Habilidades para la vida profesional: Liderazgo Parte I

Por Eva González

 

Ya en ocasiones anteriores he abordado el tema de las habilidades (blandas), que son necesarias para desarrollarse en el ámbito profesional  -aunque también ayudan mucho en la vida diaria-; una de las más importantes y también de las más complejas, es el liderazgo, ya que éste implica otras que son intrínsecas. El liderazgo se desarrolla una vez que se han adquirido habilidades de comunicación, inteligencia emocional, trabajo en equipo, resolución de problemas y todo lo que implica trabajar con personas; de tal manera que el líder debe poder manejar personalidades, temperamentos, perfiles profesionales y motivaciones de cada uno de los miembros de su equipo.

Es importante mencionar que existen tres tipos de habilidades:

  • Habilidades técnicas: son las que se obtienen principalmente a través de la formación académica, son los conocimientos adquiridos que nos servirán para realizar nuestro trabajo, incluyendo el uso de herramientas: software, hardware, documentos, manuales de procedimientos, políticas, procesos de la empresa, etc.
  • Habilidades humanas: son las que se refieren a todo lo que tiene que ver con la interacción entre personas; aluden a la comunicación, relaciones interpersonales, trabajo en equipo, etc.
  • Habilidades conceptuales: son las que conllevan un proceso de pensamiento complejo para desarrollar ideas o resolver problemas. Es así que tenemos a la inteligencia emocional, las estrategias de negocio, los planes de acción, etc.

La persona que ocupa una posición de liderazgo dentro de una empresa debe poseer habilidades que sean propias de estos tres tipos.

Desafortunadamente, en las instituciones académicas solamente nos capacitan de manera técnica, dándole menor relevancia a lo humano y conceptual, por lo que los egresados de las universidades, que van a solicitar su primera oportunidad laboral, se enfrentan a los reclutadores con carencias que los ponen en desventaja ante los procesos de selección.

Al respecto, Janette Marx, vicepresidenta de Adecco Staffing US, afirma: “… las escuelas deben incluir tanto habilidades técnicas como sociales en sus programas, lo que derivará en una generación de candidatos mejor preparada y un sector laboral reforzado.” (La verdadera razón por la que no se contrata a universitarios, por Rukmini Banerjee, Forbes México, 2014).

Si bien hay un proceso natural de madurez profesional y una curva de aprendizaje en la que vamos adquiriendo nuevos conocimientos, desarrollando las habilidades que requiere el trabajo que realizamos, es muy importante que como joven estudiante busques complementar tu educación a través de libros y cursos especializados y enfocados en desarrollar estas habilidades. Piensa que en el mismo periodo en el que tú egresarás de tu carrera profesional hay otros miles de jóvenes de esa misma carrera, con un perfil similar al tuyo, que van a ir a pedir el puesto que a ti te gustaría ocupar. Debes buscar colocarte en una posición que te procure ventaja sobre los otros candidatos, piensa que desde que entraste a la universidad comenzaste a competir con otros que eligieron la misma carrera que tú ya que la demanda laboral por parte de gente que quiere ocupar una posición dentro de una empresa supera la oferta de vacantes. 

Regresando al tema específico de la habilidad que tanto es requerida hoy en día por los empleadores, el liderazgo; ha tomado gran relevancia reemplazando poco a poco el concepto del jefe, aunque de hecho, ser líder no implica forzosamente ser jefe y un jefe no siempre es un líder.

Podemos incluso decir que el liderazgo se comienza a desarrollar a temprana edad, en los grupos de amigos de las escuelas podemos identificar al líder, a ese niño o niña a quien los demás siguen, imitan sus acciones y quieren ser como él o ella. Todos de alguna manera desarrollamos un liderazgo, aunque en cada persona es de diferente tipo, ya que va de la mano con nuestra personalidad, y esto va a definir en una primera instancia la clase de líderes que seremos en la vida profesional. 

Es así que nos encontramos que en la empresa, las posiciones de poder no siempre están ocupadas por gente que sepa liderar el equipo de trabajo, lo que conlleva que los objetivos no se cumplan, que predomine un mal ambiente laboral, que no se genere el compromiso por parte de los empleados con la empresa y que la gente esté enfocada en cosas distintas a los intereses del negocio. 

Recordemos que las empresas también están en constante competencia con otras de su mismo giro y todo lo que se haga al interior de la organización va a ser fundamental para sobresalir en el mercado. Por eso la industria cada vez es más demandante al querer atraer el talento adecuado que le reditúe su inversión.

Para cerrar esta primera parte del tema de liderazgo, quisiera subrayar que los líderes no solamente son buscados para ocupar cargos de poder en las empresas, por lo que aunque seas un joven que va a comenzar su carrera como becario, asistente o algún puesto operativo que pienses que no requiere de un liderazgo de tu parte en un principio, tienes que enfocarte en desarrollar las habilidades que ya hemos mencionado, ya que serán clave para tu ascenso profesional.


Imagen: https://villahermosaempleos.org/2014/05/27/lenguaje-corporal-10-tips-para-entrevistas-de-trabajo/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.