Eres tú, soy yo; es amor propio

Entre las páginas de una de mis novelas favoritas, intentaba encontrar una frase romántica e inspiradora que me permitiera darle sentido a este artículo para ente mi desesperación, no encontré nada y, sin embargo estas líneas se han convertido en la introducción del mismo.

Todos conocemos la típica, famosa y chocante frase “no eres tú, soy yo” porque la hemos dicho o escuchado en los peores momentos.

Pero la verdad es que nos cuesta aceptar decir que “sí eres tú el problema. Pocas son las personas con agallas para decir las cosas de frente, o por lo menos sin darle tantas vueltas al asunto.

En este mundo tan tecnológico, donde parece que las relaciones y la comunicación son demasiado importantes; pero con la peculiaridad de no serlo en persona, sino que a través de las redes sociales e infinidad de aplicaciones móviles; tenemos al alcance de nuestra mano la posibilidad de conocer de manera virtual a quien queramos, tal como si fuese un catálogo para escoger personas basándonos en su feed, etcétera.

¿A quién no le ha pasado que conoce a alguien a través de una red social y se convierte en uno de sus mejores amigos, alguien para ligar o para entretenerse? Porque TODOSA lo hemos hecho o sido para alguien más.

Las relaciones a través de las redes sociales pueden ser bastante complicadas cuando llega el punto en el que uno de los dos se enamora.

Que alguien quede cautivado por los mensajes del otro, es algo que para muchos podría ser aterrador cuando no desean una relación, y si nos ponemos a pesar en todos los factores a los cuales se le atribuye tal enamoramiento, nos daremos cuenta que se debe a señales e interpretaciones equivocadas.

Es importante dejar en claro que existe una ENORME diferencia entre ser educado o amable con alguien y responder un mensaje a hacerle creer a la otra persona que realmente estás interesada en conocerla. Todo se resume en la intención con la que dices las cosas.

Lo siguiente, es una declaración que he querido expresar desde hace bastante tiempo y que ahora es el momento de hacerlo; esperando que alguien se siente identificado o comprendido con mi experiencia.

Estoy harta de que confunda amabilidad con querer ligar.

Es verdad que mi atención no se la doy a cualquiera, porque no cualquiera genera interés o te cautiva.

Puedo llegar a ser muy amable y conectar con ciertas ideas, pero no confundas mi actitud con interés.

El problema de todos es que tendemos a ilusionarnos con alguien que solo está siendo amable contigo, cuando interpretamos mal su señal pensando en que es AMOR.

Hoy en día el amor está siendo devaluado. No nos queremos dar cuenta que lo que le está diciendo a ti, también se lo dice a otra persona. Aunque claro, no siempre aplica.

¿Por qué esa necedad de querer relacionarlo todo con el amor? No todas las personas quieren enamorarse.

Están los que solo buscan amistades, alguien con quien compartir una opinión, gustos, etcétera.

Debemos parar de idealizar todo con el amor, Porque probablemente la persona cuyas señales estás malinterpretando, ni siquiera busca compromisos con alguien, a menos que sea consigo mismo.

Es horrible que alguien se haga ilusiones con unos, cuando ni siquiera estaba en sus planes, porque aunque no lo quieras, a veces será necesario romper su corazón.

Qué feo que exista la necedad de algunas personas en querer meter su corazón a la fuerza en un lugar que saben que no cabe. Es como intentar hacer entrar tu pie en un zapato que sabes que no es tu talla pero insistes.

Dejemos de hacernos ilusiones; aprender el verdadero significado de la palara NO; porque no solo te lastimas tú viviendo de tus falsas esperanzas inventadas; sino que también lastimas al otro por querer su libertad y no tenerla porque quieres tenerla atada a ti. Recuerda que tú no le perteneces a nadie, así como tampoco nadie te pertenece.

En cambio, si eres tú quien se encuentra en la otra posición, no deseas una relación con alguien, sólo te pido que tengas la suficiente valentía y coraje para poder abrirle los ojos al ilusionado y decir lo que no quieres ni buscas de él  o ella.

Si tan solo aprendiéramos a expresarle al otro “no quiero, no me gustas, no estoy interesado”… nos ahorraríamos tantos dramas, sufrimiento y pérdida de tiempo.

No lo quieres, no te gusta, no es tu prioridad, no te interesa ¡DILO!

Es horrible ilusionar a alguien cuando sabes que nunca podrá suceder algo.

Es angustiante estar pensando todo el tiempo en si eres suficiente para la otea persona.

Es estresante y muy dramático el esperar a que llegue el mensaje de alguien que no te quiere ni te tiene en sus prioridades.

Es una pérdida de tiempo en dar de tu parte cuando al otro no le importas.

Más vale hacer una declaración honesta sobre tus sentimientos, a engañar a esa persona y darle falsas esperanzas.

Eres libre de elegir, eres libre para expresar tus sentimientos; habla todo lo que tengas que decir, pero por favor no permitas ser infeliz a lado de alguien que no quieres. No es egoísmo, se llama AMOR PROPIO.


Imagen: https://pixabay.com

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.