La gratuidad es anticapitalista

Por Teolinca Velázquez

El otro día me encontré por ahí una imagen que decía: “Si eres bueno en algo ¡no lo hagas gratis!” y supongo que estaba hecha para compartir en redes sociales. Debo confesar que me encontré confundida con el contenido de dicha imagen; estaba claro que estaba dirigida al sector joven de la población y realmente me decepcionó pensar que sea eso lo que ahora se nos quiere enseñar.

Pasaron los días pero no podía evitar el tema en mi cabeza hasta que durante un debate en clase, me dijeron: “la gratuidad es anticapitalista” porque enseña el valor de ofrecer un servicio sin esperar un pago, ¡justo eso era lo que necesitaba! Así que con ambas pequeñas frases pude ver dos caras de la moneda.

Desde hace un tiempo doy clases en un colectivo. Nos dedicamos a impartir las materias que conforman los exámenes de admisión y lo hacemos de manera gratuita pues la razón de estos colectivos es hacer frente al negocio millonario de los cursos de preparación; la mayoría de los que imparten las clases son universitarios ya sea estudiantes, egresados o estudiantes de posgrado.

Cuando comencé esta aventura, una de las críticas más fuertes fue precisamente la gratuidad: ¿Cómo era posible que ocupáramos mínimo  dos horas al día para impartir una clase sin obtener pago a cambio?  Unos le dicen estupidez, otros les dicen ingenuidad y otros le llaman corazón.

Y es que la gratuidad es algo que ha ido dejándose de lado para dar paso al interés. El contexto actual nos ha educado para pensar que todo lo que tenemos para dar debe tener un precio; se ha olvidado que la capacidad de dar sin esperar nada a cambio es una de las cualidades más bellas del ser humano, como lo canta Jorge Drexler:

“Cada uno da lo que recibe y luego recibe lo que da, nada es más simple, no hay otra norma: nada se pierde, todo se transforma.”

Pero no solo se queda en el plano de las cualidades humanas. El inclinar nuestras vidas al servicio gratuito es también una forma de disidencia ideológica, podemos enseñarnos a modificar nuestras vidas y no dejarnos envolver por el contexto que nos rodea: “Qué se vende, qué se compra, es lo que piensa el tirano”. Con la gratuidad podemos ser diferentes, podemos nadar a contracorriente.


Imagen: http://www.um.es/web/sepa/-/la-unidad-de-psicologia-reproductiva-en-las-jornadas-de-la-familia?inheritRedirect=true&redirect=%2Fweb%2Fsepa%2F

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.