Para vivir en la eternidad

Por Alicia García

Quisiera comenzar lanzando al aire una cuestión que seguramente todos hemos pensado alguna vez ¿quién no ha soñado con vivir para siempre? Mark Zuckerberg es uno de tantos que ha apostado e invertido en la búsqueda de la eterna juventud. Con inversiones multimillonarias para vencer a la muerte, los que saben estiman que se volverá una realidad dentro de unos años, accesible a los bolsillos más generosos de algunos cuantos afortunados en el mundo. ¿Qué harían si pudieran vivir por siempre? Aunque personalmente, decir “siempre” siempre es demasiado tiempo.

Déjenme spoilearles algo sobre la vida eterna, la mala noticia es que aún no se ha descubierto la fórmula para vivir eternamente; la buena, es que hay formas de engañar al tiempo y poder vivir mucho más del que nuestro templo sagrado, aquel que llamamos cuerpo, nos puede proporcionar. Si cambiamos la percepción y no nos limitamos a querer vivir eternamente a través de nuestro cuerpo, existen muchas formas más de poder alargar nuestra vida en este mundo. Somos tan capaces como cualquier otro de sobrevivir aun cuando nuestros restos descansen en la tierra. La mejor noticia, podemos seguir vivos aún después de caducar.

Para poder explicarme mejor, permítanme citarles una frase dicha en la película de Gladiador: “What we do in life, echoes in eternity” (Máximo Décimo Meridio, 2000), su equivalente en español sería algo como “lo que hacemos en la vida, tiene su eco en la eternidad”. ¿Entienden un poco mejor a lo que me refiero? El Gladiador lo ha dicho fuerte y claro, todas nuestras acciones tienen cabida en la eternidad. Aunque nosotros pasemos de este mundo y nuestra estancia fugaz en él termine, todo lo que hayamos hecho y dejado de hacer serán eternos. Por eso creo que es tan importante impactar positivamente a los que nos rodean mientras aún tengamos tiempo en esta tierra.

Para empezar, nuestra vida es efímera y nuestro tiempo está contado. Algunos disponemos de más vida mientras otros tendremos menos sin embargo lo realmente importante es saber utilizarla. Lejos de la concepción de aprovechar nuestro tiempo en este mundo hedonistamente, me refiero a saber aprovecharlo creando cosas bellas a nuestro alrededor, dejando alguna huella en las personas pero sobre todo regresar un poco de todo lo bueno por lo que podemos agradecer. Alguna vez leí que nuestra vida se mide por lo que pudimos hacer en ella, en pocas palabras por todos aquellos a los que ayudamos. Me pareció un argumento un tanto duro pero creo que su esencia es muy hermosa y pertinente ya que vamos por la vida en el tren del disfrute total y no nos detenemos a ver todas las oportunidades que tenemos de hacer algún bien, por pequeño que sea, a alguien más.

Ahora bien, ayudar a alguien no significa sacrificar nuestro dinero en caridad o alguna idea retorcida sobre lo que significa ayudar o cualquier otra cosa que nos han hecho creer, hay muchas formas de hacerlo y todas valen. Desde donar un poco de nuestro dinero hasta invertir tiempo en alguna causa, todo eso es contribuir con otros, llámense personas, animales o planeta.

Para poner las cosas aún más claras, podemos contribuir a hacer de éste un mundo mejor enseñando algo que ya sepamos hacer a otras personas que lo necesiten, por ejemplo leer. Tal vez para ti que estas leyendo este artículo en el blog de Jóvenes Construyendo leer sea la cosa más obvia y básica, sin embargo el hecho de que puedas estar leyendo estas líneas ya es una gran fortuna y un gran privilegio al que no todos tuvieron acceso porque nunca tuvieron la oportunidad de aprender algo tan fundamental como leer y escribir. Así que ese puede ser tu granito de arena al mundo y a las personas que lo necesitan. Existen muchos voluntariados donde puedes ofrecerte a utilizar un poco de tu tiempo en cambiarle la vida a alguien así, abriéndole el mundo y las posibilidades al entender cómo se mezclan las letras para formar palabras y que esas palabras después se convierten en ideas y esas ideas puedan materializarse en acciones.

Otra forma en que podemos ayudar a otros y a nosotros mismos es dejando un impacto positivo en el espacio que ocupamos en el brevísimo tiempo que estamos sobre la Tierra. La realidad es que en el tiempo que pasamos en ella la destruimos de manera vertiginosa en comparación al tiempo que le tomó formarse, por eso deberíamos partir de este mundo dejándola lo mejor posible, haciendo que nuestro paso no sea destructor sino creador. Plantar árboles, cuidarlos y regarlos después es una bella forma de dejar hijos en este mundo. Reutilizando materiales y desechos o cuidando el agua que utilizas diariamente son otras formas de echarle la mano al planeta. Involucrarte en el cultivo responsable creando tu propio huerto urbano o disminuir tu consumo de carne a la semana son pequeñas acciones que sí contribuyen a darle un respiro al planeta en el que vivimos.

Creo fervientemente que es así como mediante las acciones que hacemos hoy seguimos viviendo en el mañana. Para vivir eternamente debemos vivir a través de nuestras acciones, vivir a través de todos aquellos a los que ayudamos o les dejamos algo valioso, vivir a través de lo que creamos y construimos, de las ideas que sembramos en los demás. Porque puede que mucho tiempo después de haber terminado nuestro tiempo en esta tierra, el árbol que sembramos sea alto y fuerte y siga en este mundo y nosotros a su vez viviendo a través de él. O tal vez las personas a las que enseñamos a leer y escribir también hayan enseñado a otros y así se forme una cadena de enseñanza la cual nos permita vivir a través de esas personas a las que alguna vez ayudamos a cambiar su vida, a vivir mediante las semillas que dejamos en otros y tiempo después también les toque florecer y dar frutos a alguien más.


Gladiator Quotes: Pass the “epic” test. Movie Quotes and More. Recuperado de http://www.moviequotesandmore.com/gladiator-quotes/


Imagen: http://www.lagaceta.com.ar/nota/608677/la-gaceta-literaria/que-eternidad.html

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.