La resignificación del espacio

Por Alejandro Pocoroba

 

Dentro de las ciudades se presentan dos conceptos: lugar y espacio; sin embargo, no se refieren a lo mismo. El lugar refiere a que no existen cargas significativas que le atribuyamos a esa zona. Por su parte, espacio cuenta con una carga de significados que hace especial ese territorio. Por ejemplo, dentro de algunos grupos sociales denominados ‘cholos’ colonia es disyuntivo de barrio ya que el primero se refiere a una zona geográfica, mientras que el segundo, hace referencia a su campo de acción e interacción. El espacio no importa, el uso del espacio sí; la construcción de los espacios subjetivos que van creando los sujetos sociales es relevante, porque la resignificación se da día a día.

Lefebvre, citado por Lezama (2010), parte de una concepción de lo urbano, en la cual se encuentran estrechamente vinculados tres elementos: el espacio, la cotidianidad y la reproducción capitalista en las relaciones sociales. De esta manera, como lo plantea el autor, el espacio se construye a partir de las relaciones sociales de reproducción capitalista dentro de la cotidianidad. Coadyuvado al factor de tiempo; el tiempo es esencial para entender el uso del espacio y su resignificación.

La localidad de Nuevo Necaxa del municipio de Juan Galindo, en el estado de Puebla, ilustra lo dicho en líneas anteriores. La comunidad ha pasado por diversas resignificaciones del uso del suelo. En sus orígenes era habitado por comunidades indígenas, al llegar el Neoporfiriato comenzaron los campamentos obreros para las construcciones de la primera planta hidroeléctrica de América Latina despojando a los indígenas de sus tierras, colocándoles un nuevo lugar donde habitar, a lo cual ellos se negaron movilizándose a los cerros cercanos.  Pasó el tiempo y el pueblo creció a partir de la planta de Luz y Fuerza (LyF), un órgano esencial para entender el desarrollo de la comunidad.

En el 2010, durante la administración de Felipe Calderón, LyF cierra sus puertas, dándoles la espalda a sus trabajadores. Provocando disconformidades ante los sucesos y, por lo tanto, una ruptura en la sustentabilidad de la vida cotidiana de las personas. Para el año del 2012, dos años después y 7 meses, seguía en pie la resistencia ante el suceso que ha cambiado la vida de las personas que residen en esta comunidad.

La lógica capitalista ha cambiado a lo largo de la historia de Nueva Necaxa,  al igual que el espacio de las personas en diferentes sucesos. Es decir, al principio los extraños, ‘los malos’, eran los primeros obreros de LyF que llegaron a construir la empresa, por ende, resignificaron el espacio de la comunidad indígena, transformando los alrededores y despojando a la comunidad. Después LyF se convierte en el motor de la localidad. Pavimentaba calles, construye escuelas, y sobre todo, dieron un trabajo seguro a los que residen en la comunidad (es decir, realizaba el trabajo del gobierno local) o eso se creía en esos momentos, porque a partir del dictamen de la pasada administración de cerrar las puertas de LyF, se dejó sin comer a los trabajadores. Ellos como sujetos sociales, y al no estar conformes con la decisión, tomaron las calles pintando postes y verificadores de luz con los colores característicos de huelga: rojo y negro.

Nuevo Necaxa, se encuentra en resistencia e imposibilitando el acceso a los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ahora ellos son los intrusos, los usurpadores del espacio que construyeron los trabajadores de LyF. Es necesario destacar la lógica capitalista que opera en las relaciones sociales y que se establecen en la cotidianidad.  “El mundo de lo cotidiano no reproduce a un tipo en abstracto, sino aquél que participa de la reproducción capitalista” (Lezama, 2010; 250).

Hay que entender a lo urbano como un todo, pero no un todo infinito, sino un todo lleno de categorías; es ahí donde múltiples sucesos se llevan a cabo. Lo económico, institucional, valores, ética, etc., por lo tanto, el espacio social, se comprende como la resgnificación de los lugares a través de la sociabilidad humana. Lefevbre (en Lezama, 2010), menciona que la significación del espacio la da el capitalista, pero la resignificación del espacio la realizan los sujetos sociales que actúan dentro de esa lógica.

A manera de síntesis y como lo menciona Lezama (2010): el espacio, además de influir en las conductas y prácticas sociales, es resultado de la acción de habitar, de la vida cotidiana; son los hombres con sus ideas, sus proyectos de vida y sus propias iniciativas los que dan lugar al espacio y al orden urbano; “por ello la práctica urbana es la verdadera creadora, tanto de las instituciones sociales, como de la estructura urbana” (2010; 253).


Bibliografía:

Lezama, José Luis (2010) Teoría social, espacio y ciudad. México, D.F.: El Colegio de México.


Imagen: http://mexico.cnn.com//fotogalerias/2010/10/11/necaxa-pueblo-electricista-desempleado

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.