¿Qué nos está pasando?

Por José Barbosa

 

“Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas” 
Mario Benedetti

Es triste el darse cuenta de la realidad, a veces uno intenta creer que todo puede tener solución y por supuesto que existen muchísimas posibilidades, pero las personas lo hacemos casi imposible. El mundo está de cabeza y no sé qué está pasando con la gente y su forma de “resolver” los problemas ya que es claro que algo está mal o a caso ¿ya llegó el Apocalipsis? Jajaja… La verdad esta pregunta sólo fue una broma, pero no está de más establecer la siguiente: ¿Qué nos está pasando?

Queridos lectores; la gran mayoría de las personas que analizan y observan estas humildes líneas son jóvenes y les pido a todos ustedes que hagamos conciencia de lo que ha estado pasando en nuestro país, naciones vecinas y en otros continentes. Recordemos que los jóvenes somos mayoría en estos últimos tiempos y podemos dar una mejor solución a los problemas que han venido atacando nuestros intereses, pero sobretodo, el tomar la responsabilidad para salvaguardar y establecer la seguridad de nuestros semejantes, sobretodo de nuestra ciudadanía.

Los jóvenes así como los ciudadanos de las naciones (por generalizar el punto), somos la clave de decisión y de fortalecimiento para sembrar nuestra semillita y empaparnos de conocimiento para llevarlo a cabo. Ya que, es la idea de una nueva generación de cambio. Un ejemplo muy claro de crítica social y política, somos nosotros hacia los mismos mexicanos.

Cómo había mencionado en el texto “Mejoremos la visión política”, el interés mismo y la participación es muy baja, ya que muy pocos suelen tomar conciencia acerca de los derechos y obligaciones que también conllevan a una buena sociedad y por ende la mejora del sistema político. En este caso no es culpa de los gobernantes, sino de la apatía de los mismos ciudadanos. Pero está muy padre echarle la culpa al gobierno siempre de lo que pase en el país, sea bueno o sea malo. Pero no, siempre se quejan de lo malo que ocurre.

Esto pasa por la falta de interés en la política y la participación. Muchos se interesan, pero no hacen nada y es que hay un desencanto social y político en México brutal. Puede parecer que no hay alguna contribución en común, porqué unos piensan una cosa, otros otra… Y se termina en un círculo vicioso meramente complejo por la distorsión de los partidos políticos y de las ideas mismas de los ciudadanos a lo largo de los años, y de cómo se han estado llevando las riendas de nuestro país.

Debe de existir un punto medio, en donde los mexicanos dejen de sentir ese odio y apatía hacia las instituciones de gobierno y a los partidos políticos. Tomar acción en la información, dejar de criticar todo lo que hacen nuestros gobernantes, pero sobre todo, dejar de criticar lo que hace el vecino o lo que no estamos haciendo bien con nuestras vidas. Este último punto es primordial, porqué todo empieza desde ese contexto.

Las críticas de nosotros hacia nosotros es lo más común que hay, y es que siempre hay que envidiar o está muy padre el quejarse de todo lo malo que nos pasa. Sea en un contexto nacional en base a la política o en un interés personal.  Hay que mejorar uno como persona, informarse y educarse, no estar criticando todo lo malo que ven en televisión o que llegan a leer en periódicos amarillistas.

El amarillismo está bien fundamentado para personas que carecen de criterio propio por el mismo hecho de la falta de información y nuevamente los mexicanos atacándonos entre nosotros mismos. Está claro que somos masoquistas o en su defecto; “malinchistas”… Tomamos acción o criticamos otros sistemas políticos  pero no le echamos ganas en salir hacia adelante como sociedad mexicana.

Trump se ha vuelto viral en estos últimos meses, primero por las elecciones y en estos días por su toma de posesión a la presidencia de los Estados Unidos de América, y la verdad no es un tema que me amerite demasiada atención y a la vez es de suma importancia, pero personalmente no quisiera tocar este punto por ahora, ya que está claro que los mexicanos se preocupan demasiado por lo que nos pueda llegar a afectar con este personaje en la presidencia de nuestro “mayor aliado comercial”.

Como en todo hay pros y hay contras. Hay que preocuparnos por lo que está pasando ahora en nuestro país ya que es preocupante que apenas haya iniciado 2017 y los ciudadanos quieren que el  presidente Enrique Peña Nieto renuncie a su cargo. La verdad me parece un tema de interés porque no ha sido un personaje que amerite un gran aplauso del pueblo, pero no están justificadas las acciones que han tomado en respuesta por la Reforma Energética y el dichoso gasolinazo.

El robar y hacer actos de anarquismo (vandalismo), estos actos son eso: delincuencia. Misma que queremos mitigar por la mala gobernanza y corrupción de los políticos mexicanos, pero si nosotros mismos atacamos a nuestros semejantes e intentamos resolver los problemas de la misma manera, no va a pasar nada en lo absoluto, haya sido un complot del gobierno para que pareciese que fuimos el mismo pueblo los que iniciamos estos actos.

De algo sí estoy seguro 100% las decisiones las tomamos las personas, y como ya lo he mencionado antes, comienza desde la educación en casa y el saber hacia dónde vamos como soberanía.

Hay que tomar la cresta del asunto y dejar de lado esa apatía gubernamental y falta de legitimidad que es evidente entre los mexicanos y dedicarnos a cumplir también nosotros con las funciones vitales y mejorar como sociedad, ayudarnos entre nosotros, propiciar nuestra misma economía y dejar de beneficiarnos con productos extranjeros, impartir justicia y si no somos escuchados exigirla pero no al grado de llegar a la violencia. Los mexicanos somos muy capaces, sólo hace falta encontrar la manera de tomar las mejores decisiones para que no nos sigamos preguntando ¿Qué nos está pasando?


Imagen: http://miescaparate.com.mx/wp-content/uploads/2015/02/jovenesdudas.jpg

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.