiátrico o en cualquier otro tipo de institución de larga estancia.  Estamos enfocados principalmente en la denuncia de las violaciones que se cometen en las instituciones de larga estancia donde se encuentran las personas con discapacidad; también se les da asesoría técnica a los gobiernos para poder implementar los derechos de las personas con discapacidad, que de hecho ya están contemplados en un tratado internacional muy importante; además trabajamos en la cuestión de incidencia con la legislación y en políticas públicas. De la misma forma, impulsamos organizaciones dirigidas por personas con discapacidad psicosocial, para que ellos de forma independiente puedan trabajar.

¿Por qué decidiste trabajar en una organización de la sociedad civil?

En realidad, llegué a esta organización de una forma muy casuística. Tuve la oportunidad de conocer al Director Ejecutivo de esta organización en Washington D.C., él estaba trabajando en un proyecto en México, precisamente en el informe “Abandonados y Desaparecidos: Segregación y Abuso de las Personas con Discapacidad en México”. Ellos necesitaban a una intérprete, y yo era una persona que podía servir justamente para ese trabajo, debido a que no hablan español. Entonces yo empecé siendo traductora y cuando fui a los hospitales psiquiátricos y vi las grandes violaciones a los derechos humanos que sufrían las personas que estaban ahí, fue cuando decidí que quería hacer  algo que pudiera combatir de alguna forma todo lo que estaba pasando ahí adentro. Así fue como empecé a trabajar en Disability Rights International; primero estuve trabajando como consultora de la organización por 6 meses y en julio de 2010, se me contrató para abrir una oficina en México.

¿Por qué piensas que es importante que los jóvenes se interesen en los derechos humanos?

Es esencial que los jóvenes se interesen, ya que de esta forma en realidad se está cambiando la visión que se tiene en México con relación a los derechos humanos. Es decir, si los jóvenes no conocen cuales son sus derechos, son incapaces de poder exigirlos y eso propicia que se siga en un ambiente de tanta hostilidad en contra de varios de grupos de población que son vulnerados. Entonces, si un joven empieza precisamente a una edad temprana a conocer sobre sus derechos, será capaz también de incidir en la protección de los derechos de otras personas.

¿Qué es lo que te inspiró especialmente a trabajar con jóvenes?

Este trabajo está muy vinculado con los jóvenes por lo siguiente. Hay diferentes tipos de discapacidad, la más conocida es la visible, por ejemplo cuando ves a una persona que no puede caminar y está en silla de ruedas, cuando vez a una persona que no tiene un brazo o una pierna, o una persona ciega, o cuando una persona no puede escuchar, básicamente ésos son tipos de discapacidades que nosotros fácilmente podemos observar. Sin embargo, hay otro tipo de discapacidades que no son tan visibles. La discapacidad psicosocial, como lo dice su nombre, es aquella discapacidad que surge viviendo en la sociedad, es decir, pudiste haber sufrido mucho estrés o algún trauma que no puedes superar y esto empieza a afectar a tu realidad. Las más comunes son la esquizofrenia y el trastorno bipolar. Este tipo de discapacidad es particularmente importante en los jóvenes, porque generalmente se presenta entre los 18 y 28 años de edad. Muchas personas desarrollan esquizofrenia por el estrés que genera la universidad, y por este pensamiento de que saben que justo se están enfrentan a un mundo de adultos. Las personas que he tenido la oportunidad de conocer por este trabajo, son precisamente las que han desarrollado este tipo de discapacidad por estrés laboral o por estrés en lo académico. Por lo tanto,  es muy importante que los jóvenes conozcan de este tipo de discapacidad para poder tener acceso a otro tipo de alternativas que les permitan desahogarse de ese enojo, o de esa angustia o de ese estrés que pueden sentir respecto a situaciones en concreto. Entonces, de esta forma también los invitamos a proteger los derechos de los jóvenes. Porque también trabajamos en la promoción. Cuando nosotros explicamos qué es una discapacidad mental o cuáles son las violaciones que sufren estas personas, en realidad estamos intentando promover que los jóvenes tengan un conocimiento sobre esto y puedan acercarse a otras alternativas para poder evitar este tipo de discapacidad.

También es muy importante que los jóvenes, además de tener conocimiento de cómo puede surgir este tipo de discapacidad, sean conscientes de lo importante que es exigirle al gobierno la implementación de servicios para que una persona con discapacidad psicosocial no esté encerrada  en un hospital psiquiátrico porque cualquiera de nosotros en cualquier momento puede desarrollar este tipo de discapacidad y estoy segura que a nadie le gustaría vivir en las condiciones que han sido reportadas en el informe “Abandonados y Desaparecidos”, presentado por DRI.

Cuéntanos sobre tu experiencia al recibir el Premio Nacional de la Juventud

El Instituto Mexicano de la Juventud le da este reconocimiento a un joven que pueda justamente ser un modelo hacia los demás. Yo tengo a un amigo que ganó el premio y desde que él ganó se me quedó esa semillita, esa inquietud de que no es, después de todo, tan inalcanzable. Le recomendaría a todos los jóvenes que metan sus papeles y que si sienten que tienen una posibilidad, que simplemente no lo duden. Al final de cuentas, es justo lo que yo hice. En mi caso, fui postulada por la Universidad Marista, y tuve que comprobar mi trayectoria académica y profesional, y cómo éstas pudieran servir como ejemplo para otros jóvenes. Llevé toda mi documentación y justo en noviembre del 2011 me informaron que había ganado. Yo gané el Premio en la categoría de Derechos Humanos, debido a la trayectoria que tengo en la materia. Para mí fue un reconocimiento muy importante a todo el esfuerzo que he realizado a lo largo de los años en este tema.

¿Qué recomendaciones les dirías a los jóvenes que quieren hacer algo, que quieren destacarse?

Mientras estudiaba a la universidad, me daba mucho miedo no poderme meter al ámbito internacional, porque es un ámbito que está muy cerrado. Entonces a mí lo que me ayudó mucho, fueron las siguientes cosas, las cuales les puedo recomendar a aquellos jóvenes que están en este momento estudiando y tienen ganas en un futuro de meterse en el ámbito internacional o dentro de la defensa de los derechos humanos, o derecho internacional público en general: es muy importante estudiar inglés, es indispensable dominar este idioma y de ser posible también estudiar otros. Yo nunca trabajé en la carrera, me dediqué a estudiar y a participar en aquellos equipos representativos de la facultad para ir a competir a nivel nacional e internacional, eso te da mucho currículum para becas y te da también mucho conocimiento formando contactos. Otra cosa muy importante es empezar a hacer voluntariados, éstos son sumamente valorados y al final si tú empiezas con este tipo de actividades van a pasar los años y le va a ir mucho mejor a aquella persona que tomó esto como una inversión a largo tiempo.

¿Qué recomendaciones les darías a aquellos jóvenes que quieren empezar un emprendimiento, que quieren empezar a hacer algo?

Que por más difícil que piensen que puede ser ingresar a estos ámbitos, que lo sigan intentando, que entren en cuestiones en las que tal vez no vayan a recibir remuneraciones, pero en un futuro esto les ayudará, ya que empezarán a tener experiencia en el área y también conocerán a muchas personas que de igual forma les pueden ayudar.  También es importante que puedan escribir y que se hagan un nombre a partir de sus publicaciones en revistas, en blogs, etc.

 

Si deseas tener más información acerca de DRI te recomendamos visitar su sitio web: http://www.disabilityrightsintl.org/

Comentarios

Comentarios

Héctor Mondragon

Héctor es el Director de Jóvenes Construyendo, además, es estudiante de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Disfruta de placeres como la lectura, la escritura y la fotografía.