Mirando hacia adentro

Por Brandon Ramírez

 

Fuera de nuestras fronteras, últimamente se ha hablado mucho del discurso discriminatorio, pero a veces obviamos los problemas que tenemos en ese mismo tema al interior de las mismas.

Sin ir más lejos, hace una semana según lo refleja la encuesta de desigualdad y no discriminación por razón de género llevada a cabo por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, se mantiene un aumento entre 2007 a 2015 en la discriminación por motivo del sexo, pasando de 31% a 34%. Lo preocupante no es que la cifra no se vea reducida, sino que de hecho aumenta. Lo mismo ocurre con otras condiciones, como la apariencia física, color de piel, peso, aunque se han reducido en cuanto a las personas con alguna discapacidad o VIH.

Quizá la parte que más se critica desde nuestro país en torno al discurso xenófobo latente en la pasada campaña electoral presidencial en Estados Unidos sea la que señala a nuestro país y le etiqueta con prejuicios y adjetivos denostables, que con justa razón censuramos. Sin embargo, nuestra propia sociedad discrimina otros pueblos (que quizá podríamos llamar naciones) que han sido parte de nuestro país desde su origen, sólo por su ascendencia.

Se obviaron como parte de los levantamientos armados en la Independencia y la Revolución. Propiamente fueron un tema a considerar tras el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, y el reconocimiento de derechos a nivel constitucional se logró con las reformas de 2001, donde en el artículo segundo de la Constitución se reconocen: el carácter pluricultural, el reconocimiento de la existencia y el derecho a la libre autodeterminación de los pueblos indígenas, la igualdad entre hombres y mujeres y la participación de este sector de población en la toma de decisiones.

Este no es un camino que sólo México ha seguido, se inserta dentro de un marco de reconocimiento a la pluralidad en todo sentido, y donde organismos internacionales han impulsado una agenda de reconocimiento y ampliación de derechos a estos pueblos, a la lucha de las mujeres por la equidad, y en general a todos los sectores y colectivos sociales marginados.

Siguiendo la línea de los pueblos indígenas, dado que es lo más parecido que se vive en nuestras fronteras al discurso xenófobo de otras partes del mundo, baste recordar las muy recientes palabras del Gobernador de Hidalgo, y su recomendación a las mujeres indígenas; o un poco más atrás en el tiempo la conversación filtrada del Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral, o los casos recurrentes en que se niega la atención médica a mujeres que buscan ingresar para el nacimiento de sus bebés, por hablar de algunos de los ejemplos más mediáticos.

También se podría criticar el discurso machista y sexista que escuchamos durante la misma campaña, y en ello tampoco estamos mejor parados. Puede el caso del momento, la agresión a la Senadora Ana Gabriela Guevara, suponga un buen ejemplo, si bien ella misma no ha buscado centrar el tema como violencia de género, como lo pueden ser las alertas de género puestas en marcha ya en diversas zonas del país, donde los feminicidios son una lamentable realidad cotidiana, al igual que otros tipos de violencia que no lleguen a la muerte.

Tampoco está de más recordar la violencia a la que son expuestos los migrantes que cruzan nuestra frontera ya sea para quedarse aquí como destino o para cruzar a Estados Unidos, y todos los problemas que deben afrontar, y que está más en nuestras manos poder combatir que lo que ocurre en otros puntos de nuestro planeta.

No puede dejar de censurarse el apoyo a un discurso discriminatorio, ya sea racista, xenófobo, sexista o por cualquier otra causa. En occidente se ha avanzado mucho por la igualdad en todas las variantes que tiene nuestra especie, como tampoco se puede obviar que, dentro de nuestras fronteras, también se encuentra latente, y no por ignorarlo se resolverá.


Referencias:

Comisión Nacional de los Derechos Humanos, “Estudio sobre los principales resultados de la encuesta de igualdad y no discriminación por razón de género, 2015”, 12 de diciembre 2016.


Imagen: http://www.visitmexico.com/es/ciudad-de-mexico-df

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.