Los trabajos y los griegos

Por Mónica Vargas

Así como cada civilización antigua, los griegos tuvieron a través de sus mitos una forma peculiar de explicarse la realidad, una cosmovisión incomparable a cualquier otra; teniendo la fortuna de acercarnos a esas creencias, por ejemplo en la literatura, pienso que asumimos entonces la posibilidad de su propia realidad, ejemplo claro son Los trabajos y los días de Hesíodo, una obra sin caducidad y sin fronteras.

En la primera parte del texto, recuperando el mito del robo del fuego de Prometeo así como el de la caja de Pandora, el poeta nos narra los vicios y pasiones del hombre (en el sentido de especie, claro): sus “razones” y consecuencias ante aquella toma de decisiones. Es fabuloso verse reflejado en aquellas acciones que tal como lo describe el mito son meramente defectos con los que nacemos y eventualmente moriremos por el simple hecho de ser humanos. A continuación, hace referencia al mito de las eras del hombre y sus cualidades, mismas que los dioses crearon y mejoraron. La primera parte remata con una reflexión que Hesíodo define como “advertencia” y que es por demás fascinante, profunda y vigente, pues el trabajo sigue siendo la constate en el devenir humano y la economía un pilar de la sociedad.

La obtención del capital, dice Hesíodo, debe ser lícita y ese capital debe usarse para el bien y compartirse, pues tal como concluye, para ser una persona de bien: “añade trabajo al trabajo”.

En la segunda parte de la obra se vislumbra un poco de tecnicismo en un sentido natural y finalmente más consejos, ésta vez sobre la agricultura (sembrado, trabajado, labrado y cosecha) y la vida en el campo (animales, tiempos). Culmina con las recomendaciones de cada “día de Zeus” para el buen aprovechamiento de la tierra.

Pienso que la vigencia del texto nos acompaña en dos niveles: el primero es que muchas personas actualmente le restan importancia al trabajo (sobre todo al trabajo de campo, que es probablemente el más difícil y menos remunerado), en el segundo nivel, otro sector de la población está esperando que el universo “conspire a su favor” aun cuando no se esfuerzan por lo que quieren; cada cultura nos invita a un modo de vida distinto, pero estoy segura que se pueden cambiar los malos hábitos a través de la fe, la constancia y los maravillosos placeres del arte y en concreto de la poesía.

Fácil de leer, entender e ilustrar, Los Trabajos y los Días fue un texto que no sólo me hizo reflexionar sobre los motivos principales, sino sobre la visión de Hesíodo y su trabajo como uno de los grandes pensadores de la Grecia antigua, su cosmovisión y la importancia que le da a los factores que titulan su poema.

Como lo mencionábamos al inicio, cada civilización tiene peculiaridades dignas de ser admiradas; en el caso de América por ejemplo tenemos a los mayas, aztecas e incas quienes son punto de investigación a nivel mundial. Asumo entones que cada periodo histórico es vital importancia en la explicación de nuestro presente, en nuestra cosmovisión.

Ahora bien, ya que entendimos la magnitud de estas reflexiones, debemos llevarlas a la práctica de nuestras acciones, permitirnos viajar en el tiempo en el sentido más puro posible y tratas de asimilar las circunstancias históricas que vivimos día con día pero con la experiencia que los antiguos dejaron en testimonios ya sean literarios de cualquier otra índole. Ser capaces de encontrarnos en la otredad de raciocinio pero sobre todo en la otredad moral; pues en México y en el mundo la experiencia marca caminos que nos llevan a no cometer los mismos errores y por el contario acertar social, histórica y políticamente.

Desde aquí y desde ahora, gracias a las antiguas civilizaciones que una vez más nos demuestran que de grandes pisadas está hecho el mundo.


Imagen: 3f87edb0a75ac48bdcfd3407fae442b1797b3b00-los-griegos-de-la-antiguedad-por-la-universidad-wesleyana

 

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.