Estrategia y táctica: fuerza vs inteligencia

Por Noé Gabriel Portes Gil Bermeo

“El mejor ataque es el que se da cuando no se desenvaina la espada”, Musashi Miyamoto fue un gran maestro en las ciencias de las artes marciales, pues es el autor de El Libro de los Cinco Anillos, el cual ha servido a muchas personas (sin importar sus profesiones) a poder alcanzar la pericia en el camino que eligieron. Él mejor que nadie sabía que la tranquilidad y claridad de cualquier situación podrían dar una mayor ventaja en el campo de batalla. Para esto se necesitaba de un amplio conocimiento interno y externo, individual y social.

En este siglo XXI nos hemos percatado que la inteligencia podrá más que la fuerza, pero si se tiene ambas, entonces se puede llegar a ser invencible, y con ello se puede alcanzar el poder. A todo esto, sabemos lo que ocasiona el abuso de poder.

Lo que estás a punto de leer no son las claves ni mucho menos la “fórmula secreta” de llegar a ser poderoso, puesto que esto no es más que un pequeño compilado de una serie de estudios llevados a cabo por mí, tras leer varios libros como El Fin del Poder (Moises Naim), La Pasión del Poder (José Antonio Marina), El Arte de Tener Razón (Arthur Schopenhauer), Las 33 Estrategias de la Guerra (Robert Greene), Las 48 Leyes del Poder (Robert Greene), El Arte de la Guerra (Sun Tzu), El Libro de los Cinco Anillos (Musashi Miyamoto), Masa y Poder (Elias Canetti), El Manual del Dictador (Bruce Bueno de Mesquita), entre otros. De los cuales pueden aclararte mejor que yo el cómo conseguir poder, pero repito, este escrito no es para eso, sino para darte a conocer lo que es estrategia y táctica, dos elementos claves que muchas personalidades históricas (Napoleón Bonaparte, Alejandro Magno, Qin Shi Huang, Nicolás Maquiavelo, Ciro II El Grande, Pedro I de Rusia, John F. Kennedy, entre otros) han llevado a cabo para obtener lo que anhelaban o más interesaba.

ESTRATEGIA

La estrategia es una visión general, y un proceso o método que se lleva a cabo para conseguir un objetivo general. Éste lleva consigo lo que son estrategias de ataque y defensa, las cuales deben estar ligadas con el objetivo primordial.

Lo que construye a una estrategia es la investigación, y lo que la hace útil es el objetivo o meta a donde se quiere llegar. Por ejemplo: en una campaña electoral, el objetivo general es conseguir votos, para poder hacerlo se deben llevar a cabo una serie de investigaciones previas para así crear una estrategia que se acople con el propósito a alcanzar.

Teniendo bien definida la meta, y habiendo hecho previas investigaciones, es cuando se comienza a tomar decisiones a lo largo de la “batalla”, definiendo bien en qué punto se ataca y en dónde se defiende, incluso una buena defensa puede llegar a ser el mejor ataque.

El término “estrategia” surge (de acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española) del latín strategĭa, que es “provincia bajo el mando de un general”, y éste fue utilizado para las operaciones militares, pero ha llegado a utilizarse en ajedrez, damas e incluso en política, en campañas para ser más exactos.

TÁCTICA

Las tácticas son un complemento de las estrategias, y a pesar de que van tomadas de la mano, son distintas y se deben de tomar como tal.

Son utilizadas de manera más específica y sirven para el correcto cumplimiento de las estrategias para llegar al objetivo general. Son la “acción” del “pensar”, y son las que nos ayudan a definir el esfuerzo dentro del campo.

El término “táctica” surge (de acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española) del latín moderno tacticus, que vendría a ser “poner en orden”.

Inteligencia es igual a estrategia y táctica a fuerza. Al final ambas deben de ir de la mano, puesto que una sustenta a la otra, y sin una no se puede llegar a alcanzar un verdadero éxito, aunque la estrategia y la táctica no son lo mismo. Teniendo esto claro se puede trabajar ya no sólo en la inteligencia sino en la fuerza, puesto que, a pesar de ser distintos, deben de ir juntos a lo largo de nuestro proyecto o plan.

Cuando poseemos la fuerza y la inteligencia podemos llegar a ser indestructibles, pero si abusamos de ello y dejamos caer todo nuestro imperio (familia, amigos, trabajos, proyectos, triunfos, etc.) entonces no somos nada, y al ser nada, todo se vuelve inalcanzable.


Imagen: https://www.pinterest.com.mx/pin/329185053997446477/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.