Malala Yousafzai: Una joven que sigue haciendo historia

Fuente: http://static.betazeta.com/

No hay camino para la paz, la paz es el camino. -Mahatma Gandhi

El viernes 11 de octubre del 2013 podría ser un día histórico. Malala Yousafzai, la activista que defiende arduamente los derechos civiles y, por supuesto, los derechos de las mujeres, se podría convertir en la persona más joven en ganar un premio Nobel. Malala a su corta edad se ha convertido en todo un ícono a nivel mundial. Desde el 2009 cuando ella tenía 11 años, esta pequeña mujer, escribió “Diary of a Pakistani school girl” para la BBC, bajo el pseudónimo ‘Gul Makai’. En este diario, Malala narró la terrible situación que se vivía en Pakistán, país en el que la educación para las mujeres fue completamente prohibida entre el 2003 y el 2009. El constante activismo de esta pequeña heroína no pasaría desapercibido del régimen Tehrik e Taliban Pakistan (TTP), que para el 9 de octubre del 2012 (exactamente hace un año)  atentaría contra la vida de Malala. Los repetidos disparos hacia el vehículo en el que se transportaba Malala y otros de sus compañeros lograron impactar en su cuello y cráneo, poniéndola en una terrible situación. Afortunadamente, después varias intervenciones quirúrgicas, su vida sería salvada. El atentado sufrido por Malala causó un gran revuelo a nivel mundial. Se escucharon condenas por parte de líderes de diversos ámbitos internacionales (Ban Ki-moon, Xi Jinping, Barack Obama, Hillary Clinton y otro muchos más), que al mismo tiempo ofrecían su completo apoyo a esta valiente joven. Actualmente, las amenazas del TTP continúan. El grupo ha asegurado que seguirían los intentos por matar a Malala, acusándola de atacar y criticar al islam. No obstante, ella ha buscado en múltiples ocasiones la forma de tener un diálogo con los talibanes para poder llegar a un acuerdo y lograr así la paz. ¿Por qué es importante que Malala reciba el premio Nobel de la Paz? Malala aparte del hecho de ser una joven valiente, es una persona que está íntimamente ligada a la resolución de conflictos por vías pacíficas: El diálogo es para ella su mejor arma. Representa una posición ideológica que poco a poco se ha ido perdiendo en la actualidad.  La idea de tener nuevos líderes sociales con una fuerte carga ideológica que refleje la necesidad de lograr la paz, por medio de la misma paz, es algo muy necesario en momentos como los que hoy en día atravesamos.  En ese sentido, Malala representa un claro ejemplo de la fuerte convicción que se necesita para defender los derechos humanos, uno de los grandes ejes rectores necesarios para poder lograr la paz. Al contrario de muchos de los dudosos ganadores anteriores del Premio Nobel de la Paz, como lo son Barack Obama, Yasser Arafat, Frederik Willem de Klerk o inclusive la Unión Europea; Malala representa realmente el espíritu legítimo del premio, el cual no busca darle legitimidad a cuestiones políticas ajenas, que de otra forma serían completamente desapercibidas por el público en general (tal es el caso de Vladimir Putin y la posibilidad de ganar el premio de este año). El arduo trabajo de Malala podría ser recompensado este viernes 11 de octubre, apenas unos días después del aniversario del terrible atentado que sufrió. Esta sería una oportunidad muy importante para ofrecer el muy actualmente cuestionado Nobel de la Paz  a una joven que sin lugar a dudas lo merece.   Sígueme en Twitter: @hectorini_

Comentarios

Comentarios

Héctor Mondragon

Héctor es el Director de Jóvenes Construyendo, además, es estudiante de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Disfruta de placeres como la lectura, la escritura y la fotografía.