Generación “Y”, o los “millennials” y su participación en el cuidado del planeta

Por Paulina Martínez

La generación de los llamados “millennials” ha cobrado mucha importancia en los tiempos actuales debido a que ahora son ellos quienes toman muchas decisiones importantes que impactan positiva o negativamente el entorno; es decir la llamada generación “Y” ahora cobra gran relevancia y son protagonistas del devenir actual del planeta. Este grupo de personas que nacieron entre los años 1981 y 1995, y se convirtieron en adultos alrededor del año 2000, son ahora los empresarios, gerentes, directores, artistas, comunicadores entre tantas otras profesiones y oficios que tienen la responsabilidad de dejar un mejor planeta para las próximas generaciones.

Se dice que cuando una persona siembra un árbol aún sabiendo que no descansará bajo su sombra, o no comerá de sus frutos y aún así decide hacerlo, esta persona habrá encontrado el significado de la vida. Compartir lo mejor de nosotros a aquellos que no conocemos nos vuelve nobles y es el regalo más grande entre las personas.

Las características de este grupo de personas son muy curiosas, con un alto potencial para realizar actos inverosímiles y vivir cómodamente, sin compromisos ni altas exigencias, apolíticos y desencantados con la religión; se alejan de los estereotipos y modelos sociales ya obsoletos para los tiempos que vivimos ahora. Su inquietud mental y descontento por las creencias establecidas los llevan a pensar en nuevas maneras de enfrentarse al mundo moderno. Con su gran capacidad para manipular, crear y desarrollar tecnología, en conjunto con ideas innovadoras, pueden ser de gran utilidad para resolver algunos o muchos de los problemas sociales y ambientales a los que nos enfrentamos como sociedad dentro del planeta en que vivimos.

El carácter de la generación “Y” o “boomerang” como también se les conoce, tienden a volver al origen, a lo sencillo, práctico y a veces tradicional, pero sin dejar de lado la tecnología pues son una generación que nacieron en medio del boom tecnológico y la era digital, por ello están muy habituados y apegados a las tecnologías modernas. Por sus ideas y manera de vivir se enfrentan a diferentes situaciones que pueden representar desventajas, como dificultad para encontrar vivienda, un empleo o ser parte de un mecanismo donde los roles sociales bien definidos impiden muchas veces el crecimiento personal, la creatividad e innovación de las personas que en un mundo mecanizado y globalizado representan un número que produce ganancias o pérdidas económicas dejando de lado los derechos humanos y los sueños o anhelos de las personas que constituimos las sociedades del mundo. Su falta de madurez, su individualismo, sus altas expectativas, la excesiva confianza en sí mismos, una elevada autoestima y la necesidad de comodidad, hacen de ésta una generación única y muy importante para el futuro del planeta y de las próximas generaciones.

Los “millennial” son una generación bien preparada, con un alto nivel educativo, representan casi un 25% de la población mundial, entre los 18 y los 34 años de edad, muchos han viajado por el mundo desde muy jóvenes para estudiar en las mejores universidades,  trabajar en empresas de renombre multinacionales, para conocer el mundo, otras culturas y sus opciones en la vida.

Tienen una gran cantidad de tecnologías para mantenerse informados y comunicados, con sus habilidades informáticas han logrado unir al mundo a través de las redes sociales para exponer situaciones reales donde la información llega a un mayor número de personas y así puedan formar un criterio propio, adoptar una postura y opinar libremente sobre temas variados; muchos de ellos no recuerdan como era la vida sin internet, computadoras o smartphones. Estas herramientas son muy útiles si se quiere exponer temas de vital importancia como lo es el calentamiento global y todas las consecuencias que implica esta situación ocasionada en gran medida por las actividades humanas.

Esta generación también ha sido tachada de impaciente, malcriada y consumista, las empresas buscan hacer cada vez más atractivos sus productos, con más funciones y tecnología cada vez más avanzada para satisfacer múltiples necesidades que a menudo son capricho o producto de la comodidad. Esto propicia una mayor demandad de materia prima, una sobreexplotación de los recursos naturales para obtener los elementos y que las compañías desarrolladoras de tecnología, calzado, vestido y alimentación, etc. requieren para elaborar sus productos u otorgar sus servicios. La demanda de un público consumista es casi insaciable, cada vez se busca satisfacer necesidades nuevas sin tomar en cuenta el impacto que generamos al fabricar tecnologías desechables, con un corto periodo de vida y un gran lapso de tiempo para reintegrarse al medio.

Es importante mencionar que el factor humano ya es perceptible desde muchas generaciones atrás; sin embargo, ninguna había tenido o generado tanta información y no contaban con las tecnologías actuales para hacerle frente a la situación. Su gran capacidad para adaptarse a situaciones o condiciones nuevas como el cambio de hábitat, de trabajo, y satisfacer su necesidad de crecer rápidamente y resolver varios problemas de manera simultánea.

Esta generación se constituye de un tipo de personas que quieren todo a la vez. No soportar trabajos poco interesantes o rutinarios, no dejan lo bueno para después. Lo que buscan es dejar su huella en la historia, vivir una vida apasionada e interesante, formar parte de algo grande, generar cambios, crecer, desarrollarse, cambiar el mundo que les rodea, y hacer de éste un mejor lugar para vivir.

Son en gran medida responsables del curso del planeta y sus habitantes, conservan esa capacidad de asombro por las maravillas naturales y sienten empatía ante el dolor de los seres que sufren o son maltratados, buscan generar conciencia y cambios de actitud en la sociedad, aunque se aburren rápido y pierden el interés es muy importante su participación para que las próximas generaciones puedan conocer, apreciar y valorar todas las formas de expresión de la vida en la tierra. A su vez ellos mismos toman conciencia y comparten la información a la mayor cantidad de personas para que cada uno genere su propio criterio y ponga en marcha las acciones que considere para cuidar y preservar los recursos naturales que se encuentran en los ecosistemas que nos dan sustento, desde el aire que respiramos, hasta los alimentos, la vivienda, la ropa y nuestra apreciada tecnología.

Ser consumidores responsables es una acción muy importante para ayudar en la conservación del medio ambiente. Ser consciente de lo que consumimos y cómo lo hacemos evitará una excesiva explotación de los recursos, y ser responsables con nuestras acciones es dar un gran paso en la conservación del medio ambiente, cada pequeña acción es importante, cada uno podemos contribuir a deteriorar, o mejorar el lugar donde vivimos.


COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Comentarios

Comentarios