Necesitamos un mundo más sustentable

Por Nely Ortiz.

 

Para el fin del siglo XX el mundo había visto dos catastróficas guerras mundiales, el nacimiento de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y el mundo bipolar. Con el arribo de la globalización la opinión pública en general comenzó a notar el calentamiento global.

¿Qué pasaría si dejáramos de consumir energía emanada de los fósiles? ¿El mundo sería mejor?

El descubrimiento del petróleo en 1873 y su auge en el siglo XX modificó totalmente la estructura industrial, dio paso a una nueva era y este significó el cambio en la economía de muchos países en desarrollo, por ejemplo México y Venezuela, así como la consolidación de otros mayores productores como Estados Unidos y los Emiratos Árabes, de pronto la economía mundial se movía a través del “oro negro”, sin embrago el planeta  nos está pasando la factura por su uso excesivo, ya que los altos niveles de contaminación y por ende el cambio climático perjudican en niveles cada vez mayores la salud y el bienestar de la Tierra.

Como todos sabemos los recursos que nos ofrece la naturaleza son limitados, según el pico de Hubbert (Peak oil) ya se alcanzó el máximo nivel de producción de este hidrocarburo, varía el año dependiendo del país, el mundial fue en 2004 y ahora está en picada. Algunos especialistas consideran que nos faltan entre 40 y 70 años para que las reservas estén completamente agotadas.

PROBLEMAS POR EL USO DE COMBUSTIBLES FÓSILES

El efecto invernadero: es la capacidad que tiene la Tierra para retener calor, esto es debido a que los gases que hay en la atmósfera son trasparentes a la radiación solar, pero opacos a la radiación infrarroja emitida por la tierra, esto quiere decir que se retiene el calor entre la atmósfera y la tierra. Uno de los gases que permiten el efecto invernadero es el dióxido de carbono (CO2), la quema de combustibles fósiles provoca una mayor emisión de este, se ha duplicado desde principios del siglo XX, lo que provoca un exceso de temperatura o calentamiento global que tiene como consecuencia el conocido cambio climático. 

Por lo tanto, si hay más calor se derriten los polos y provocan el aumento del nivel del mar, se alteran los ciclos de lluvias lo que ocasiona sequías extremas que dañan la agricultura, cambios en las estaciones que afectan la migración de aves y otros animales, la combustión de combustibles fósiles libera gran cantidad de óxidos de azufre y nitrógeno que reaccionan con gases de la atmósfera, incrementando la acidificación del agua dulce y ocasionando lluvia acida.

Y si hablamos de los problemas sociales que representa la utilización de combustibles fósiles la lista incrementaría, el enorme desequilibrio social y las continuas luchas por zonas estratégicas petroleras, sobre todo en Medio Oriente, son algunas de las evidentes consecuencias que representa su uso.

CAMINO A LA SUSTENTABILIDAD

Estos problemas tienen un carácter antropogénico, ya que no es un deber sino una necesidad el que cambiemos la forma en la que vivimos y consumimos energía. Las energías renovables presentan la solución a nuestros problemas de contaminación y a la vez representaría la respuesta para cuando el petróleo deje de existir, nosotros ya tendríamos una sociedad con energía completamente renovable.

Las energías renovables son imprescindibles para afrontar el cambio climático y limitar sus efectos más perjudiciales, reducen la dependencia energética, son inagotables y además cuentan con un potencial de aprovechamiento mundial, mientras exista luz solar, aire, mareas y materia orgánica que pueda ser usada, puede contar con estás y ni hablar de un país como México que las tiene todas: energía eólica, energía solar, energía hidráulica o hidroeléctrica, la energía de la biomasa y biogás, la energía geotérmica, la energía mareomotriz, la undimotriz u olamotriz y las principales tecnologías como la solar fotovoltaica (aprovecha la luz del sol) y la solar térmica (aprovecha el calor del sol) o el bioetanol: combustible orgánico apto para la automoción que se logra  mediante procesos de fermentación de productos vegetales y el biodiesel: combustible orgánico para automoción, entre otras aplicaciones, que se obtiene a partir de aceites vegetales.

Como podemos ver, hay un sin fin de materiales y recursos que podemos aprovechar sin hacerle un mayor daños al ambiente, es una cuestión de iniciativa, si no hay demanda de combustibles fósiles entonces las compañías tendrían que dejar de producirlo. No será fácil porque existen demasiados intereses económicos de por medio, tan solo hay que ver las recientes declaraciones del presidente de la nación más poderosa del mundo, Donald Trump quien argumento que el cambio climático es un invento de los chinos y junto con una buena porción de la sociedad se encuentran en la negativa de hacer frente a este problema.

Necesitamos un poco de empatía con nuestro planeta, el cambio climático no es algo que solo afecte a unos, es un problema mundial, nos afecta a todos por igual, ricos o pobres.


Imagen: https://pixabay.com/es/alemania-turbinas-de-viento-energ%C3%ADa-1985055/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.