México, ¿el país de las maravillas verdes?

A finales de mayo la revista chilena Que Pasa en conjunto con la organización Latin American Science, publicaron una lista de 30 jóvenes latinoamericanos menores de 35 años, que están haciendo la diferencia en temas relacionados con biomedicina, astronomía, ecología, paleontología, física, química, ingeniería, y conservación.

Entre esos jóvenes me dio gusto ver el nombre de dos mexicanas cuya labor fue reconocida por sus  aportaciones en materia de física y medicina. Sin embargo, y como mucho se le ha criticado a otros connacionales, sus contribuciones se han realizado fuera de México. Lo último me hizo reflexionar sobre lo mucho que nos hemos acostumbrado a enaltecer el trabajo que se realiza fuera de nuestro país, siendo que dentro de éste tenemos todos los días aportaciones remarcables.

Quizá, gran parte de la culpa recae en nosotros dado que la mayoría de las veces ponemos más atención a circunstancias ajenas a nuestro país sin antes enterarnos de lo que ocurre localmente. Por ejemplo, en materia ambiental me he dado cuenta que muchos jóvenes se están involucrando cada vez más en cuestiones de esta índole, desafortunadamente su “amor verde” recae dentro del contexto internacional, cuando la regla básica es pensar sustentablemente a nivel global y actuar dentro del contexto local. Por lo tanto,  de nada sirve que dones a favor del rescate del oso polar, si no estás participando activamente en pro de especies mexicanas. O que compres productos orgánicos traídos de bosques amazónicos, en lugar de apoyar los tianguis orgánicos de productores locales.

Considerando lo anterior, me di a la tarea de investigar y conocer algunas maravillas verdes de jóvenes, como tú, cuyos esfuerzos en México, están haciendo la diferencia. Personas que decidieron invertir un poco de su tiempo y han obtenido resultados satisfactorios.

María Gabriela González

29 años

Maria Gabriela Gonzalez

 

Colabora en el proyecto de VALORACIÓN DE SERVICIOS ECOSISTÉMICOS EN ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS FEDERALES DE MÉXICO, cuyo objetivo es diagnosticar y hacer recomendaciones para la aplicación de metodologías  eficientes en dichas áreas. María ha estado interesada en la conservación de la naturaleza, descubriendo que este trabajo no es un asunto sólo de científicos sino una colaboración entre las personas. Se ha involucrado en proyectos de educación ambiental en Guanajuato y conservación comunitaria en comunidades mayas de la península de Yucatán.  Considera que la participación de los jóvenes en proyectos de impacto socio-ecológico es fundamental pues su capacidad  para ser creativos y enfrentar retos es la mejor herramienta para construir una sociedad sustentable.  Invita a los jóvenes a participar aportando ideas y nuevas formas de ver la la realidad sobre la conservación de recursos naturales del país.

Juan Carlos Reyes

32 años

Juan Carlos Reyes

Es líder del equipo de trabajo del proyecto MODELOS DE INTERVENCIÓN EN AGUA Y SANEAMIENTO PARA COMUNIDADES RURALES DISPERSAS. Desde los 16 años se involucró en proyectos socioecológicos.  Una de sus motivaciones para hacerlo fue porque que se identifica con la problemática de la gente con la que trabaja, pues el proviene de una familia humilde y considera que pese a la adversidad se puede salir adelante. Ha participado en proyectos sustentables como huertos de traspatio, sistemas de captación de agua de lluvias, granjas ecológicas, entre otros. Considera que los jóvenes son promotores del cambio y que canalizando su energía y creatividad  se puede tener un México mejor. Invita a los interesados en este proyecto a participar en voluntariados, ser corredores con causa en competencias o a través de las redes sociales.

Luis Dávila

26 años

Luis Davila

Participa en el proyecto denominado GESTIÓN, INNOVACIÓN Y TRANSFERENCIA TECNOLÓGICA PARA EL DESARROLLO DEL SECTOR RURAL, cuyo objetivo es establecer huertos familiares de traspatio en comunidades rurales. Se involucró desde los 15 años en proyectos de índole socio-ecológica cuando estaba en la prepa y conoció el sector rural en nuestro país, dándose cuenta del alto grado de marginación así como las necesidades y carencias que existen en ese sector. Desde entonces ha participado en proyectos de apoyo comunitario y cuidado de los recursos naturales en Campeche, en comunidades indígenas del Estado de México y en ejidos del Distrito Federal. Considera que la colaboración de los jóvenes  es una forma de aportar a la sociedad y difundir el conocimiento.

Eduardo Boné Morón

35 años

Eduardo Bone

Integrante del proyecto CAMINANDO MÉXICO, A.C. el cual es una invitación a caminar el país para conocerlo, entenderlo y hacerlo un lugar mejor para todos. Siempre le gustó visitar el campo y su gente, y fue así que se involucró de lleno en temas relacionados con la naturaleza y la sociedad desde los 18 años.  Ha trabajado en proyectos de educación ambiental, consultorías ambientales, comunicación de la ciencia y educación profesional de la conservación. Eduardo, considera que la única forma de construir un país y un planeta justo es logrando una conexión profunda entre sociedad y naturaleza donde los jóvenes son pieza clave. Cualquier persona que quiera involucrarse en este proyecto solo debe venir a caminar, compartir su conocimiento y estar listo para aprender de otros.

Por supuesto, estos son tan sólo algunos ejemplos de que en el país hay mucho que aportar. Te invito a que tomes iniciativa, conozcas y difundas como un primer paso para ampliar tú sentido de participación, ten por seguro que habrá muchos que te lo agradeceremos.

Comentarios

Comentarios

Karla Hernández-Aguilar

Mi hobby favorito es conectar a las personas con el medio ambiente a través de ideas participativas y sustentables. Viajar es un plus.