Las negociaciones internacionales en un mundo convulso: Donald Trump, ¿El negociador eficaz?

Por Gilberto Cornejo

Donald Trump se ha caracterizado por ser uno de los presidentes que no teme realizar declaraciones polémicas en contra de sus adversarios. Desde que contendía por la presidencia, declaraciones como “Cuando los mexicanos nos envían a su gente no nos envían a la mejor”, “Prohibir el ingreso de los musulmanes a los Estados Unidos es algo de sentido común” o “Si gano las elecciones, devolveré a los refugiados sirios a casa” se volvieron parte de su campaña. Y al final el creador de la frase Make America Great Again se impuso como el 45° presidente de Estados Unidos (EEUU).

Lejos de los diversos análisis que se han hecho sobre el cumplimiento de sus promesas de campaña (la construcción de un muro en la frontera con México que este último país pagaría, la deportación de todos los migrantes indocumentados, posicionar al leviatán liberal como el país número uno en el plano internacional…) es menester resaltar su estilo de negociación, pues para los expertos en el tema se aleja de la mayoría de los parámetros considerados pertinentes para la figura del negociador eficaz. Destacan dos características principalmente, su uso de Twitter para expresar sus opiniones en materia de política y su estilo personal de negociación, el cual ha sido considerado como agresivo por la mayoría de sus interlocutores.

Las negociaciones internacionales en la sociedad de la información

La integración de las computadoras con las telecomunicaciones, así como la invención de los satélites y la fibra óptica durante el periodo de 1950-1960 causaron una gran explosión en materia de comunicaciones. Naturalmente esta revolución no sólo trastocó la vida diaria de los seres humanos, sus implicaciones en relaciones internaciones, en general, y negociaciones internacionales, en particular, aún se sienten. Sin embargo, no es la primera vez que el desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación modifica las nnii.

Cuando el presidente Buchanan y la Reina Victoria celebraron el tendido del cable del telégrafo trans Atlántico en 1858, un periódico señaló que “a partir de mañana los corazones del mundo civilizado latirán al unísono, y desde ese momento y para siempre, las divisiones continentales de la Tierra también lo harán, pues se perderán las condiciones de tiempo y distancia que marcaban sus relaciones” (Taylor, 1997: 8). Y es que para la época, ya no se tendrían que esperar semanas para que los jefes de gobierno y/o Estado pudieran establecer comunicación.

El desarrollo de las telecomunicaciones ha llegado a tal punto que ahora los líderes mundiales se comunican a través de las redes sociales. Como se analizaba en un espacio anterior, la Primer Ministro de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, utiliza Facebook y Twitter para comunicarse con las generaciones jóvenes , mostrarles su trabajo y también dar a conocer un poco de su día a día. Otro gran fan de la red de los 140 caracteres es Donald Trump.

En su cuenta oficial, President Trump-POTUS (https://twitter.com/potus?lang=es), donde suma más de 22 millones de seguidores y ha publicado 2,332 tweets publica sus pensamientos sobre la política internacional, sus homólogos de otros países, y su itinerario del día. Por ejemplo, el 10 de marzo de este año publicó de su plática con el presidente Xi Jinping sobre las próximas reuniones en materia de desnuclearización con Corea del Norte y aseguró que China sigue “siendo útil”. No obstante, fue en esta misma red social donde atacó a la República Popular China (RP China) desde antes de contender por la presidencia: desde acusar al país de inventar el cambio climático hasta prometer poner aranceles a sus exportaciones para evitar que continúe aprovechándose del mercado estadounidense.

A pesar de la importancia de las redes sociales, especialmente para los políticos, existen situaciones como las negociaciones internacionales, en donde es pertinente tener un grado amplio de privacidad para no entorpecer el trabajo. Mientras la renegociación del TLCAN se ha efectuado, Trump no sólo ha compartido en Twitter su perspectiva, también su plan de acción sobre imponer aranceles al acero y al aluminio, los cuales finalmente fueron aplicados, pero dejó exentos a Canadá y México. Por ello, para muchos, el actual presidente de EEUU no cumple con el perfil del negociador eficaz.

El negociador ideal

Al igual que con las negociaciones internacionales, a la fecha no existe un consenso sobre las características idóneas de un negociador. Sin embargo, la mayoría de los teóricos en esta área encuentran deseable que quien vaya a negociar se prepare, es decir cree una “zona positiva” en la que defina el objetivo de forma mesurable, amén de que tenga control de sí mismo, seguridad y se documente sobre los intereses de la otra parte (Soares & Rocha, 2015: 136).

Sin embargo, es menester reconocer la existencia de diversos estilos de negociar. Ruíz Sánchez señala la existencia de dos teorías en cuanto a la fijación de las tácticas y objetivos en materia de negociación internacional: la militar y la civil (1995:38). La primera entiende a la negociación en términos de victoria total y si no se alcanza, ésta significa la derrota terminante (Idem). Por su parte, el 45° presidente del hegemón solitario no ha ocultado su perspectiva en materia de negociación: la parte que necesita más el acuerdo es la que debe irse con menos (Trump, 2015: 46).

Esta perspectiva va en contraposición con la última característica deseable en el negociador, el factor ético: la negociación no es una pelea. El relacionamiento futuro y la postura ética van a favorecer un acuerdo justo, duradero y traerá otras posibilidades de acuerdos en el futuro con los mismos u otros individuos (Soares & Rocha, 2015: 136). Esto resulta más importante en virtud del cargo y al país que representa Donald Trump, por ello y a pesar de su estilo de negociación, ha sido menester que suavice su postura en más de una ocasión para preservar la paz y seguridad internacionales. De cualquier forma, le faltan muchas otras cualidades para ser considerado un buen negociador…


Fuentes de consulta:

Ruíz Sánchez, Lucía Irene, “Fundamentos de las Negociaciones Internacionales”, en Las negociaciones internacionales, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales-Secretaría de Relaciones Exteriores, México, 1995, pp. 13-72.

Soares Viana, Leticia, Shalon Rocha Borges, “Las características y el perfil de un negociador eficaz”, en C@lea-Cadernos de Aulas do Lea, núm. 4, noviembre de 2015, pp. 130-139.

Taylor, Philip M., Global Communications, International Afiars and the Media since 1945, Routledge London and New York, Londres, 1997, 248 pp.

Trump, Donald J., Crippled America. How to Make America Great Again, Threshold Edition, 2015,193 pp.


Fuente: http://time.com/5089974/president-trump-power-fire-attorney-general/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.