La nueva independencia

Por Fernando Rocha

…es malo que sea un hombre 
y no la ley quien ejerza la soberanía,
estando sujeto a las pasiones
que afectan al alma… 

ARISTÓTELES

Al Presidente de la República lo asesinó la Banda Tricolor durante la excreción del Informe de Gobierno: la cinta implosionó y el mandatario, desde el estrado, fue un géiser de sesos y el copete de las Reformas pudo ser el bolo de los diputados si éstos, al abandonar sus curules, no se hubiesen desollado la espalda para vestir su capa de hematíes como héroes de la República y los medios habrían carcajeado por este bacanal de soberanía mexicana de no haber sido por el paracaidismo lingual-estomacal de los reporteros y noticieros, pues ya no se supo después si su esófago era su nueva lengua para lamer las pezuñas del Chamuco o la vieja cola por donde informaban en vida y a la Policía del Billete, antes de bullir las sirenas y gatear a San Lázaro, le estornudaron sus fusiles y los magistrados, ya sin su esqueleto de porras, se volvieron tortillas para merendar la justicia, entonces los sacerdotes absorbieron sus arrugas bíblicas para ser los niños que fuman el Verbo con el falo de Dios, por lo que los narcotraficantes, en sus sierras y reclusorios domesticados, se volvieron pozoles de dólares y a los asaltantes se les derritieron los brazos, los froteuristas se sarpulleron de príapos y los grafiteros se convirtieron en sprays de entrañas para duchar las calles y…

*   *   *

El 1° de septiembre de 2018 la República Mexicana saboreó su última revolución: la insurgencia de las leyes contra los hombres. Ya no fueron los gachupines, los terratenientes ni el PRI, sino los mexicanos los patógenos de México. Quizá fue darwinismo nacional o la Constitución tomó un laxante o fue un happening de Mictlantecuhtli. Ningún jurisprudente o virólogo ha descubierto cómo las leyes se rebelaron a la divina corrupción, al honrado incivismo y al justo vicio de los mexicanos, pero ahora se sabe que las leyes son teleológicas porque castigan la genealogía del hombre: aún con el canibalismo jurídico, los ciudadanos no evitaron ser primates para sodomizar las normas. Ningún mexicano sobrevivió a la catarsis, por lo que Estados Unidos intentó repoblar el país con sus agrónomos de libertad, pero a las hetairas del Destino Manifiesto les estalló la cadera al violar la frontera. ¡Invisibles sentineleses!

Ha pasado medio siglo y los drones cuentan que México es una metrópoli vegetal, una galaxia zoológica y una tiranía de paz. Gobiernan las leyes.


Imagen: http://2.bp.blogspot.com/-Y8lzjgwfwM0/VBNksHFVK-I/AAAAAAAABqk/NzPBataqsoQ/s1600/Guirnalda-tricolor-Mexicana.jpg

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.