¿Qué pasa si el presidente renuncia?

Por Fernando Hernández

 

Como secuela de los sucesos de Ayotzinapa y a causa del descontento social con la actual administración federal, una gran cantidad de personas en México y el mundo demandan la renuncia del Presidente de México, Enrique Peña Nieto. Los dos personajes que más pugnan actualmente por este acto, son: el senador panista Javier Corral y el ex diputado por el extinto Partido del Trabajo, Gerardo Fernández Noroña.

¿Qué pasaría si esta propuesta se hace realidad?

Para empezar, el artículo 86 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala: “El cargo de Presidente de la República sólo es renunciable por causa grave, que calificará el Congreso de la Unión, ante el que se presentará la renuncia.” El problema en este sentido es que la Constitución no especifica qué causas serían consideradas como graves, lo que generaría controversia a la hora de la calificación del Poder Legislativo.

En segunda; el artículo 84 señala: “En caso de falta absoluta del Presidente de la República, en tanto el Congreso nombra al presidente interino o substituto, lo que deberá ocurrir en un término no mayor a sesenta días, el Secretario de Gobernación asumirá provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo. En este caso no será aplicable lo establecido en las fracciones II, III y VI del artículo 82 de esta Constitución.

Cuando la falta absoluta del Presidente ocurriese en los dos primeros años del período respectivo, si el Congreso de la Unión se encontrase en sesiones y concurriendo, cuando menos, las dos terceras partes del número total de los miembros de cada Cámara, se constituirá inmediatamente en Colegio Electoral y nombrará en escrutinio secreto y por mayoría absoluta de votos, un presidente interino, en los términos que disponga la Ley del Congreso. El mismo Congreso expedirá, dentro de los diez días siguientes a dicho nombramiento, la convocatoria para la elección del Presidente que deba concluir el período respectivo, debiendo mediar entre la fecha de la convocatoria y la que se señale para la realización de la jornada electoral, un plazo no menor de siete meses ni mayor de nueve. El así electo iniciará su encargo y rendirá protesta ante el Congreso siete días después de concluido el proceso electoral.

Si el Congreso no estuviere en sesiones, la Comisión Permanente lo convocará inmediatamente a sesiones extraordinarias para que se constituya en Colegio Electoral, nombre un presidente interino y expida la convocatoria a elecciones presidenciales en los términos del párrafo anterior.

Cuando la falta absoluta del Presidente ocurriese en los cuatro últimos años del período respectivo, si el Congreso de la Unión se encontrase en sesiones, designará al presidente substituto que deberá concluir el período, siguiendo, en lo conducente, el mismo procedimiento que en el caso del presidente interino.

Para que los ciudadanos hubiesen tenido la posibilidad de elegir a un candidato, la renuncia del actual presidente hubiera tenido que ocurrir antes del 1 de diciembre del año pasado, fecha en la cual terminaron los dos primeros años de gobierno.

Entonces, ¿qué sucedería si Enrique Peña Nieto renunciara después del 1 de diciembre de 2014? El Congreso de la Unión tendría qué designar a un Presidente que concluiría el período restante.

Al unir las dos cámaras, se obtiene un número de 628 legisladores (500 diputados y 128 senadores), de los cuales, en la LXII Legislatura, 264 eran del PRI (212 diputados y 52 senadores) y 152 del PAN (114 diputados y 38 senadores). Con la suma de legisladores de estos dos partidos (416), prácticamente se alcanzan las dos terceras partes del Congreso de la Unión, necesarias para la elección del sustituto.

¿Realmente haría una diferencia que renunciara el actual presidente para que entre el PRI y el PAN eligieran a un sustituto? Independientemente del resultado, esto generaría desestabilización política, económica y social en nuestro país.

Lo ideal sería que los mexicanos nos informáramos más y mejor antes de lanzar una demanda de este tamaño. La desinformación de los medios de comunicación no es excusa, basta con ir a una biblioteca, a una librería, o al mismo internet, para consultar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 


 

La imagen fue obtenida de: http://www.animalpolitico.com/2012/12/inicia-sesion-para-toma-de-protesta-de-pena-nieto/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.