En las nubes

Por Guillermo Alvarado

Era todo un sueño. Su cuerpo, su mirada lasciva, el calor que despedía de su pecho y cuello, sus manos recorriendo mi cuerpo entero. Poca luz, estábamos en su cuarto. No recuerdo como fue que llegamos aquí, pero ella se encarga de que no me detenga mucho pensando en ello, sus piernas me aprisionan, me pegan a su entrepierna, el disparo de los besos no deja de escucharse y guareciéndonos nos acostamos en su cama.

Las sombras que proyectan sus objetos personales en su cuarto son mudos testigos de como hacemos jirones nuestra ropa. Desaparecen las telas descubriendo piel, lunares, senos, sexos. La saliva es nuestro único velo, lubrica cada pensamiento pecaminoso, se escuchan espasmos y gemidos entrecortados; dos cuerpos batallan, sin palabras, como en una danza, sólo se expresan, se acarician, luchan contra la muerte.

La faena es una sucesión de imágenes, no me queda claro como ha sido, pero se que ha sucedido, no recuerdo cuanto placer me provocó o influí en ella, pero se que lo hubo. No recuerdo como es que ahora la respiración vuelve a tomar su ritmo normal, pero se que estuvimos a punto de morir, tocamos el cielo y ahora descendemos plácidamente al suelo.

Entonces ella me mira como si no estuviera debajo de ella, se apoya en mi pecho y baja de mi. Se posa a mi lado metiéndose en las sábanas, yo sigo sin entender que ha pasado, no me viene a la mente si me he equivocado en algo. Ni siquiera recuerdo su nombre, tampoco recuerdo haberla escuchado hablar, tengo fracciones de conversaciones, muchas voces empalmadas, entonces lo recuerdo, mirando al techo me viene todo a la mente y ella despierta y yo desaparezco.

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.