Profesión de alto riesgo: el periodismo

Por Gilberto Cornejo

Paco Fuentes, reportero de El Gordo y La Flaca, sufrió violencia durante el ejercicio de su labor: mientras entrevistaba a Eduardo Yáñez en una alfombra roja, recibió una cachetada por parte del actor por cuestionar la relación que mantiene con su hijo, el cual lo acusó de ser un mal padre, drogadicto, entre otras cosas. Naturalmente los memes no se hicieron esperar y la imagen de Yáñez se volvió durante el mes de octubre en la favorita para ser usada con fines de humor en el ciberespacio. Esta situación, sin embargo, también permite reflexionar sobre un hecho poco visibilizado: la violencia a la que se enfrentan quienes se dedican al periodismo.

Si bien podría pensarse que la violencia es un hecho únicamente sufrido por los miembros de la prensa rosa, no hay nada más alejado de la realidad. El lunes 16 de octubre la periodista maltesa Daphne Caruana Galizia murió tras explotar su coche (El País, 2016). La situación parece apuntar a que varios miembros de la alta esfera política de Malta podrían estar involucrados en el incidente, pues ella fue una de las principales piezas en la investigación que mostraba los vínculos del gobierno en el caso de los Panama Papers. Anteriormente, Caruana había reportado recibir amenazas de muerte. Por su parte, el actual primer ministro Joseph Multa ha denunciado el acto y lo calificó como “un día negro para nuestra libertad de expresión y democracia” (Idem).

Es aquí cuando el debate se enciende, ¿hasta dónde deben llegar los periodistas en su afán de comunicar la verdad (ya sea periodismo de investigación o con fines de entretenimiento)? ¿Deben oponerse a los regímenes políticos a pesar de poner en riesgo su vida o la de los demás? Uno de los casos más polémicos en este tenor es el del joven Edward Snowden, quien en junio de 2103 decidió filtrar información clasificada a los periódicos The Washintgton Post y The Guardian que comprometió la  misión de muchos agentes estadounidenses que trabajaban en labores de inteligencia a lo largo del mundo (El Universal, 2017).

Y es que para algunos el periodismo debe de tener límites. El Estado participa en una serie de labores de negociación e inteligencia, la cuales van en consonancia con su seguridad y su interés nacional. Para muchos, estas labores políticas deben de estar en manos de élites altamente calificadas para que tomen las mejores decisiones, amén de que estas al ser representantes del leviatán buscan satisfacer el contrato social entre la sociedad y el ente político-jurídico denominado Estado. Por ello, en labores que son delicadas y están confiadas a los tomadores de decisiones es mejor que la opinión pública no participe pues podría entorpecer estas labores (como el caso de Donald Trump twitteando sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte).

Además, para otro gran sector de la población en ocasiones los medios de comunicación no guardan el respeto que ellos exigen para sí mismos. Tal es el caso del atentado del 07 de enero de 2015 a las instalaciones de la revista francesa de sátira Charlie Hebdo, la cual había sido anteriormente (aunque sin éxito) blanco de ataques. En esa ocasión el papa Francisco declaró que la libertad de expresión debe tener límites, especialmente cuando afecta la fe de los demás. Sin embargo, al diario de sátira pareció no importarle y en su edición conmemorativa del aniversario del atentado decidió colocar en la portada un dios asesino, cuya ropa esta manchada de sangre, y que en la espalda carga un AK-47; para rematar, se puede leer como encabezado 1 an apres l’assassin court toujours.

Técnicamente en los regímenes democráticos, donde se brinda especial atención a los derechos humanos, es impensable se atente contra la libertad de expresión. Así, para el país que enarbola la libertad, la igualdad y la fraternidad ponerle un freno a la primera es imposible, aunque vaya en detrimento de la tercera. Por otro lado, en el caso Caruana Galizia se pondría en entredicho qué tan democrático es Malta a la luz de su asesinato. Y es que aunque a muchos no les agrade, uno de los principios fundamentales de la democracia  es la libertad en sus múltiples variantes: de expresión, pensamiento e imprenta.

De cualquier forma, esa misma libertad debería de presentar cierto respeto y por ende límites, en el momento en que esté poniendo en peligro la vida de terceros, como el caso de Snowden, favoreciendo la radicalización de ciudadanos, tergiversando información para favorecer los crímenes de odio, etcétera. Y es que la libertad de expresión es un derecho relativamente nuevo (inexistente durante el conflicto político-ideológico denominado Guerra Fría), lo que hace difícil su caracterización, por lo que situaciones como las protagonizadas por Yánez y Fuetes permiten iniciar el debate sobre el particular.

Para algunos las diferencias entre periodistas y gobiernos seguirán siendo una constante, especialmente por tener finalidades diferentes, pues mientras en teoría los servidores estatales buscan proteger los intereses del estado (o el régimen), los medios de comunicación buscan el lucro. Empero, si ambos solucionaran sus diferencias podrían apoyar en la creación de un mundo en paz, más seguro y próspero, en donde los ciudadanos no desconfiarían de sus sistemas políticos ni temerían ser víctima de las fake news y los procesos de desinformación tan en boga en estos días.


Fuentes de consulta:

El País, “Muere al estallar su coche una periodista que investigaba la corrupción del Gobierno maltés”, en El país [en línea]. Dirección URL: https://elpais.com/internacional/2017/10/16/actualidad/1508171781_570535.html [Consulta: 22/10/17]

Publimetro, “Eduardo Yáñez cachetea a reportero de ‘El Gordo y La Flaca’”, en Publimetro [en línea]. Dirección URL: https://www.publimetro.com.mx/mx/entretenimiento/2017/10/11/eduardo-yanez-cachetea-reportero-gordo-la-flaca.html [Consulta 22/10/17]

El Universal, “Espionaje, crimen contra el público: Edward Snowden”, en El Universal [en línea]. Dirección URL: http://www.eluniversal.com.mx/articulo/mundo/2017/06/20/espionaje-crimen-contra-el-publico-edward-snowden [Cosulta 22/10/17]


Imagen: https://pixabay.com/es/m%C3%A1quina-de-escribir-libro-port%C3%A1til-801921/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.