Premio Nacional de la Juventud 2014

Por: Nydia Fernández

En punto de la 1:30 de la tarde de hoy, 20 de noviembre del año en curso se inició la entrega del Premio Nacional de la Juventud 2014 en el Museo Nacional de Antropología.

Dicho premio,  es el máximo reconocimiento que el Gobierno de la República  entrega a los jóvenes como un estímulo al trabajo, dedicación, pero sobre todo, al espíritu de servicio que los caracteriza.

Veintidós historias de éxito, jóvenes que merecen ser reconocidos, ya que son un motor que inspira a los demás, a ser extraordinarios.

Después de recibir propuestas de grandes trayectorias, grandes propuestas y compromiso, se eligieron a los ganadores del Premio Nacional de la Juventud 2014, que demuestra que los jóvenes en México, tienen la esperanza de ver un país mejor, los galardonados están realizando acciones que destacan a los jóvenes mexicanos, quienes tienen un gran compromiso de transformar el presente de su país.

En este evento, se declaró que la Maestra Rosario Robles, desde la administración pública, seguirá impulsando que los jóvenes sean vistos como sujetos de derechos, y no como un sector vulnerable,  y por eso, la urgencia de una ley general de juventud, que asegure, ratifique y proteja los derechos de la juventud.

Emilio Chuayffet Chemor, Secretario de Educación Pública,  hizo entrega a los ganadores del año 2014, entre ellos:
María Ruiz Aguirre , Reynaliz Herrera Martínez, Carlos Cuauhtémoc Sánchez Gutiérrez, Pablo Soler Frost, Lucero Sebastiana Hernández.

Elizabeth Judid Vázquez Pérez, una de las galardonadas,  compartió cuán importante fue la fuerza de su madre para el desarrollo de su carrera y el emprender en la operación de los derechos humanos, que los jóvenes unidos, tienen el poder de cambiar para bien el país.

“Los jóvenes somos la esencia que mueve este México” declaró.

El Secretario de Educación Pública, reconoció la excelencia y perseverancia de los jóvenes galardonados y de cada mexicano, que con su imaginación, se está encausando al país con un esfuerzo sostenido, con tenacidad y se anteponen a la chispa del momento para lograr un futuro distinto, por lo tanto, gracias a este esfuerzo se hace posible contar con una oferta académica que responda al mismo tiempo a la amplitud de perspectivas e intereses de quienes están marcando el ritmo histórico del país, los jóvenes.

Invitó a todos los jóvenes mexicanos a no tener miedo de emprender, pues no importa la edad que se tenga, nunca se deja de aprender, y si no se arriesga, nunca se adquirirán las experiencias que nos enseñen qué camino debemos seguir, “Se pueden tener mil años, y seguir siendo joven” finalizó.

 En Ollin, queremos agradecer al IMJUVE por invitarnos a ser testigos de este magnífico e importante evento, estamos seguros que muchos jóvenes mexicanos se han inspirado en estas historias, y seguirán su camino llenos de ganas, fuerza y coraje para perseguir sus sueños.

Comentarios

Comentarios