Espolea: Una visión joven

Para el mes de febrero, les traemos una entrevista con Ceci García y Aram Barra, integrantes de la organización Espolea. Ellos nos cuentan sobre la construcción de este gran espacio de participación de jóvenes, que ha sido logrado a través del esfuerzo y el trabajo realizados durante ya casi 7 años.

Les dejamos con esta increíble entrevista, invitándolos como siempre a escribirnos y dejarnos sus comentarios:

 

Espolea (de espolear) significa avivar, incitar, estimular a alguien para que haga algo. Se construye con las preposiciones a y paraEspolearon a su hijo para que siguiera estudiando.

 

¿Cómo surgió Espolea?

Espolea surge en el contexto de las elecciones presidenciales de 2006.Era un momento en el que queríamos participar políticamente y no había muchos espacios para ello. Además, había muchas campañas justo haciendo lo contrario: intentando que no hablaras si no tenías nada que decir, si no ibas a votar, etc. Fue un momento en el que nos dimos cuenta de lo complicado que era participar políticamente siendo joven. En México, tradicionalmente, si no eres hijo de alguien, si no tienes algún apellido, o si no tienes un título, o si no estás en un cierto círculo, no tienes derecho a opinar sobre los procesos políticos que afectan tu propia vida.

Empezamos a hacer una serie de conferencias, talleres, ferias. Hacíamos actividades alrededor de  los jóvenes en México. Posteriormente, nos movimos hacia el tema de derechos sexuales y reproductivos; después al tema de VIH, al tema de drogas y el último que abrimos fue el tema de género, a través de programas de acción temáticos.

Lo interesante es que casi siempre hemos sido las mismas personas al centro; y las personas que estamos ahí, hemos pasado por un proceso no tanto temático, sino de construcción de derechos y de discurso político.

¿Cuáles son las metas de su organización?

Las metas justamente las relacionamos con los objetivos que perseguimos, que ya están más aterrizados el día de hoy en acciones y programas muy concretos. Pero de entrada el propósito más grande es ése: crear espacios de participación para jóvenes, donde se reconozcan sus diversidades y se respeten sus derechos.  A partir de esa gran misión, nos hemos enfocado en la promoción y defensa de los derechos de estas personas.

En esa lógica, otro de nuestros grandes propósitos es sensibilizar y capacitar jóvenes para que conozcan las políticas, los programas, las leyes que existen en torno a los temas que Espolea trabaja, para poder ejercer esos derechos libremente, responsablemente y que cada vez más nos reconozcamos como agentes de cambio.

En términos generales: proveer, publicar y distribuir información sobre los temas que trabajamos, hacer investigación y propuestas de política pública o programática, e incidir en la opinión pública a través de foros, actividades, talleres, conferencias especiales, etc.

¿Qué los inspira?

Muchas cosas. Creemos que este proceso, que ha sido Espolea, ha sido un proceso de aprendizaje de profesionalización, de maduración personal y profesional. Las motivaciones detrás de lo que hacemos han ido cambiando, algunas cosas se mantienen, algunas se transforman.

Creo que lo que nos inspira es reconocer que los jóvenes somos una fuerza diversa pero única a la vez y  que tenemos el potencial de transformar nuestra realidad positivamente. En cuanto a lo negativo, que también se vuelve una motivación para el trabajo que realizamos, tenemos a  la desigualdad que existe, no solamente en México, si no en América Latina y en el resto del mundo, la violencia que enfrentamos, la discriminación… esas cosas también nos motivan.

Y por supuesto, saber que lo mucho o poco que hagamos representará un cambio para nosotros y para la sociedad en la que vivimos.

¿Qué les dirías a aquellos jóvenes que quieren empezar un proyecto?

Desde Espolea, que tienen las puertas abiertas y lo pueden hacer aquí sin ningún problema.  Creemos que el mensaje principal es: hagan cosas.

Si se les complica mucho como en términos institucionales o burocráticos o formales, pues aquí hay un espacio donde pueden hacer ese tipo de cosas, podemos facilitar esa parte para que no pierdan tanto tiempo y se dediquen a trabajar la idea.

Soñar, actuar y compartir, eso le diríamos a una persona que tiene ganas de hacer, de iniciar un proyecto y demás.

Soñar, porque las acciones no solamente se hacen sino vienen de una idea, de algo que imaginamos, que deriva de un ideal o de un sueño que tuvimos y seguimos teniendo. Sin esa parte, simplemente no tienes material para transformar esa idea en acción.

Actuar, porque evidentemente tampoco nos la podemos pasar soñando. Hay momentos para aterrizar esas ideas y entonces empezar a generar cambios. Podemos tener una idea muy novedosa, pero es cierto y tenemos que reconocer que hay caminos ya trazados, entonces podemos aprender de eso que ya está hecho e innovar, siempre hay espacio para innovar, de eso que no nos quede la menor duda.

Compartir, y esto siempre lo decimos en los talleres que damos. Más allá de que salgan expertos en un sistema que se puede dar en dos horas, cinco horas, dos días, una semana, es necesario seguir aprendiendo. Más allá de lo que nosotros podamos hacer con esa información, es importante compartirla, porque es así como se va replicando este conocimiento y se van generando nuevas ideas.

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.