Marchar no es suficiente

Por: Greta Ríos

Atotzinapa

Hace casi un mes que 43 jóvenes estudiantes están desaparecidos. Hay mucho que decir al respecto. Es un hecho particularmente simbólico que los desaparecidos sean jóvenes y que se estuvieran preparando para ser maestros. Impera, en todo el país, un sentimiento de impotencia y de tristeza profunda.

El día de ayer se llevó a cabo una de las marchas más grandes que han sucedido en México. Las personas que asistieron tenían la consigna de exigir al gobierno la aparición de estos 43 jóvenes con vida. En pocas ocasiones se han llevado a cabo manifestaciones de esta magnitud en nuestro país. Con gusto vimos que muchos de los que participaron en la marcha eran jóvenes. En Ollin, acogemos con beneplácito toda forma pacífica de participación juvenil.

Sin embargo, para nosotros es claro que marchar no es suficiente. Si bien es una muestra clara de solidaridad y de que la sociedad civil está organizándose para exigir al gobierno que éste cumpla su labor, es un muy pequeño primer paso en la escalera de la ciudadanía que nuestro México se merece. En Ollin, nuestro trabajo está enfocado en lograr que más jóvenes hagan más cosas para que nuestro país esté cada vez mejor. Queremos jóvenes que opinen; pero que estén informados para opinar; que tengan las capacidades que les permitan formarse opiniones propias bien sustentadas; que entiendan cómo funciona el sistema político en México; que sepan de qué dependencia es competencia cada acción gubernamental; que sean capaces de sostener una argumentación basada en hechos sobre los asuntos de la agenda nacional; que sean responsables de sus propias decisiones y que, con todas estas cualidades, puedan exigirle al gobierno y a los demás ciudadanos, que cumplan con su papel a cabalidad.

Sin lugar a dudas, repudiamos por sobre todas las cosas el uso de la violencia y la desaparición de toda persona. Asimismo, enfatizamos que los agentes encargados de hacer cumplir la ley, deben, en todo momento, realizar sus labores de seguridad pública con apego a los protocolos de uso de fuerza y siguiendo los principios de proporcionalidad y respeto irrestricto a los derechos humanos.

Queremos, al igual que todos en México, que exista una sanción a los responsables de estos hechos, sean agentes de estado o no, y que ésta sea dictada con estricto apego a la ley. Queremos de vuelta a todos los desaparecidos. También queremos una juventud fortalecida e informada, que esté en una posición de exigir el cumplimiento irrestricto de sus derechos humanos y de impulsar reformas a nuestra sociedad desde varios frentes. Esperamos que la actuación de la sociedad civil no se limite a marchar y a indignarse, sino que busque otros caminos para lograr lo que busca. Nosotros lo hacemos a través de la investigación y la generación de propuestas. Sabemos que hay muchas otras maneras de hacerlo y nos dará mucho gusto encontrar cada vez más ejemplos de casos de éxito. Nuestra idea es trascender la protesta en propuestas.

Fotografías por:
Gabriel Bravo

 

Comentarios

Comentarios