La condición juvenil

Por Fernando Rocha

El artículo 4 de la Ley de los Derechos de las Personas Jóvenes en la Ciudad de México considera que “Las personas jóvenes constituyen un grupo de población con características particulares que ameritan atención y protección por parte de las instancias de gobierno”, es decir, que los jóvenes en la Ciudad de México requieren atención especial1 debido a que, por ser ellos mismos, padecen o son propensos a padecer ―porque ellos u otro actor los genera― problemas, lo cual convierte su situación en un problema público. ¿Pero esta inferencia es válida y, si lo es, cuál es su hipótesis causal? 

Anteriormente2 se repensó la consideración social que se hacía sobre los jóvenes en México y se infirió lo absurda que puede ser: si los jóvenes no son una mayoría cuantitativa o cualitativa, ¿por qué comisionarles a transformar ética y políticamente la sociedad?, no obstante, se intuyó la existencia de ese potencial debido a la posible presencia de condiciones individuales, pero se descubrió que una situación desfavorable para que ese potencial (si existe) se efectuara3. Ahora se examina si las condiciones actuales son favorables para los derechos de los jóvenes en la Ciudad de México, no porque ellos sean potenciales líderes estatales sino porque son humanos y ciudadanos; y con este examen descriptivo se verificará la validez de la inferencia del artículo 4 de la Ley anterior.4 

Instituciones y organizaciones

Los derechos de los jóvenes se fundamentan en su humanidad, nacionalidad y ciudadanía, y son explicitados por la Constitución estatal (Artículo 10) y por leyes ordinarias como la Ley de los Derechos de las Personas Jóvenes en la Ciudad de México de 2015 ―antecedida por la Ley de las y los Jóvenes del Distrito Federal de 2000―, la cual especifica ordinalmente el derecho al trabajo, a la educación, a la salud, a la protección social, al deporte, a la cultura, a la identidad, a la paz y a la participación política, además de establecer, como organizaciones procuradoras de esos derechos, el Gabinete de la Juventud y, más específicamente, el Instituto de la Juventud, los cuales pertenecen al Sistema para el Desarrollo, Participación, Promoción y Protección y elaboran el Plan Estratégico para la Promoción, Desarrollo, Participación y Protección (existente desde la Ley de 2000); y son medios de estas organizaciones y de la juventud, la Red de Intercambio de Información sobre la Realidad Juvenil en la Ciudad de México (también establecida desde 2000) y el Fondo de Apoyo a Proyectos Juveniles (de ambos su existencia o elaboración es desconocida). 

Hipótesis

En una democracia la garantía de todo derecho corresponde a todo ciudadano, por lo que, aun cuando existan autoridades ejecutivas, judiciales y administrativas, sería absurdo imaginarlas como los únicos sujetos que tienen esa obligación; la responsabilidad exclusiva de esas organizaciones es con los problemas que rebasen las capacidades o autoridades individuales, por eso los programas y servicios públicos para la juventud en la Ciudad de México consideran las siguientes hipótesis causales y descriptivas:

  1. Si los jóvenes desertan del bachillerato o no existen las condiciones para que ejerzan sus derechos de participación ciudadana, incurrirán en actividades nocivas para ellos y para la sociedad 5(Jóvenes en Impulso).
  2. Si los jóvenes no desarrollan habilidades o no obtienen conocimiento, se debe a las dificultades que presentan sus condiciones sociales y económicas6 (Jóvenes en Desarrollo). 
  3. Los jóvenes necesitan oportunidades exclusivas para expresarse u ofertar obras suyas (Bazar Capital, Línea Joven y Consejo Joven).
  4. Los jóvenes necesitan lugares y servicios exclusivos para hacer sus actividades preferidas (Semana de las Juventudes, Seguro a Casa, Madres Jóvenes Hospitales de las Emociones, colocación de implantes anticonceptivos, skateparks, paseos turísticos, préstamo de bicis, asesoría legal y pruebas rápidas de VIH)
  5. En la Ciudad existen condiciones que son desfavorables a los jóvenes (Mi Primer Trabajo, cursos para exámenes de ingreso escolar, regularización, apoyo a emprendedores).
  6. Los jóvenes, cuando se conocen a sí mismos, tienen más posibilidades de efectuar benéficamente su potencial (Ya tengo 15, Orientación Educativa y prevención del embarazo).

Para descubrir la certeza de esto he empleado las bases de datos de la Encuesta Nacional de Discriminación 2017 (1,144 observaciones correspondientes a jóvenes de la Ciudad de México)7 y de la Encuesta Nacional de Valores en la Juventud 2012 (3,170,356 observaciones correspondientes a la capital)8, de donde se obtiene, respectivamente a las hipótesis anteriores, lo siguiente:

  1. Según la ENVAJ, el 47.7% no concluyó el bachillerato y sólo un 1.6% suyo respondió que no respetaba la ley9. 
  2. Según la ENVAJ, el 55.9% dejó de estudiar y de esta cantidad el 48.9% lo hizo por actividades relativas a la necesidad de recursos económicos10.
  3. Según la ENADIS, el 70.1% percibió que su opinión no era considerada por la mayoría de la gente, aun cuando el 90.6% se sentía aceptado en su comunidad.
  4. Según la ENVAJ, el 26% (el cual es Mo) consideró a la inseguridad como su principal problema, aun cuando el 71.6% 11
    estaba satisfecho con su ciudad. 
  5. Según la ENVAJ, el 18.5% no estudiaba ni trabajaba y buscaba un empleo, y un 7.5% suyo creyó que estaba sin trabajo debido a su inexperiencia, un 14.9% por su insuficiente preparación y un 16.1% porque no había empleo; pero el 65.4% 12
    del total de la población creyó que tenía oportunidad de conseguir un trabajo y el 81.6% se sentía seguro de realizar futuramente sus proyectos más anhelados. 
  6. Según la ENVAJ, el 22% no utilizó un método anticonceptivo y 0% suyo actuó así porque no conocía alguno 13. 

Entonces, si se consideran las descripciones anteriores, de las 6 hipótesis sólo podrían comprobarse la 2 y la 3, por lo que la cuestión ahora sería ¿por qué existen los demás programas y servicios si no existe el supuesto problema público que motivó su creación? Quizá disponer de más variables y observaciones contribuiría a reducir la incertidumbre del autor o la percepción sobre la eficiencia del gobierno. 


Como lo muestra el inciso XXXII del artículo 2 de la misma Ley, cuando establece el uso de una <<Perspectiva Juvenil>>, que consiste en un “enfoque teórico, metodológico, técnico y operativo para la construcción de políticas y acciones sociales, económicas y políticas orientadas a la protección de los derechos humanos, el desarrollo integral y la participación de las personas jóvenes en la vida pública”.

http://jovenesconstruyendo.org/la-consideracion-juvenil/

Aquella vez se consideró que la cantidad de decisores jóvenes en dependencias gubernamentales, partidos políticos y organizaciones civiles, era representación de las condiciones para que la juventud influyera en la trasformación de su sociedad, consideración que merita más de una verificación de hipótesis correlacional. 

Este artículo no pretende ser la evaluación de una política pública: identificar cómo se reconoció y percibió el problema y cómo se formuló e implementó su solución, para evaluar sus efectos conforme al modelo causal utilizado. 

5 vid. INJUVE, 2015, 2016, 2017. 

vid. INJUVE, 2015, 2016, 2017. 

Quizá más convenientes serían los datos de la EDIS 2017, pero infortunadamente no están disponibles. 

Omito los datos de la Consulta de Tendencias Juveniles 2013 no sólo porque no estén disponibles sino también porque tiene muy pocas variables, lo que no permitiría hacer las inferencias aquí necesitadas. Asimismo, debido a la diferencia de la fecha de obtención de los datos y de la cantidad de éstos, entre la ENVAJ y la ENADIS, reconozco la incertidumbre que provoca su empleo paralelo para describir las condiciones sociales actuales ―aunque la mayoría de los datos provenga de la primera―, no obstante, esto no afecta la evaluación de las hipótesis gubernamentales debido a que se formularon antes de la ENVAJ y no han variado. 

Infortunadamente esta encuesta no contuvo variables relativas a comisión de delitos.

10 Conjunté las unidades “Tenía que trabajar”, “Por matrimonio”, “Por embarazo” y “Por falta de dinero”.

11 Para medir mejor esta variable la he vuelto dicotómica: las respuestas “Muy satisfecho” y “Algo satisfecho” las consideré existencia de satisfacción, mientras que las respuestas “Poco satisfecho” y “Nada satisfecho”.

12 He realizado el procedimiento anterior con las respuestas “Muchas”, “Algunas”, “Pocas” y “Ninguna”.  

13 Reconozco que datos como la cantidad de jóvenes que modifican sus estudios por la variación de su percepción vocacional o disponer de un índice que muestre cuánto saben usar los jóvenes los métodos anticonceptivos, sería conveniente para un examen más científico. 


Referencias

CONAPRED. (2017). Encuesta Nacional de Discriminación 2017:

http://www.beta.inegi.org.mx/proyectos/enchogares/especiales/enadis/2017/default.html 

IMJUVE. (2012). Encuesta Nacional de Valores en la Juventud 2012:

http://www.imjuventud.gob.mx/pagina.php?pag_id=1066

INJUVE. (2017). Evaluación Interna 2017 del Programa Jóvenes en Impulso operado en 2016.

_______. (2017). Evaluación Interna 2017 del Programa Jóvenes en Desarrollo operado en 2016.

_______. (2016). Evaluación Interna 2016 del Programa Jóvenes en Impulso operado en 2015.

_______. (2016). Evaluación Interna 2016 del Programa Jóvenes en Desarrollo operado en 2015.

_______. (2015). Evaluación Interna 2015 del Programa Jóvenes en Impulso operado en 2014.

_______. (2015). Evaluación Interna 2015 del Programa Jóvenes en Desarrollo operado en 2014.

_______. (2018). Servicios: https://www.injuve.cdmx.gob.mx/servicios 


Imagen: https://www.pinterest.com.mx/pin/387942955398317217/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.