En legítima ¿defensa?: posesión de armas de fuego por parte de civiles

Por Gilberto Cornejo

Una de las más grandes y antiguas aspiraciones del ser humano es la paz, aunque para muchos esto es una utopía; incluso existen corrientes que consideran la violencia como inherente al ser humano y señalan los conflictos entre diversos grupos humanos como una constante a lo largo de la historia de la humanidad. Empero, este año se concedió el Premio Nobel de la Paz a la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN), por lo que parece una vez más se aboga por el desarme.

Y es que discutir el tema tan sólo hace unas décadas atrás era impensable pues el conflicto político ideológico denominado Guerra Fría (GF) obligaba a las superpotencias rivales (Estados Unidos, EEUU, y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS) como a sus aliados (del lado occidental los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte y del lado oriental los integrantes del Pacto de Varsovia) a realizar onerosos gastos en materia de defensa y seguridad. De igual forma, en América Latina y los países pertenecientes al grupo de los no alineados conflictos y regímenes militares en el poder favorecieron grandes inversiones en la cartera de seguridad.

No será hasta la década de los noventa del siglo pasado que la seguridad comienza a desmarcarse de la acepción militarista y estatocéntrica, en la cual se había encajonado casi desde su acuñación, para poder pasar a atender otros temas. Incluso, cuestiones que habían quedado relegadas de la agenda internacional por periodos de tiempo prolongados como el cambio climático, el empoderamiento de mujeres y niñas, la desigualdad económica, entre otros, tuvieron especial atención de la sociedad internacional durante dicho periodo. Sin embargo, contrario a todo pronóstico, si bien los presupuestos de defensa a nivel internacional bajaron (aunque nuevamente fueron al alza tras los atentados del 11 de septiembre de 2001) el tráfico de armas pequeñas y ligeras continúa hasta nuestros días.

Sobre el particular se han propuesto diversas explicaciones sobre el origen de estas armas: para cierto sector éstas son un excedente de los tiempos de la GF; para otros, la inestabilidad y posterior derrocamiento de regímenes autoritarios como la URSS, Irak, Chile y Argentina generaron caos en los países, lo que favoreció el saqueo de los arsenales por parte de grupos guerrilleros, los cuales para financiar sus causas lucran con el comercio de armas.

A pesar de las diversas explicaciones que se dan al fenómeno no debe perderse de vista que si existe un mercado para las armas de fuego es por la demanda por parte de la delincuencia y el crimen organizado, aunque también las solicitan civiles ¿cuáles son las causas? La respuesta es multifactorial, aunque principalmente parece responder a la desconfianza de los ciudadanos respecto a la seguridad que les puede brindar el ente jurídico-político denominado Estado frente a actores como la delincuencia y el crimen organizado, el terrorismo, etcétera; además, no se debe olvidar la capacidad de respuesta que han mostrado dichos actores frente a desastres naturales, llegando incluso a responder más rápida y eficientemente que el garante del contrato social.

Por ello, es más urgente que nunca se replanteen las estructuras estatales para facilitar la capacidad de articulación y generación de respuestas a las demandas de una sociedad civil cada vez más organizada, amén de combatir situaciones tales como la corrupción, que generan desconfianza en los ciudadanos hacia sus instituciones. Sin embargo, existen aún otros motivos por los cuales las personas pueden buscar hacerse de un arma de fuego. Al menos para el caso mexicano encontramos que la Ley Federal de Armas de Fuegos y Explosivos (que data de 1972) contempla fines cinegéticos, deportivos, históricos, estimativos, de coleccionismo, entre otros (Villanueva, 2017).

El debate en torno a la portación de armas de fuego por parte de civiles se vuelve más complejo pues parece que la violencia y la criminalidad están ligadas más al factor cultural que al número de armas disponibles. Dannewan señala para el caso latinoamericano la existencia de un menor número de armas por parte de civiles frente a países como EEUU o Finlandia, aunque estos últimos tienen un menor número de homicidios, descartándose así una relación causal ente posesión de armas y homicidios (2017).

Lo que sí es un hecho es que se necesita darle otro enfoque a la investigación sobre la posesión de armas, pues para ciertos sectores el vigente es una violación directa a los derechos del individuo; en EEUU se han decantado por un enfoque de salud pública, pues las armas de fuego son responsables de la muerte prematura de miles de personas anualmente (Wallace, 2017). Por último, uno de los principales argumentos utilizado por los partidarios de la posesión de armar a los civiles es que las armas no matan personas sino son estas últimas las que matan a sus pares, el debate seguirá tomando fuerza, especialmente frente a los cada vez más comunes ataques con armas de fuego perpetrados por civiles contra la población civil.


Fuentes electrónicas: 

Dannemann, Victoria, “Civiles y armas de fuego: combinación explosiva en América Latina”, en Deutsche Well. Dirección URL: http://www.dw.com/es/civiles-y-armas-de-fuego-combinaci%C3%B3n-explosiva-en-am%C3%A9rica-latina/a-40151480 [Consulta 15/11/17]

Rosas, María Cristina, “ICAN, Premio Nobel de la Paz 2017”, en Etcétera. Dirección URL: https://www.etcetera.com.mx/opinion/ican-premio-nobel-de-la-paz-2017/ [Consulta 15/11/17]

Villanueva, Ernesto, “¿Me armo o no me armo?”, en Proceso. Dirección URL: http://www.proceso.com.mx/504534/me-armo-me-armo [Consulta 15/11/17]

Wallace, Layce, “Here’s  The Reason Why There Is So Little Scientific Research on Guns in the US”, en Science Alert. Dirección URL: https://www.sciencealert.com/why-so-little-gun-control-research-usa-questions-answers?perpetual=yes&limitstart=1 [Consulta 15/11/17]


Imagen: https://pixabay.com/es/pistola-armas-bandera-armon%C3%ADa-2633866/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.