Jóvenes Profesionistas

Por Jonathan Alexander López Cruz

Los jóvenes que resultamos beneficiados del programa Rumbo Joven 100 para venir a Washington DC nos encontramos a la mitad de nuestra estadía y mucho ha cambiado en nosotros definitivamente, sin tomar en cuenta los cambios culturales a los que nos tuvimos que adaptar, The Washington Center (TWC)¸ la institución encargada de llevar el programa aquí en Estados Unidos, nos ha impartido cursos de desarrollo profesional que nos ha ayudado mucho a entender la cultura de trabajo estadounidense y nos ha permitido tomar ventaja de ello.

Desde el inicio de programa, TWC nos brindó la oportunidad de interactuar con distintos profesionistas y empresarios de Washington DC, para que pudiéramos entender de primera mano lo que significa ser y comportarse como todo un profesionista. Durante esas conferencias pudimos resolver distintas dudas, analizar situaciones y practicar lo que aprendíamos día con día.

Una de las cosas que quedaron en nuestras mentes es separar lo personal de lo laboral y, aunque la mayoría ya sabe eso, ¿qué significa exactamente?  En nuestras clases nos dejaron muy en claro que no se pueden tocar temas personales en el trabajo lo cual es claramente comprensible, sin embargo venir de un país en el que tus compañeros de trabajo también se convierten en tus compañeros de vida, eventualmente vuelve un poco difícil mantener esa distancia. A pesar de ello, debo decir que Washington DC es una ciudad con muchas personas procedentes de muchos países del mundo, por lo que esta regla puede ser un poco más flexible  y te permite aprender más de la cultura de otras personas; aunque es importante aclarar que eso no significa perder el respeto por la privacidad, ya que al convivir con personas de distintas culturas es importante saber respetar cada una de ellas.

Además de convivir en tu trabajo y en la escuela con personas de diferentes culturas, en Washington DC es muy importante hacer networking, es decir, conocer y construir muchas relaciones profesionales para que, con el tiempo, éstas impulsen aún más tu carrera profesional. Para lograr esto, la capital de Estados Unidos es uno de los lugares más idóneos ya que aquí todos los días hay eventos de todo tipo, desde que he estado aquí no he podido asistir a todos los eventos que he querido porque, en ocasiones, estos ocurren de manera simultánea, sin embargo es cuando cada persona decide cual es el más conveniente para asistir y sacarle más provecho.

Por último, conocer personas es muy importante pero, más importante aún, es conocerte a si mismo ya que cuando conoces a alguien más, es inevitable que te pregunten por ti, qué haces, qué te gusta hacer, cuáles son las razones para hacer lo que haces y, más importante aún, cómo supiste del evento en el que se están conociendo.  Es por ello que The Washington Center nos ha impartido talleres de networking, marca personal, mercadotecnia personal, cómo construir nuestro Curriculum Vitae, nuestra cuenta personal en LinkedIn, incluso nos han dado las bases para construir nuestro propio saludo que incluye desde nuestros intereses hasta nuestros objetivos en el futuro.

Es por ello que compartir este conocimiento con los demás jóvenes en México se va a convertir en algo obligatorio para mí, ya que de ese modo otros jóvenes podrán potencializar sus habilidades y crecer profesionalmente como lo estoy haciendo yo ahora.

Comentarios

Comentarios