Omer Goldman: Un nuevo icono del medio oriente

Tal vez muchos de ustedes han escuchado acerca de Malala, la chica paquistaní que luchó por su educación y sufrió el ataque de extremistas islámicos (talibanes) que no pensaban que ella, al ser mujer, tuviese dicho derecho.  Esta chica se ha convertido en todo un icono de la defensa de los derechos de las mujeres y, por supuesto, un gran modelo a seguir para todos los jóvenes del mundo.

Sin embargo, muy probablemente jamás has escuchado de otra gran mujer: Omer Goldman. Esta chica de origen israelita ha causado gran conmoción en los últimos años debido al fuerte movimiento que ella,  junto con otros jóvenes, iniciaron bajo el manifiesto en contra de la ocupación del territorio palestino y las crueles medidas que ha tomado el ejército de Israel.

Aunque el movimiento no es únicamente representado por ella, su caso ha sido de especial interés debido a que es la hija de Naftali Granot, un alto mando de una de las más conocidas agencias de inteligencia a nivel mundial: el Mossad.

Omer, junto con otros estudiantes de preparatoria, dio nuevos aires a un grupo que inició hace ya más de cuatro décadas, conocido como Schministim (que significa “estudiantes de doceavo grado”), que desde sus inicios mostró su descontento ante la situación que se presenta en Israel y los territorios ocupados.

Generación tras generación, el grupo de los Schministim expresa  su rechazo a participar en el ejercito israelí (el servicio militar es obligatorio para todos los israelitas, salvo aquellos que no profesan la religión judía), cumpliendo con la tradición de enviar una carta al gobierno, en la cual se expresa su convicción para en contra de utilizar violencia en contra del pueblo palestino.  La mayoría de las veces, dichas acciones terminan causando la detención de los estudiantes y su encarcelamiento durante distintos períodos de tiempo.

En el caso de Omer, ella estuvo varias veces en prisión, cumpliendo junto con sus demás compañeros, semanas o inclusive meses de encarcelamiento de forma intermitente; práctica que se realiza con los jóvenes hasta que cumplen los 21 años o hasta que de alguna u otra forma los logran ‘quebrar’.  Omer decidió tomar la decisión de oponerse cuando inició su experiencia con prácticas dentro del ejército. Ella, al ser hija de uno de los hombres más poderosos dentro de la institución de inteligencia israelita, siempre fue consciente de que participaría dentro del ejercito, al igual que su hermana mayor y la gran mayoría de sus amigos. Todo cambió cuando dentro de sus viajes de práctica visitó los territorios ocupados y fue testigo de cómo eran tratadas las comunidades palestinas.

Fue ahí mismo que participó en una protesta  en contra de un ‘punto de control’ que había sido injustamente establecido. En el mismo instante que los protestantes empezaron a realizar la demostración en contra del checkpoint, el ejército no dudó en dispararles con balas de goma; fue a partir de ese momento que Omer decidió que nunca participaría dentro de un ejército que realizara ese tipo de acciones.

A partir de 2008, año en que Omer firmó su carta al gobierno israelita, ha sufrido los costos de su decisión: ha sido atacada físicamente, sus amigos la evitan y su padre no ha querido tener contacto con ella. Sin embargo, ella sigue participando activamente en demostraciones y protestas, manteniéndose en pie ante una injusta situación que no parece tener fecha de término.

 

Twitter: @hectorini_

 

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.