Las 3 estrategias del poder para manipular masas

Por Noé Gabriel Portes Gil Bermeo

La sociedad del siglo XXI ha sufrido bastantes cambios, desde revolucionar estilos de vida hasta cambiar de ideologías, todo esto a través de una globalización que se ha llevado desde hace años, pero que ha tomado fuerza con las nuevas tecnologías y el uso del internet. Ha sido gracias a estos avances que el entretenimiento ha evolucionado, y la mediocridad, vulgaridad y la estupidez ahora son temas de la vida diaria, a tal grado de que, en algún momento de nuestro día o semana, llegamos a leer en las redes sociales a alguien que escribe: “es muy lamentable esta situación, el que no nos podamos comunicar entre nosotros por estos aparatos; que aún existan pobres oprimidos y ricos opresores, debemos hacer un cambio”.

Gracias a los medios de comunicación el entretenimiento se ha vuelto el mecanismo por excelencia para imbuir a las personas hacia una ideología general que todos compartimos, o lo que conocemos comúnmente como “estereotipos”. El estereotipo de una vida dichosa y próspera; de una vida social saludable; del éxito; de las aventuras juveniles; del modelo a seguir. Es por esto que ahora no nos extraña encontrar publicidad de gente exitosa que te da “el secreto en 5 sencillos pasos para tener éxito en tu emprendimiento”, o libros de autoayuda, psicología barata, variantes de discursos sobre política, salud, educación, economía, emprendimiento, etc.

Lo cierto es que no existe “la fórmula mágica” para el éxito en la vida, si uno quiere alcanzar algo debe de luchar por ello, y esto no es algo nuevo que lees, ya lo has visto antes o alguien ya te lo ha dicho, pero lo que normalmente no dicen es, ¿cuánto tiempo te tomará alcanzarlo? ¿Valdrá en serio la pena? ¿Cuánto es el esfuerzo en sí que se necesita?

Se requiere de aproximadamente 5 a 7 años para poder alcanzar la Maestría, una inteligencia que no se enseña en las escuelas y que es el potencial humano que muy pocos alcanzan, pero no estamos aquí para hablar de ello, ya abordaré este tema en otro artículo. Lo que te presentaré a continuación es para hacerte consciente que no será fácil salir de tu zona de confort, pero si no quieres ser manipulado por el poder, deberás tomar acciones y ver la realidad tal como es. Vuelvo y repito, tomará bastante tiempo alcanzar esto, a Albert Einstein, Leonardo Da Vinci, Charles Darwin y otros más les tomó años poder ver esta realidad (para saber más, lee “Maestría” de Robert Greene).

Estas son sólo 3 estrategias que utiliza el poder para manipular masas (según Sylvain Timsit):

1.- La estrategia de la gradualidad: Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990. Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes. Tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicados de una sola vez.

2.- La estrategia de estimular al público a ser complaciente con la mediocridad: Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto, malhablado, admirador de gente sin talento alguno, a despreciar lo intelectual, exagerar el valor del culto al cuerpo y el desprecio por el espíritu.

3.- La estrategia de reforzar la auto-culpabilidad: Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable de su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema, el individuo se auto-desvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción ¡Y sin acción no hay revolución!

Ahora te pregunto lector, ¿contra quién es la lucha? ¿El sistema, o tú mismo?


Imagen: http://mpolitico.com/2017/09/13/la-distraccion-y-el-engano-como-estrategia-de-poder/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.