Oscar 2016

Por Brandon Ramírez en colaboración con Santiago Ramírez

Me es difícil pensar en algún conocido que no disfrute de una buena película de vez en cuando. El cine, más allá de su faceta como industria, no deja de ser un medio de expresión artística que suele generar largometrajes memorables, y que trascienden generación a generación como testigos de una época, como una pintura, un tipo de música o los edificios que nos rodean, y nunca está de más hablar de uno de los grandes eventos que se generan en torno al mismo.

Aún faltan un par de semanas para la entrega de los premios Oscar, pero me pareció un buen momento para hablar del tema. En buena parte, porque anualmente participo en una quiniela sobre esta premiación, y justo me encuentro llenándola; aunque tristemente para mí nunca he ganado, no deja de hacerla más interesante.

Debido a que no soy un gran conocedor del tema, pedí a Santiago su ayuda para escribir este texto:

Los premios Oscar siempre atraen la atención de cierta parte del público, y este año no ha sido la excepción. Empezando por la polémica generada por parte de la Academia al no haber nominado a ningún actor afrodescendiente, hasta la curiosidad de saber si Leonardo DiCaprio podrá ganar su primer Oscar, y qué filme se llevará el tan anhelado premio a mejor película.

Pero vamos por partes. Por segundo año consecutivo la Academia no nominó a ningún actor afrodescendiente, lo que ocasionó que personas como Jada Pinkett Smith, Speek Lee y Chris Rock (éste último encargado de dirigir la ceremonia de los Oscar 2016) han denunciado racismo y falta de pluralidad por parte de quienes generan las nominaciones.

A título personal, el actor que tuvo que estar nominado era Idris Elba por “Beasts of No Nation”, donde demuestra una actuación brutal e impresionante. Sin embargo, no fue olvidado del todo: ganó el Premio de Sindicato de Actores a mejor actor de reparto, donde curiosamente no estaba nominado Sylvester Stallone. Otros actores que tampoco fueron considerados son Will Smith por “Concussion”, Samuel L. Jackson por “The Hateful Eight”, Michael B. Jordan por “Creed” y Jason Mitchel por “Straight Outta Compton”.

Por otro lado, uno de los momentos que más expectativa genera es saber quién ganará el premio a mejor actor, categoría en la que Leonardo DiCaprio por “The Revenant” y Eddie Redmayne por “The Danish Girl” son los favoritos para llevarse la estatuilla. Éste último, fue ganador del Oscar el año anterior por “The Theory of Everything” y ahora podría obtener su segundo galardón consecutivo por darle vida a la pintora Lili Elbe, la primera mujer transexual en someterse a una cirugía de cambio de sexo. Muchas veces este es el tipo de actuación donde la Academia premia a los actores, debido a que interpretan un papel del sexo opuesto o porque se someten a un gran cambio físico. Más allá de eso, Eddie Redmayne realizó un gran trabajo. Sin duda un papel que le puede arrebatar el Oscar a Leonardo DiCaprio, el favorito de muchos.

Se han hecho tradición las burlas a DiCaprio al no haber conquistado este premio en toda su carrera; en nuestro país, su caso es similar, en el fútbol, al del equipo Cruz Azul, blancos de memes y bromas por sus años sin un título, a pesar de jugar torneos en que merecerían haberse alzado con el triunfo. Pero, dejando atrás sentimentalismos porque nunca le han dado el Oscar, así como esa tristeza que algunos tuvimos porque murió en Titanic (todos sabemos que Jack y Rose cabían en la madera y ésta hubiera seguido flotando, en el programa MythBuster lo demostraron), hay que ser objetivos a cerca de su actuación en “The Revenant”, en la cual nos presenta un gran trabajo. Algo a destacar es que, pese a que casi no tiene diálogos, logra comunicarse de manera excelsa a través de gestos. Su actuación es digna del Oscar, nunca mejor dicho.

Si Leonardo DiCaprio no gana, habrá grandes decepciones y muchas burlas. Pero, tampoco sería novedad, ha habido actores con mayores nominaciones y que tampoco obtuvieron el Oscar a mejor actor. Un claro ejemplo es el de Peter O’Toole, que obtuvo 8 nominaciones y nunca lo ganó. Fue la Academia la encargada de premiarlo con el Oscar Honorífico en el 2002. También está el caso de Richard Burton con 7 nominaciones, de las que no obtuvo ningún triunfo.

Finalmente, la pregunta del millón: ¿Quién ganará el Oscar a mejor película? Las nominadas son. “The Revenant”, “The Martian”, “Bridge of Spies”, “Spotlight”, “The Big Short”, “Room”, “Brooklyn” y “Mad Max: Fury Road”.

Está claro que “Room” y “Brooklyn” ganaron con estar nominadas, realmente ese es su premio. Ahora, tenemos a “Bridge of Spies”, “The Big Short” y “The Martian” que es muy probable que sean las perdedoras de la noche. Así mismo, “Mad Max: Fury Road” no fue nominada a mejor guión, lo que podría indicar que difícilmente sea la ganadora a mejor película, aunque no se descarta que sea “el caballo negro” de la noche.  Sin embargo, lo que sí es seguro es que se llevará más de un premio en los aspectos técnicos.

Finalmente “The Revenant” y “Spotlight”. La primera ya se llevó el Globo de oro y BAFTA a mejor película, lo que la posiciona como muy probable vencedora en la ceremonia de los Oscar. Mientras que Spotlight se ha llevado otros premios. A título personal, ésta última merecería ser la ganadora: el guión escrito por el director Thomas McCarthy es brillante, el ritmo que le dan los personajes a la película hace que te mantenga al filo de la butaca, las actuaciones son grandiosas, en especial la de Mark Ruffalo, con la que obtuvo una merecida nominación al Oscar y, finalmente, el tema político, social y legal que toca la película: pederastia que encubría la iglesia católica. Curiosamente en México la película Spotlight se exhibió con muy pocas copias, debido a una posible censura por el tema tan delicado que toca, y esto se hace aún más llamativo por la visita del Papa Francisco al país.


Imagen de  Alice Shen: http://www.mcgilldaily.com/author/aliceshen/?media=1

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.