LAS PLAYAS DE MÉXICO: UNA ZONA RESTRINGIDA

Por Erick Alberto Rodríguez Silva.

A escala mundial, México ocupa el lugar número trece respecto a la longitud de costa, con casi doce mil kilómetros contemplando sus islas. En la Carta Magna de nuestro país, específicamente en el artículo 27, se establece que todos los recursos naturales (incluidas las costas) son de dominio público. Las especificaciones de este decreto están inscritos en el artículo 119 de la Ley General de Bienes (LGB), donde se especifica que: “Cuando las costas presenten playas, la zona federal marítimo terrestre (ZOFEMAT) estará constituida por la faja de veinte metros de ancho de tierra firme, transitable y contigua a dichas playas o, en su caso, a las riberas de los ríos, desde la desembocadura de éstos en el mar, hasta cien metros río arriba”; y agrega que: “son bienes de dominio público de la Federación, inalienables e imprescriptibles”. Esto quiere decir que no se puede enajenar, es decir, ni transmitir, ni ceder, ni vender legalmente y este atributo no pierde vigencia. En otras palabras, si tú quisieras bordear las costas del país caminando, podrías hacerlo sin ningún impedimento.

Esta ley también contempla la posibilidad de concesionar estos espacios a cualquier interés privado y contempla tres diferentes tipos de concesión para tal efecto:

a)    Protección y Ornato: Se considerará como uso de protección, el que se dé a aquellas superficies ocupadas que mantengan el estado natural de la superficie concesionada, no realizando construcción alguna y donde no se realicen actividades de lucro; y uso de ornato, el que se dé a aquellas superficies ocupadas en las cuales se hayan realizado obras cuya construcción no requiera de trabajos de cimentación, y que estén destinadas exclusivamente para el embellecimiento del lugar.

b)    General: Se considera como uso general el que se dé a aquellas superficies ocupadas en las cuales se hayan realizado construcciones u obras con cimentación o estén vinculadas con actividades de lucro.

c)    Actividades primarias: Agricultura, ganadería, pesca, acuacultura y la extracción artesanal de piedra bola.

La federación obtiene un beneficio económico a través del pago de derechos por las concesiones. La tarifa a pagar varía dependiendo de la zona, por ejemplo el municipio de Cozumel en Quintana Roo tiene la tarifa más alta ($112.00 pesos/m2 para una concesión general) en comparación con el municipio de Guasave en Sinaloa ($1.12 pesos para una concesión del mismo tipo). Este ingreso permite a los municipios costeros de México poder ser autosuficientes, siempre y cuando se administren los litorales de manera eficiente y transparente.

Un error en el que han caído diversos “concesionarios”, es pensar que el pago de derechos les otorga la capacidad de excluir al transeúnte el acceso a las playas. Sin embargo, esto no es posible ya que la misma LGB señala que: “Los propietarios de los terrenos colindantes con la zona federal marítimo terrestre, terrenos ganados al mar o a cualquier otro depósito de aguas marítimas, deberán permitir, cuando no existan vías públicas u otros accesos para ello, el libre acceso a dichos bienes de propiedad nacional y será obligación de las autoridades locales hacer respetar este derecho colectivo.

De manera inmediata, este conflicto está legalmente solucionado; sin embargo, del papel a la realidad preside la incertidumbre, y es que el conflicto deviene en la carencia de facultades administrativas que padece gran parte de los municipios costeros. Sin una buena administración, no existe una correcta implementación de las leyes. Sin embargo, la presencia de una institución encargada, no garantiza que se cumpla el reglamento. Por ejemplo, los municipios con mayor ingreso por concepto de zona federal marítimo terrestre como: Los Cabos, Cozumel o Solidaridad (Playa del Carmen); presentan conflictos de restricción al acceso de playas. Esta restricción es de dos tipos:

  1. in situ: cuando tú vas transitando por la Zofemat y de pronto llegas a la concesión de un hotel y un guardia te impide el paso argumentando que “no tienes derecho a acceder”.
  2. ex situ: En términos generales se presenta cuando no puedes acceder a la Zofemat, y ocurre cuando no existe una planeación del crecimiento urbano costero. Por ejemplo, cuando se está edificando un consorcio de hoteles o condominios, pocas veces se procura dejar un acceso a la Zofemat. Esto genera una barrera impenetrable para todos los mexicanos que, por derecho, deberían de tener la oportunidad de acceder a sus litorales.

SmileMéxico.com

Xpu-ha en Solidaridad, Quintana Roo. No existe acceso a la playa debido a que el Hotel Barceló ocupa el predio colindante a la Zofemat (Foto: SmileMéxico.com).

En la antigua Roma, cuando una propiedad privada impedía el acceso a un recurso de bien público (por ejemplo un río), se creaba una “servidumbre de paso” para permitir el libre acceso al recurso. Esto garantizaba el derecho colectivo y protegía los intereses de las mayorías ante el bien privado. Este concepto ha prevalecido hasta la actualidad, y consiste en abrir un camino con las medidas “suficientes” para permitir el libre tránsito de las personas a las playas. Sin embargo, solo puede constituirse previa indemnización al propietario. Con ello se procura de manera imparcial el bienestar público y privado.

Finalmente, ante la falta de una administración eficiente que haga cumplir el reglamento, la sociedad civil organizada e informada es la única vía para proteger de manera colectiva los derechos de todos los mexicanos. El crecimiento urbano costero es una realidad que está sucediendo a cada instante, es imprescindible que las autoridades y la sociedad colaboren de manera conjunta para impedir que este crecimiento se vuelva una barrera que nos impida acceder a uno de nuestros más preciados recursos: Las playas.


Referencias:

Ley General del Bienes

http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/267.pdf

Reglamento de la Zona Federal Marítimo Terrestre

http://www.ordenjuridico.gob.mx/Federal/Combo/R-355.pdf

Ley Federal de Derechos

http://www.cfe.gob.mx/negocio/4_Informacionalcliente/SiteAssets/Paginas/Pago-de-derechos/Leyfederaldederechos2014.pdf

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.