Re-conocer al amor después del final

Por Alicia García

 

Aceptémoslo, ¿quién no ha sentido el fin del mundo después de terminar una relación con ese alguien que se quiso tanto? Creo que todos hemos pasado por esa dolorosa etapa del final de una relación cuando la música termina, cuando el baile finaliza, cuando las luces se apagan. Todos hemos caído en esa espiral de incertidumbre y desconsuelo en donde nuestra vida cotidiana se ve trastocada por la realidad, por la cotidianidad sin esa persona que formaba parte de nuestros días. Todos hemos sentido el amargo beso de la soledad después del amor.

Pero no todo es malo, quisiera repetirles las sabias palabras que alguien alguna vez dijo: se necesita tener miedo para poder ser valiente. Lo mismo con el amor (o el no-amor), precisamos sentir la tortura del desamor para poder salir victoriosos de él. Para todos aquellos bellos seres que creen que su vida acabó al terminar con el supuesto amor de su vida, déjenme spoilearles el final: no lo es, ni morirán, ni se terminará el mundo, su vida como la conocían hasta ese momento sí terminó, pero esa es la parte emocionante.

Nuevos inicios, nuevas historias, nuevos amores están por venir. Y no lo digo sólo para endulzarles el oído (¿o los ojos?) sino porque es cierto. Debemos recibir las nuevas buenas con los brazos y con el corazón abiertos porque de lo contrario lo nuevo que puede llegar a nuestras vidas lo dejaremos pasar por seguir encerrados en el dolor. Es totalmente cierto, y sano, que debemos pasar por la etapa de duelo pues a fin de cuentas una ruptura amorosa es algo que concluyó y debemos despedirnos de la manera que mejor nos acomode, sin embargo no deberíamos extendernos en esa parte de nuestras vidas porque corremos el riesgo de quedarnos más del tiempo debido.

Llóralo, escríbelo y después quémalo, cántale, medítalo o haz lo que sea necesario para que logres cerrar ese capítulo de tu existencia, todas las formas (en las cuales no te lastimes ni lastimes a otros) son válidas. Necesitamos externarlo de una forma u otra porque sino nuestro cuerpo lo hará de una manera poco favorable como enfermedades o malestares físicos: dolor de cabeza, dolor de estómago, agruras, etc. No es sano dejarlo dentro de nosotros, lo ideal es conocernos para saber cuál es la mejor forma de pasar el mal trago.

Por eso es tan importante aliviarnos pronto, por que las oportunidades llegan y es de valientes saberlas aprovechar. He visto a muchas personas rechazar nuevas oportunidades por miedo a lo venidero y no hay peor oportunidad que la que no se aprovecha. Con esto tampoco te digo que te avientes o aceptes cualquier cosa que pase frente a ti o que aceptes algo que no te haga sentir feliz, pero sí te recomiendo que te sueltes el chongo un poco y te aventures a probar nuevas experiencias. Ahora transitarás por la etapa en que todo es nuevo para ti porque tú eres una persona nueva. Eres una persona diferente a la que eras antes de terminar tu relación por lo que verás con ojos nuevos todo lo que te rodea. A lo mejor descubres que hay otros lugares a los que te gusta ir, que hay libros que nunca leíste y ahora te encantan, que hay mas sabores de bebidas más allá de las que siempre pedías, hay miles de cosas nuevas por descubrir. El lienzo es tuyo y esta en blanco de nuevo. ¿da un poco de miedo cierto? Pero también es una oportunidad bella y única para descubrir los colores que le van mejor.

Ahora bien, debemos abrirnos a los cambios de aire, de rumbos o de cualquiera que nos haga dichosos y plenos y que a la vez nos ayude a reconectarnos con nosotros mismos. Este artículo puede tratar sobre las maravillas de encontrar otra persona, un nuevo amor, un nuevo amante, un nuevo amigo… pero el verdadero amor que se reconquista después de una ruptura amorosa, es el amor que le damos a nosotros mismos. Este amor es el más adecuado, gentil, perpetuo o complicado que podemos conseguir porque es el que más nos cuesta dar. Al estar con otra persona volcamos todo nuestro amor y cuidado en esa otra persona que nos acompaña pero cuando nos quedamos solos nos olvidamos de darle ese amor y cuidado a la persona con la que nos quedamos que somos nosotros. Además, “quedarnos solos” es tan relativo porque yo nunca me considero sola al estar conmigo misma, compadezco a los que están solos aún en su compañía porque no se tienen ni a ellos mismos.

Descubre-te, ama-te, vive-te y haz cualquier cosa que empiece y termine contigo porque de esta forma estarás listo para todo lo que esta por venir, para todo lo que el universo tiene para compartirte. No podemos pedir amar a otra persona si primero no lo hacemos a nosotros mismos. Amar es la mejor aventura de todas y no todas las personas se atreven a probarlo por eso de verdad deseo que el mal trago pase pronto y así puedas descubrir nuevos universos, nuevas personas, nuevos amores pero sobre todo, a un nuevo y mejor tú.


Imagen: https://www.tumblr.com/search/if%20you’re%20a%20bird%20i’m%20a%20%20bird

 

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.