¿Podemos percibir el mundo desde otros lugares? El sueño y la separación alma-cuerpo

Por Aura Pérez

“…creemos ser fieles a una imagen favorita, y en realidad somos fieles a un sentimiento humano primitivo, a una realidad orgánica primera, a un temperamento onírico fundamental.”
Gastón Bachelard

 

El sueño es algo que siempre interesa al humano, debido a que en él conoce un segundo mundo real, donde reinan fuerzas imaginantes del espíritu: las que se enarbolan ante la novedad y siempre tienen algo que describir; y las que profundizan en el ser, que no desean más que encontrar en él lo primitivo y eterno para comprenderse mejor. Por ello, los sueños nos ofrecen un medio profuso para vislumbrar con la interpretación de las imágenes que se muestran y que se ocultan en ellos -que va de la mano de un sentimiento íntimo con causa formal-, la raíz análoga de la solidez imaginativa  propia.

Ahora bien, los sueños están bajo sujeción de un principio filosófico médico antiquísimo y básico de los cuatro elementos materiales, que guardan estrechamente relación con los cuatro temperamentos orgánicos –de lo cual ya he escrito anteriormente-, mismo que nos lleva a afirmar que muchas veces un fallo biológico puede contener una verdad onírica transcendental. Esto nos permite entender por qué las bases del sueño las encontramos en las ideas sobre el alma, y por qué son múltiples los estudios que nos hablan de una separación momentánea de alma-cuerpo durante el sueño. Y es que más allá de lo que nos decía Schopenhauer acerca de que el drama metafísico es la afirmación con respecto a que la vida es sueño, debemos entender que tanto mujeres como hombres vivimos soñando, pues es en este estado donde se encuentra nuestra propia causalidad.

Así que, basados en esto y en la idea que nos dice que se sueña antes de contemplar, podemos aseverar que se puede conocer el mundo desde otros lugares. Por ello la importancia de inclinarnos al estudio o entendimiento de lo subjetivo, puesto que es ahí donde encontraremos inmersas las representaciones de la experiencia onírica que nos brinda el soñar, lo que innegablemente rige pasiones, creencias, ideales y a la filosofía de toda una vida / nuestra vida, debido a que las seguridades pertenecientes al corazón/alma con la ayuda de la capacitación de la vida que deja la experiencia, inversamente, hace que se comprenda existencia del universo/infinito por razón de la vida que damos a nuestra alma/corazón.


Imagen: fridakahlofans

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.