La educación y la juventud

Por Brandon Ramírez

Estamos a unos días del inicio de la vida universitaria de muchos jóvenes en el país. Conozco a varias personas que han cambiado de carrera una, dos, tres y hasta cuatro veces; algunos más, que tras terminar la licenciatura iniciaron una segunda carrera al no ver cumplidas sus expectativas o el desánimo que les genero el encontrarse con que, aquello que pensaron que les gustaba, fue muy diferente y decidieron iniciar una nueva etapa formativa; otros más, en los que me incluyo, que de inicia a fin, y tras egresar de la misma, viven encantados con aquello que deciden estudiar.

Mucho se dice que, los 18 años, no es una edad muy recomendable para elegir una carrera universitaria, pues aun no se tienen claros los intereses profesionales, y por más pruebas de aptitudes que se puedan hacer en la educación media superior, siempre quedaran las dudas y el marco que condiciona nuestra decisión incluye muchas cosas: presión familiar, salidas profesionales en el mercado laboral, sueños de niñez, falta de oportunidades o acceso a la primera opción de nuestra carrera, etcétera. También, se menciona la dificultad de, ante una multiplicidad de intereses, tener que elegir sólo uno de entre ellos, y acertar en que sea aquel que cumpla nuestras expectativas y anhelos.

Pero la vida universitaria suele dar mucha salida a todos esos intereses conjuntos: se puede ejercer un trabajo que cumpla algunas de las expectativas o necesidades a la par del estudio, o bien, los campus suelen tener una amplísima oferta cultural, deportiva, artística, que complementen o den oportunidad de desarrollo a las inquietudes extras que podamos tener. Lo importante es, si se quiere, no renunciar a todo interés que podamos tener, y explorarlos para descubrir cuanto nos puede llenar y colmar nuestras aspiraciones.

Puede que un título universitario no este ahora asociado a oportunidades a las que antes estaba, y que se necesite de hecho algún posgrado para tener algunas de estas que antes eran accesibles con una licenciatura, pero también lo es que la educación universitaria no agota la gama de áreas de desarrollo profesional: cada vez el emprendimiento tiene más espacio para crecer, aunque en países como el nuestro aun sea remar contra corriente en muchas ocasiones, o hay otras actividades que no necesitan de un título para ejercer y progresar, asociados principalmente a las nuevas tecnologías digitales.

La promesa del nuevo gobierno de garantizar acceso a la educación universitaria a todos los jóvenes suena bien, pero tampoco es una solución total para aquellos que, de hecho, no ven su desarrollo profesional por ese camino, sino con oportunidades y apoyos al emprendimiento, espacios para la difusión artística en particular y cultural en general o bien, en algún deporte en el que, sin embargo, no encuentran oportunidades de desarrollo o apoyos y espacios suficientes.

Asumir que, pese a la amplia gama de opciones e la educación universitaria, se cubren sólo con universidades los espacios que los jóvenes necesitan para su desarrollo integral, sería desde mi perspectiva un error. El esquema de becas para jóvenes podría partir de la premisa según la cual, no sólo en las aulas universitarias o de educación media superior pueden encontrar su salida profesional, sino que en espacios culturales, deportivos, o áreas de creciente relevancia asociadas a las nuevas tecnologías pueden servir para este mismo fin.

Sea como fuere, y desde todas las áreas posibles en las que se puede crecer profesionalmente, los jóvenes de México y el mundo están llamados a intentar corregir muchos de los vicios del mundo contemporáneo, que han devenido en desigualdad, alejamiento de los sistemas de representación política, condiciones de vida, en el caso específico de México niveles alarmantes de corrupción, inseguridad, violencia de género, entre muchos otros. Aunado a eso, problemas globales como el cambio climático siguen ahí, como una espada de Damocles, que debemos buscar paliar para construir un mejor mundo.


Imagen: https://espacio.fundaciontelefonica.com/wpcontent/uploads/2013/11/eddisruptiva.jpg

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.