La vida en segundos

Por María Fosado

 

Nos han dicho que debemos vivir cada uno de nuestros días como si fuera el último de nuestra existencia, que debemos aprovechar el tiempo y dejar de gastarlo en tonterías, hacer que cada minuto cuente y no dejar pasar ni una sola oportunidad. Hacer aquello que aún no nos hemos atrevido a hacer, expresar nuestros sentimientos, y más, cuando se trata de alguien que nos gusta.

Nos dicen que debemos ser felices ahora en vez de vivir enojados, amargados o frustrados, que si no lo hacemos en este momento, probablemente no lo hagamos nunca, que a veces la vida se trata de romper reglas y vivir al límite.

Pero lo que no te dicen es que alguien en algún lugar del mundo, ni siquiera tiene un mes, una semana o algunos días para seguir viviendo la vida como mejor le parezca. No te hablan de aquellos que solo están a horas de su partida. De aquellos que su destino final tal vez sean esos segundos en los que alguien más está a punto de disparar un arma en su cabeza o que sin saberlo pueda ser atropellado.

No te dicen que recuerdes a los que viven en guerra, a los que padecen hambruna, de aquellos en el hospital dando sus últimos suspiros de vida.

En algún momento de mi existencia me ha tocado ver partir de este mundo a personas y seguramente a ti también, sabrás de ese sentimiento de impotencia en el que no puedes hacer nada y que no hay vuelta atrás. Pero creo que no hay nada más terrible que ver a alguien que sin conocer su historia, de repente en la calle alguien más lo mata o sin ir tan lejos, alguien que de repente se desvanece a media calle y le da un infarto y pocos son los que se han dado cuenta de la escena.

No sabemos cuándo nos tocará partir de este mundo. Claro, porque somos jóvenes y porque muchos se toman su papel de súper héroes muy en serio. Que si eres joven crees que a ti nunca te pasará nada, que tienes que agarrar la onda porque solo es una fiesta, porque solo es un trago, una noche o porque crees que tú eres la excepción.

La pregunta no es si le temes a la muerte. La pregunta es ¿vale la pena todo lo qué haces?

Es decir, analiza si los riesgos que tomas todos los días, si cada una de tus decisiones valdrán la pena para llegar a tu más grande sueño y poder seguir andando en el presente. Para lograr aquello que intentas alcanzar todos los días.

Muchas veces decimos “no lo vuelvo a hacer” y se vale equivocarnos porque somos seres humanos y a eso venimos, a aprender, pero no significa que después de decir esa frase, sigas repitiendo los mismos errores. Te recuerdo que existen muchas personas en el mundo que no conoces y tal vez nunca lo hagas, porque es inmenso. Pero, hay quienes no tienen ni tendrán las oportunidades que tú tienes, las posibilidades de poder vivir la vida que desees.

Es válido sentirte “forever young”, yo también soy joven y a veces me aterran algunas responsabilidades que a pesar de que no quiera pensar en ellas por ahora, sé que en algún momento de mi vida las tendré que enfrentar. pero no por sentir que somos jóvenes y que todo lo podemos, signifique que nunca nos va a pasar nada. Bien dicen que la vida es como una rueda de la fortuna, a veces estamos arriba, otras veces abajo y otras tantas nos encontramos perdidos, sin saber si estamos en algún lado.

No tenemos nada garantizado en esta vida.

Y más allá de darte un consejo tan gastado como “vive el ahora” o “carpediem”, simplemente digo que saques lo mejor de ti, hazlo lo mejor que puedas, esfuérzate y no te conformes con nada, mereces todo lo que deseas alcanzar en la vida, y si eso que quieres aún no ha llegado, sigue intentando con pasión porque llegará. Las decisiones las tienes que tomar ahora, y todo aquello que hagas va a determinar si llegas o no a tu mayor meta; si te equivocas no pasa nada, el error sería que te equivoques y sigas haciendo lo mismo.

Recuerda, lo que estás haciendo ahora, lo que tú tienes y las decisiones que tú tomes, son solamente tuyas y nadie más las tendrá, porque hay cosas que no suceden de la misma manera para ninguna persona, pero de algo debes estar seguro, aquella oportunidad que dejaste pasar, alguien más la aprovechará en tu lugar. Hay cosas que solo suceden una vez en la vida.

Recuerda que hay gente que nunca conocerá, sabrá, probará ni tendrá todo lo que tú eres, tienes y sabes, pero así como debes recordar eso, al mismo tiempo, debes reconocer que si está en tus manos el poder ayudar, aportar y contribuir a que alguien pueda vivir alguna de las experiencias que tú has tenido a lo largo de tu vida y sabes que ese alguien no las tendrá nunca ¿no crees que sería un maravilloso regalo? Seguramente a ti te gusta que te sorprendan. ¿Por qué no sorprender a otros?

Puedes comenzar con un conocido, o qué mejor saber que le has cambiado la vida a alguien más sin siquiera conocerla. Muchas veces no importará quién sea esa persona ni su pasado. Sino que hayas podido transformar un poco su vida.

Siendo sinceros, sabemos que las malas noticias en los medios seguirán, que hay cosas que por más que protestemos algunas no cambiarán, pero en vez de quejarnos de todo, simplemente haz lo que tú sabes hacer mejor que nadie, da lo mejor de ti y en vez de intentar vivir cada día como si fuese el último de tu existencia, vive cada día dando lo mejor de ti en todo.


Imagen: https://www.flickr.com/photos/martabevacqua/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.