Realmente es una destrucción de la institucionalidad de la familia

Por Gustavo Salvador

 

Hasta hace unos días creía que, gracias al apoyo de muchas instituciones –nacionales e internacionales–, Disidencia Sexual (@encuentrosds), institución que dirijo junto a mi mejor amiga y aliada Karina Castellanos, llevábamos un largo camino recorrido, pero me he dado cuenta que aunque el camino ha sido largo, aún nos falta mucho por hacer.

Hablo de la discriminación a la que es expuesta hoy en día la comunidad LGBTTTIQ, esto con respecto a dos acontecimientos que están pasando en nuestro país; el primero que personalmente me molesto tanto que me comenzó a dar un fuerte dolor de cabeza, fue cuando oí el video de una persona que pedía a la comunidad en general a unirse a una mega marcha en contra del matrimonio igualitario, (ese tipo de adjetivos o algunos otros como: “matrimonio gay” me parecen innecesarios, después de todo sólo es matrimonio, son las comillas o alguna otra aclaración).

Por medio de ese video, la persona comienza de una manera muy cortés a saludar a sus espectadores y hace un especial saludo hacia la comunidad (supongo que debo decir gracias por toda la comunidad, así que: Gracias). Desde este saludo podemos adivinar que ella es una persona con alto nivel cultural, y que además se nutre mucho en el ámbito intelectual (por su fluidez y manera de expresarse), por lo que me parece que hay una total discordancia con lo que expresa.

En el video, la señora dice que las personas que pertenecemos al colectivo LGBTTTIQ, merecemos respeto al igual que cualquier otra persona, con lo que estoy completamente de acuerdo. Así mismo nos informa que ella tiene muchos amigos homosexuales que están de acuerdo con su postura –no aceptar el matrimonio igualitario– lo cual no me parece raro, ya que hay un sector dentro de la comunidad que no tiene planeado casarse y mucho menos tener hijos, igual que algunas parejas heterosexuales; ella se escuda en esto como primer punto, cuando dice que todos sus amigos homosexuales están en contra del matrimonio y aun más de la adopción, y que “todo es una estrategia para acabar con la institucionalidad de la misma”.

Me gustaría comenzar respondiendo a esta afirmación: aunque usted tenga un acercamiento con una parte de la comunidad, no significa que todos piensen de la misma manera. Como decía, respondo a título personal, y así mismo le puedo decir que yo sí quiero casarme y por supuesto que quiero llegar a formar una familia con mi pareja, ya sea por medio de la adopción o de un vientre de alquiler; eso es algo que mi pareja y yo decidiremos en su momento. Lo que buscamos con la apertura del matrimonio igualitario es que la institución de la familia siga existiendo.

Es aquí donde me gustaría poner un nuevo punto sobre la mesa: somos de diferentes generaciones. Con todo el respeto que usted y todas aquellas personas que tienen un pensamiento igual al suyo merecen, la generación a la que usted pertenece, creció en un México y un mundo totalmente diferente al que vivimos y conocemos hoy en día. Nuestra generación se ha caracterizado por innumerables cambios, tanto en las formas de vida como en la cultura y las formas de pensar; mi generación se ha encargado de realizar grandes cambios en la sociedad, además de que gracias a la misma, hoy en día vivimos en un mundo cada vez más globalizado y temo decirle que gracias a esa misma globalización que mi generación consiguió, usted puede poner como argumento válido, lo que ha pasado en otros países donde se ha aprobado el matrimonio igualitario.

Lo que también dice en su video es que van a “cortar con la libre expresión de nuestro país”. La razón por la cual esta persona lo dice es porque en E.U.A. existe el caso de un pastor que fue castigado por las leyes de aquel país, ya que se pronunció en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo. Con esto ella nos dice que lo que “buscan estas leyes es hacer que todos lo acepten” y sí, en efecto, pero no es nada más porque un día así como así, decidimos levantarnos de la cama, y dijimos “bueno creo que ya paso mucho tiempo, hoy voy a pelear para que exista el matrimonio entre personas del mismo sexo”. No, créame que esta es una lucha que viene desde hace décadas, pero hasta ahora las autoridades han comenzado a ver a este sector de la población.

Sólo para darle un preámbulo, el 17 de mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud retiró de su lista de enfermedades mentales la homosexualidad, esto con el objeto de revelar que no es algo que comenzó de un día para otro sino que lleva más de diez años buscando visibilidad.

La siguiente noticia que me indignó y llenó de tristeza es que un profesor de la Universidad Anáhuac, una de las más prestigiosas no sólo a nivel nacional, sino que ha sido nombrada y renombrada por sus programas de estudio e intercambios estudiantiles; haciendo una investigación que cualquier persona puede hacer sólo siguiendo el enlace que deje a un lado de su nombre a su cuenta oficial de twitter, donde dice “Institución de estudios superiores cuya misión es formar personas íntegras que destaquen por su Liderazgo de Acción Positiva”, me parece, (y quiero destacar que es sólo una opinión, y como tal el responsable de la misma), que con maestros como el señor Atachao, (cabe destacar que he intentado insertar como lo he hecho en los anteriores la dirección de TW, del señor pero al buscarlo en dicha red social la pagina me dice que no existe), no es posible formar personas con “Liderazgo en Acción Positiva”, si tienen ejemplos como este dentro de su plantilla de profesores

Cuando estaba escogiendo universidad me llamó la atención la Anáhuac debido al gran renombre que tiene; por esto me di a la tarea de obtener informes en la misma. He estudiado en escuelas que al igual que ésta tienen una gran influencia de la religión católica en sus contenidos, razón por la cual no me convencía del todo esta institución como opción educativa. Al pedir información me explicaron que, en efecto, tienen programas que están 100% encaminadas a la religión, pero que no son obligatorios; como parte de la formación integral que busca la universidad hacia sus alumnos está la “espiritualidad” o como le llaman ellos: el desarrollo del ser. Lo que tratan de hacer en estas clases es dejar de lado la religión para crear profesionales con valores morales, por lo cual creo que no pueden escudarse en el argumento de la religión y mucho menos este pseudo profesor, que dice que esto es una violación a su libertad de expresión. Me gustaría recordarle que en este país somos libres de expresar nuestra opinión, sin embargo ésta no debe afectar a terceros porque como dijo alguna vez el Lic. Benito Juárez García: “El respeto al derecho ajeno es la paz”; y si no lo sabe, lo invito a mi linda Antequera, donde lo tenemos en letras muy grandes que pueden distinguirse a la distancia para que nadie la olvide, además al ser una figura pública está expuesta al escrutinio social.

Con respecto a este tema, hay mucho de qué hablar, pero eso lo iré haciendo poco a poco en diferentes artículos, mientras tanto pueden buscarme en mis redes sociales como Gustavo Salvador, ahí responderé cualquier duda o comentario que tengan.

 


 

La foto fue obtenida de: http://aristeguinoticias.com/0905/mundo/obama-apoya-el-matrimonio-gay/

Comentarios

Comentarios