No es miedo a AMLO, es congruencia e ideales

Por Ángel Arce

El deterioro que vive el sistema político mexicano – el presidencialismo omnipresente y omnipotente- que entre sus múltiples anomalías hace énfasis en la incongruencia entre el discurso y la acción privilegiando el populismo y la demagogia que ha conducido las acciones de un alto porcentaje del quehacer político mexicano, hoy abona indudablemente al deterioro y fase final de este sistema y de quienes lo representan. Siendo los partidos políticos el “foco” de infección del que emanan ante los ciudadanos las prácticas como el clientelismo y el corporativismo debido a la cultura priísta que se filtró lastimosamente en todos los partidos del espectro político mexicano, (si incluso lamentablemente al Partido de la Revolución Democrática en el que milito y hoy presenta una gran oportunidad para deshacerse de esas prácticas en una renovación que lo revitalice como un partido moderno, demócrata, activista y progresista de causas) la congruencia es un elemento difícil de encontrar en nuevas propuestas políticas, sobretodo en la del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).

El cinismo con que se conduce el Partido Revolucionario Institucional y la doble moral del Partido Acción Nacional, no es motivo de sorpresa, pues durante décadas han practicado la demagogia y la incongruencia política, sin embargo, en la actual coyuntura política nacional, el partido de Andrés Manuel López Obrador, podría bien ganarse el “Grammy” o el “Oscar” a la incongruencia política, aquí algunos ejemplos:

1.- “Mandar al diablo las instituciones”. Desde su primer campaña presidencial –de los 21 años que lleva en campaña- AMLO se ha caracterizado por sintetizar en adjetivos calificativos, sus posiciones políticas, entre ellas, la aversión a las instituciones del Estado que hoy, le otorgan 400 millones de pesos a su partido, el más reciente hecho, el pasado 9 de abril en el Monumento a la Revolución en donde atacó al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y al Instituto Nacional Electoral a un año y meses de la elección presidencial.

2.- A México lo controla la “Mafia en el poder”. Con la reciente declaración que tomó por sorpresa a propios y extraños (aunque los fanáticos devotos del mesianismo obradorista lo justifiquen con manipulaciones tecnológicas de video y audio) en donde López Obrador afirma que los amigos de sus amigos son sus amigos, en pregunta expresa de un reportero en Veracruz sobre la amistad de Alfonso Romo, empresario regiomontano con Carlos Salinas de Gortari, la recepción en demasía de priístas de todo el país en MORENA, parece reducirse a aquellos a quien no han rendido pleitesía al líder máximo de la salvación del país. Personajes como Manuel Barttlet artífice de la “caída del sistema en el 88” o senadores como Miguel Barbosa y Zóe Robledo (entre muchos otros) que le votaron prácticamente todo a Peña Nieto en el senado mexicano, incluye en el partido de la “Esperanza de México” no sólo al cabecilla de la mafia del poder sino aun séquito que bien, podría representar a una de las corrientes del priísmo con tintes guinda haciendo honor a su origen y posición política e ideológica.

3.- “El Pacto Por México es la razón de todos los males del país”. Si bien el Pacto por México incluyó al PRI y PAN además del PRD, los 121 acuerdos o puntos consensados en ese ejercicio político, la Reforma Energética no fue producto del mismo como lo afirma al unísono todo MORENA, el acuerdo entre diferentes en pluralidad como lo dicta la esencia de la política, generó importantes productos legislativos como la Reforma en Telecomunicaciones que hoy, tiene debilitado al duopolio televisivo, tal es el daño, que hoy Federico Doring diputado federal por el PAN, trata de re editar la Ley Televisa para revertir las consecuencia de una reforma demócrata. También, la pandemia en obesidad y diabetes que ataca a la sociedad mexicana, fue atacada con un impuesto en la Reforma Hacendaria a bebidas y comida chatarra que el priísmo trató de minimizar en las leyes secundarias a favor de los grandes corporativos, destacando la creación de la entidad número 32 en la Ciudad de México cuya primera constitución defiende el fortalecimiento de los derechos y libertades de los capitalinos hoy impugnada por PRI y MORENA. Todas las acciones positivas mencionadas, fueron impulsadas basados en su programa de acción, por el PRD.

El partido de Andrés Manuel López Obrador define la incongruencia y carencia de ideales, pues su accionar no confluye con lo que pregonan, para transformar al país y la política no se debe ni se puede profundizar en uno de los ejes que hoy merman el quehacer político. Una coalición de izquierdas en México sería lo ideal, sin embargo en el presente, MORENA no representa a una de esas izquierdas, por lo que el PRD por su herencia histórica junto a los movimientos de la sociedad civil como Ahora, bien podrían hacer representar nuevamente a esas izquierdas e impulsar un polo político ciudadano, que realmente represente un cambio de paradigma con un programa y plataforma progresista que se aleje del pragmatismo electorero y conservador del partido que aglutina a los “doctores” de la demagogia y el populismo mexicano.


Imagen: https://elincongruentemundodelpavo.wordpress.com/2011/07/31/%C2%BFsomos-incongruentes-por-naturaleza/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.