¿Qué festejamos en el Día del Niño?

Por Arianna Carli

 

Acabamos de festejar el día del niño y esto trae consigo algunas preguntas: ¿Quién es el niño mexicano? ¿Cuáles son sus anhelos y aspiraciones? ¿Cómo ve él esa dura realidad que vivimos el resto de los mexicanos?

Mucho ha cambiado en menos de treinta años. Hoy la mayoría de los padres en nuestro país no permiten que sus hijos salgan a jugar a la calle como ellos solían hacerlo cuando tenían la misma edad. Desde que yo era niña mi mamá no me dejaba salir sola porque comenzaba la época de los “roba chicos”, lo cual causó cierto temor en los padres mexicanos de los 90. Desafortunadamente, muchos hemos crecido sobreprotegidos por la situación que se ha vivido en nuestro país desde hace años.

En un país tan problemático como el nuestro, en el que la violencia es tema cotidiano, ¿dónde quedan los niños? Hace un tiempo leí que existen muchos casos de niños mexicanos que desean ser narcotraficantes cuando crezcan porque se han enterado que de esa forma pueden tener altos ingresos económicos. Esto está mal en muchos niveles y debería de preocuparnos a todos, especialmente porque nos demuestra que para algunos mexicanos la criminalidad de nuestro país ya es algo normal y aceptable, incluso a veces admirable, y esta visión de la realidad se está transmitiendo también a los más pequeños. Debemos alarmarnos si los niños de México están creciendo con la idea de que esto es normal. Otro aspecto que me llama la atención de esta situación es lo que ha terminado siendo el fin último y el valor más importante para muchos dentro de esta sociedad: el dinero. Si el dinero está arriba que cualquier otra cosa, ¿qué podemos esperar de nuestro país y de nosotros mismos?

Sin embargo, el problema no es así de simple; no es solo una cuestión de falta de valores. En México la falta de acceso a la educación y la calidad de la misma son problemas serios. En 2008, más de 357 mil niños y niñas entre 5 y 11 años de edad no asistían a la escuela, principalmente debido a la pobreza y al trabajo infantil; UNICEF estimó en el año anterior que 556 mil niñas y niños entre los 5 y los 11 años trabajaban en nuestro país. Sin lugar a dudas este panorama ha logrado desesperanzar a gran parte de la población infantil, lo cual en ocasiones resulta en que ésta termina optando por un camino “fácil” que no es siempre el camino correcto.

En México, había 11.6 millones de niños en el año 2009 y de estos el 61.2% se encontraba en condiciones de pobreza patrimonial y el 27.4% en condiciones de pobreza alimentaria. Además una parte importante de la población infantil se encuentra en situación de calle.

A más de cincuenta años de aquella famosa película de Luis Buñuel, los niños mexicanos que viven en las calles siguen siendo “los olvidados”. A veces creemos que con dar limosna ayudamos al niño de la calle, sin embargo esto es solo un paliativo; es saciar el hambre de hoy sin pensar en el mañana que le espera a esa persona. Es evitar buscar las raíces de un problema que es mucho más complejo de lo que solemos creer.

Siendo México un país tan desigual, es casi imposible responder a la pregunta inicial de este artículo: ¿Quién es el niño mexicano? No podríamos retratarlo de manera fiel, pues basta con decir que en la mayoría de los aspectos no podemos comparar a un niño que vive bajo un puente, con uno que vive en una mansión en Las Lomas, simplemente porque sus contextos son tremendamente distintos. Sin embargo, los niños son niños, sea cual sea su situación. A un niño le gusta jugar, aprender e imaginar, sentirse protegido y querido. El niño, cualquiera que sea su origen o su clase social, debe tener cubiertas sus necesidades y es esto a lo que debemos aspirar: a poder ofrecerle una realidad así a todos los niños mexicanos.

Así que, en el día del niño, además de festejos y regalos, habría que preguntarnos: ¿Qué país le estamos dejando a las futuras generaciones? La responsabilidad recae en todos, seamos o no seamos padres, nos dediquemos o no al sector de la educación o a alguna organización dedicada a la infancia. Sea lo que sea que hagamos tenemos una obligación compartida con nuestros gobernantes de crear un futuro mejor para el niño mexicano.

 


 

Comparto una investigación interesante realizada por Ednica sobre los niños y adolescentes en situación de calle:  http://ednica.org.mx/files/SITUACIONESDECALLE%20B.pdf

Las cifras mencionadas en este artículo fueron obtenidas de Unicef: http://www.unicef.org/mexico/spanish/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.