Mar negro

Por Nely Ortiz

Desde finales del siglo pasado, los océanos han experimentado grandes cambios  y no precisamente buenos; el aumento de las temperatura y los niveles de agua, el daño sin precedentes a los arrecifes de coral, la desaparición de los pantanos de sal y manglares, la fuerte disminución de las poblaciones de peces, el aumento de los niveles de contaminación y lo que sin duda es un desastre medioambiental severo; los derrames petroleros.

La contaminación por petróleo crudo o por petróleo refinado puede ser ocasionada accidental o deliberadamente desde diferentes fuentes, ésta proviene principalmente por accidentes de los buques tanques, ductos o fugas de gas de los equipos que usan para perforar en alta mar. Millones de toneladas al año son transportadas a través de los mares.

Los efectos del petróleo sobre los ecosistemas marinos dependen de varios factores, entre los que se cuentan: tipo de petróleo, cantidad, distancia del sitio contaminado con la playa, época del año, condiciones atmosféricas, temperatura del agua y las corrientes oceánicas. Pensamos en el petróleo como una sola sustancia, pero en realidad hay muchos tipos diferentes de petróleo, éstos difieren entre sí en su viscosidad, volatilidad y toxicidad. La viscosidad se refiere a la resistencia de un aceite al agua. La volatilidad se refiere a la rapidez con que el aceite se evapora en el aire. La toxicidad se refiere a la forma tóxica, o venenosa, el aceite es a las personas u otros organismos.

Cuando ocurre un derrame petrolero se forma una mancha que se va haciendo cada vez más grande hasta llegar a abarcar una gran superficie. Una gran parte del petróleo (sobre 60%) se evapora. El petróleo evaporado es descompuesto por foto-oxidación en la atmósfera. Del crudo que queda en el agua, una parte sufre foto-oxidación, otra parte se disuelve en el agua siendo esto más peligroso y lo que queda forma una gelatina de agua y aceite que se convierte en bolas de alquitrán densas, semisólidas, con aspecto asfáltico.

¿Cómo afecta un derrame petrolero al medio ambiente? 

La mayoría de los ecosistemas marinos expuestos a grandes cantidades de petróleo crudo requieren unos tres años para su recuperación. Sin embargo, los ecosistemas marinos contaminados por petróleo refinado requieren de 10 años o más para su recuperación.

El petróleo destruye la capacidad de aislamiento de los mamíferos con pelo, como las nutrias marinas, y la repelencia al agua de las plumas de un pájaro, exponiéndolos a los elementos ásperos. Sin la capacidad de repeler el agua y aislar del agua fría, las aves y los mamíferos mueren de hipotermia.

El petróleo forma con el agua una capa impermeable que obstaculiza el paso de la luz solar que utiliza el fitoplancton para realizar el proceso de la fotosíntesis, interfiere el intercambio gaseoso, cubren la piel y las branquias de ciertos animales acuáticos al igual que los componentes pesados del petróleo se hunden hasta el fondo del mar y pueden matar organismos que habitan en las profundidades. Muchos pájaros y animales también ingieren aceite cuando tratan de limpiarse, lo que puede envenenarse.

Cuando se exponen al aceite, los peces adultos pueden experimentar un crecimiento reducido, hígado aumentado, cambios en las tasas de corazón y respiración, erosión de las aletas y deterioro de la reproducción. El petróleo también afecta negativamente los huevos y la supervivencia de las larvas.

El derrame petrolero causado por la explosión de la plataforma Deepwater Horizon  de British Petroleum, sí esa en la que todos hacen fila para cargar gasolina, en 2010 fue responsable  del derrame de aproximadamente de 4.9 millones de barriles de petróleo en el Golfo de México durante 87 días, contaminó la costa estadunidense desde Texas hasta Florida, con lo que superó el desastre causado por la petrolera Exxon en Alaska en 1989.

El proyecto de “ley de limpieza” para restaurar los hábitats marinos y la vida silvestre así como revivir la industria pesquera y turística, costó miles de millones de dólares y sigue aumentando.

El pasado 14 de septiembre del presente año, un buque cisterna llevaba 2.570 toneladas de combustible cuando se hundió cerca de las costas de Salamina, muy cercana a Atenas en Grecia, ocasionando un gran derrame de petróleo y alquitrán. En un país como Grecia, las consecuencias en materia económica serán muy grandes ya que una buena parte de su ingreso es destinado por el sector turístico.

Sin duda un derrame petrolero representa no solo pérdidas económicas sino también ambientales. Entre las empresas llámese Exxon Mobil, BP o Royal Dutch y los gobiernos se echan la culpa de quién tiene la culpa de estos accidentes. Como siempre se podrían evitar si empezamos la transición hacia energías completamente renovables, no olvidemos que en estos accidentes no solo se pierde biodiversidad sino también vidas humanas.

“El incidente de la Deepwater Horizon es consecuencia directa de nuestra adicción global al petróleo. Incidentes como este son inevitables si perforamos en aguas cada vez más profundas. Estamos jugando con fuego. Si este no es un motivo para usar energía verde, no sé cuál lo sería”. 
Mandy Joye, bioquímica de la Universidad de Georgia.


Imagen: http://inhabitat.com/bp-faces-up-to-18-billion-in-fines-for-gross-negligence-over-deepwater-horizon/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.