La posición original en el voto: un experimento mental

Por Alejandro Rafael Lima

La posición original es un experimento mental ideado por filósofo norteamericano John Rawls en su famoso libro Teoría de la Justicia. La idea es similar a la hipótesis del estado de naturaleza ideada por otros pensadores (Locke, Hobbes, Rousseau), sólo que Rawls agrega otra condición. Tradicionalmente se piensan a los estados de naturaleza como estados primitivos donde los individuos por medio de un contrato social acuerdan las condiciones sociales con base en derechos y obligaciones para formar una sociedad civilizada y dar origen al Estado civil. Tales estados suelen presuponer o afirmar una naturaleza humana que de manera positiva o negativa motiva el surgimiento del Estado. Una de las cuestiones cruciales en este experimento es el origen de la desigualdad, pues ¿cómo evitar contractualmente que se llegué a un trato inequitativo? Autores anteriores a Rawls concedían que alguien más fuerte o inteligente podría tener ventajas y dominar sobre los demás, y buscaban evitar esto mediante el Estado. Sin embargo, la condición adicional que agrega Rawls es un velo de ignorancia ante la posición y condición social e individual. En esta situación los contratantes no saben nada de sí mismos ni de los demás, es decir, ignoran su estatus social, su condición física y mental, su etnia y religión, las características poblacionales, etc. De acuerdo a Rawls, ante esta situación los contratantes buscaran maximizar la igualdad, evitando privilegiar cierta clase social o discriminar por condición física, etc.

Me atrevo a motivar un experimento análogo con base en la decisión de voto. Imagina que tu condición anterior al evento del voto es de incertidumbre e ignorancia: no sabes cuál será tu trabajo futuro, no sabes si serás hombre o mujer, ignoras en qué estado vivirás y cuál será tu estatus social, etc. Por otra parte, lo único que sabes de tus próximos gobernantes o dirigentes a elegir son sus ideas- no conoces su rostro o partido político, no sabes si es mujer u hombre, no sabes su estatus social ni su historia de vida, inclusive su voz es desconocida para ti- lo único que conoces de los candidatos son sus ideas. Ante esta situación tendrías que elegir las ideas que maximicen el bien común, la igualdad y la justicia, porque de no hacerlo así, ¿qué tal si te toca ser un agricultor en la Sierra Juárez? Considero que este experimento lleva a reconsiderar con imparcialidad decisiones políticas que pueden ser cruciales para la equidad de género, la situación indigenista, la pobreza, la religión, etc. No obstante, considero que este experimento mental no es tan abstracto. Realmente la situación del país produce incertidumbre en la mayoría de la población, en el fondo nos preguntamos ante el voto: ¿las cosas seguirán así o pueden cambiar? Muchos caen presas de la decepción y claudican. Pero, ¿qué tal si cambian? La situación ideal es escuchar ideas sin importar rostros, comparar, informarse de diversos medios y decidir. La situación no es menor al experimento mental, tal decisión política tendrá repercusiones en rumbo que tome el país. La política no trata sobre algo abstracto, al final trata sobre cuestiones de tu salud, de tu educación, de tu vivienda… de tu vida. Además, nadie tiene la certeza de su futuro.


Imagen: https://southerndefender.files.wordpress.com/2007/06/new-justice.gif

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.