¿Quién es Atticus Finch?

Por Teolinca Velázquez

 

Estimados lectores, hace unos días me encontré en Tumblr con una descripción de Atticus Finch, personaje principal de la novela y película Matar a un Ruiseñor escrita por Harper Lee, que llamó mucho mi atención: “Atticus sabe que perderá su primer caso en la corte, pero decide hacerlo basado en un ideal. Él tiene un sueño por el futuro en el que cada uno sea tratado igualitariamente. Él cree que todos merecen justicia.” (Charitysplace,(3/06/14) To Kill a Mockingbird: Atticus Finch (INFJ) en Funky MBTI in Fiction. Extraído de http://funkymbtifiction.tumblr.com/post/87700017094/to-kill-a-mockingbird-atticus-finch-infj

Después de leer ese post sentí la necesidad de revisar el material que alguna vez guardé sobre esa obra literaria. Así que revisé algunos capítulos del libro y vi la película reflexionando un poco acerca del personaje principal, ¿qué representa Atticus Finch? Cuando se le cuestiona su decisión de defender a un hombre a quien la ley sin duda inculpará, Atticus nos dice: “Si no lo hiciera no podría llevar mi cabeza en alto (…) que hayamos sido vencidos cien años antes de empezar no es razón para que no intentemos ganar.” (Lee, Matar a un Ruiseñor). Para mí, Atticus representa un ideal que a pesar de todo ataque externo no se deja morir. Significa la razón por la que empecé a escribir.

La lucha por el cambio social no solamente se ve traducida en tomar las calles o hacer consignas, aunque también éstas son formas de luchar, pero Atticus Finch nos enseña una lucha más sutil, nos enseña que: “El verdadero coraje es cuando sabes que estás vencido antes de comenzar pero de igual manera empiezas y lo llevas a cabo sin importar qué” (Lee, Matar a un Ruiseñor).

En tiempos como estos, después de tanta represión histórica, los que nos animamos a hacer algo por la justicia, a luchar por lo que debería ser, recibimos comentarios, acusaciones: “¿Para qué lo haces? ¿Qué ganas? Tantos lo han hecho y han perdido hasta la vida ¿Tú qué diferencia puedes hacer? Te van a hacer daño.” Atticus nos da la respuesta a todos esos comentarios que pueden mermar un espíritu de lucha: “Sólo mantén la cabeza en alto y esos puños hacia abajo. Sin importar lo que te digan, no dejes que alteren tu paz. Intenta luchar con tu cabeza por un cambio.” (Lee, Matar a un Ruiseñor).

Así, a lo largo de la historia este personaje nos enseña que una lucha de espíritu es también una lucha permanente, porque el traje de héroe no es una ropa que uno se ponga o se quite, lo que hace al  héroe o heroína son sus principios y valores, los cuales se llevan cada día sin haber un sólo momento en que nos separemos de ellos. El traje termina siendo nuestra piel, nuestra mente, nuestro corazón. Citando aquella canción cantada por Ricky Martin: “Más allá de toda gloria del orgullo y el valor, el poder de un héroe está en su corazón.”


Imagen: http://ethicsstupid.com/wp-content/uploads/atticus-finch.jpg

Comentarios

Comentarios