La nostalgia

Por Brandon Ramírez en colaboración con Sofía Ramírez Martínez

 

En los últimos días platicaba con una amiga, Sofía, sobre algunos de los relanzamientos y adaptaciones contemporáneas de series, juegos y películas de nuestra niñez. Tenemos posiciones algo distintas, y dado que en general los que hoy estamos entre los veintes y primeros treintas, crecimos en el mismo contexto y nos puede hacer sentido la reflexión.

La postura de Sofía es: “¡Los 90 nos invaden! O cuando menos la nostalgia de los mismos. Años increíbles en que los millennials vivíamos los años maravillosos de la infancia y disfrutábamos de las aventuras en caricatura de diversos personajes.

La tecnología no nos había alcanzado por completo, al igual que la violencia, y podíamos disfrutar de los juegos y travesuras al aire libre. Hoy, y para constatar que los 90 son las mejores épocas, podemos observar que los remakes de películas ocupan historias que tuvieron gran auge en esos años, no sólo para que las nuevas generaciones las conozcan e identifiquen, sino porque saben, será un éxito entre los jóvenes ansiosos por revivir su infancia.

Un claro ejemplo de ello es sin duda “La bella y la bestia” y “The Power Rangers”. Personajes que marcaron en lo personal, una etapa padrísima y linda de mi vida. Pero lo mejor es que estos remakes, retratan situaciones actuales de los jóvenes, que rompen con los estereotipos y que invitan a las nuevas generaciones a ser ellos mismos.

Siempre que menciono que todos los contenidos eran mejores en mi infancia, llega el típico comentario de: lo dices porque creciste con tal o cual cosa. ¡Pero no es del todo cierto! Sólo hay que fijarse en que los grandes estudios están invirtiendo cantidades millonarias en producciones de esa gran época que son los 90”.

Yo comenzaré diciendo: lo dices porque crecimos durante esos años. Si se pregunta a los padres, por ejemplo, te dirán lo mismo de las series y películas con que crecieron, o con aquellos juegos y el ambiente social en que crecieron. Evidentemente uno siempre piensa que su época es la mejor, porque es la que conoce mejor y de la que forma parte. Y quizá a los niños de hoy día sus programas, o contenido de internet como videos en YouTube, le parecerán mejores.

En lo personal nunca fui fan de Disney, ni de los Power Rangers, pero me identifico con el fenómeno que describe por otras razones, principalmente los videojuegos. Recientemente se lanzó la nueva consola de Nintendo, Switch. Desde que se anunció y se presentó, siempre se notó en su publicidad su clara orientación al sector millenial. No en balde, además, el gran juego de lanzamiento de la misma consola fue un “The Legend of Zelda”, una saga que se remonta a 1986 y que alcanzó su mayor protagonismo en los noventa, de la mano de “Ocarina of Time”, catalogado por muchos como el mejor videojuego de la historia. Otros de los títulos anunciados para los primeros meses fueron “Bomberman” y “Sonic”, apelando a la nostalgia que ya venía siendo movida por Nintendo con su NES mini y con “Pokémon Go” en sus primeros meses. Dicho sea de paso, Pokémon ha sido la franquicia más rentable de Nintendo, aún en sus años más bajos, teniendo una base de público que, en sus 7 generaciones distintas, siempre las ha apoyado, siendo la mayoría de los jugadores cercanos a nuestra edad.

Tampoco he sido fan de Star Wars, pero sigue la misma lógica de apelar a la nostalgia, aunque es una saga que se remonta a décadas anteriores a los noventas. El gran boom de los super héroes en el cine, que comenzó con la trilogía de “Nohlan” de Batman, y ha alcanzado su culmen con el Universo Cinematográfico de Marvel, se aprovecha de la base de fans de muchos de estos héroes, que también son de décadas previas, y es el marco en que una franquicia como Power Rangers sabe que apuesta seguro.

Aquellos niños que crecieron con Star Wars, coleccionando comics de Spiderman, Batman, Avengers, o bien con Pokémon, Power Rangers, o jugando con las primeras consolas de Sony y Nintendo, son hoy día jóvenes adultos (o adultos ya) con poder adquisitivo y que, si se apela a su nostalgia y se consigue emocionarlos, son un mercado potencial casi seguro. No se recrean y relanzan franquicias porque sean necesariamente las mejores, sino porque son productos que se venderán bien.

Es difícil poder decir que una cosa es mejor que otra. Sea lo que sea. La opinión que apunte en ese sentido está viciada por su contexto y entorno, de entrada, incluso aquellas con prestigio como los Oscar, Grammy o Nobel. Caricaturas de hoy día me parecen mejores que muchas que eran populares cuando yo era niño. Disfruto ver de vez en cuando “Hora de Aventura”, “Un Show más” (aunque ya ha acabado) o “Escandalosos”.


Imagen: https://img.buzzfeed.com/buzzfeed-static/static/2014-10/30/17/campaign_images/webdr10/27-terribles-problemas-de-los-noventas-que-los-ni-2-23319-1414705156-6_dblbig.jpg

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.