La vida es música

Por Mauricio Rodríguez 

 

“En la música todos los sentimientos vuelven a su estado puro y el mundo no es sino música hecha realidad.”

Arthur Schopenhauer

La música es en la vida imprescindible para entender e interpretar lo más hermoso, pues desde la antigüedad, el ser humano la ha utilizado como forma de expresión, de tal manera que resulta un símbolo o marca para cada contexto, siendo así, la firme exposición de las emociones más puras que emanan de nuestro ser.

Por lo tanto, la universalidad de la música como lenguaje, hace que la humanidad, en cualquier lugar del mundo, entienda a Richard Wagner con su obra “La marcha de las valquirias” como una expresión épica de una batalla o algún momento que indique superioridad y ensalce un hecho especifico, algunos hasta tendrán la osadía de conferir esta bella obra a un momento de sus vidas. Así como “Clair de Lune” de Claude Debussy puede representar algo triste o algún recuerdo melancólico.

Y es así porque según las hipótesis del origen de la música, expresadas en la enciclopedia de Henry Lindemann denotan que, en la antigüedad, y más bien en las tribus totémicas, se utilizaba como forma de imitación de su tótem o Dios, que eran semejantes a los animales, es decir, zoo morfológicos o fuerzas de la naturaleza. Por lo cual junto con la danza, la voz humana era una de las maneras de sentirse conectados con en ese sentimiento oceánico que sustenta la figura divina en cada agrupación humana; además otra hipótesis sostiene que en África pudo ser el primer lugar en el cual la música surgió, pues las tribus utilizaban los lenguajes-sonidos así mediante las palabras-sonido, o más bien, la entonación de estas pudieron formar las primeras melodías de la humanidad.

Ahora bien, a partir de esas hipótesis, es adecuado afirmar que la expresión de la música yace en lo profundo de las emociones, por lo cual, permea en la actualidad. Y la importancia de ello es que cada vez la hemos transformado más en maneras de expresarnos, tanto así que, a mi parecer, la música clásica sigue siendo aún pura en expresión del símbolo sentimental.

Es posible identificar algunas composiciones con diversos sentimientos:

La soledad, en primer lugar, es una situación que la mayoría tiende a evitar, es más, le teme; y la razón es clara, pues el ser humano está acostumbrado a actuar en sociedad. Sin embargo, la soledad es necesaria para desarrollar un espíritu reflexivo ante la vida, ejemplo de ello es  Piano Concerto No.1 de Tchaikovsky, pues en este se denota la manera en la cual la vida se expresa como un vaivén entre la melancolía, la tristeza y entre otras emociones de las que somos conscientes sólo a través de ese espíritu emanado de la bella soledad.

En consecuencia de lo anterior encontramos a la felicidad en segundo lugar, tal vez como una emoción infantil que todo adulto racional encontrará en pequeñas cosas que remontan a esos tiempos, es decir observamos a la felicidad tal vez como la emoción más artificial, pues se basa en ilusiones del pasado, sin embargo no deja de ser real, al contrario, es tan real que nos controla y requerimos de buscarla constantemente, así como a la tristeza ya descrita anteriormente, pero para encontrarla, tal vez sea adecuado escuchar la sinfonía no. 25 in G menor de Mozart, pues esta se torna hermosa por la manera en la que esta sinfonía describe el hecho de la felicidad, no sólo se detiene en expresar esa fase tan modesta, sino que profundiza hasta llegar a la euforia, esto hace de este compositor esencial para entender el profundo tema de la música y la relación con las emociones.

Más allá de lo descrito anteriormente, actualmente la música es también utilizada como forma de terapia, pues al ser una manera pura de expresarnos puede liberar a quien la utilice de situaciones emocionales destructivas, tales como la depresión o la ira; ésta se hace a través de 3 etapas que consiste en diagnóstico, tratamiento y finalmente la recopilación de los resultados obtenidos. Así el paciente que es tratado con la “musicoterapia” en muchas situaciones resulta favorecido, pues la profundidad de la expresión musical nos conecta con esa parte primitiva a la que llamamos conciencia.

Finalmente, los diversos matices que la música presenta son esenciales en la vida de todo ser humano que busque su bienestar y de las personas e su entorno, pues la influencia que proviene de las formas puras de las expresiones primitivas de comunicación humana, tienen una influencia directa en el comportamiento humano, ya sea espiritual o genético, así pues es recomendable que para afrontar la amargura o para disfrutar de la felicidad, siempre hará falta un toque musical que nos reintegre con ese sentimiento, más allá de nuestra voluntad que se identifica con la superioridad del ser, llamada vida.


Imagen: https://emisorasunidas.com/noticias/farandula/la-musica-clasica-refugio-para-los-mas-desfavorecidos-en-pacifico-colombiano/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.