El tiempo se mide en uno

Por Stephanie Villalobos García

El tan conocido científico Albert Einstein afirmaba entre sus tantas teorías, que: “El tiempo es relativo”, claro está que su enfoque iba más ligado a las leyes físicas de la relatividad con respecto a la velocidad de la luz, del sonido y demás. Sin embargo nada más alejado de lo cotidiano, esta afirmación nos concierne de manera inherente en nuestras actividades diarias.

Algo importante que hay que recalcar es el factor de la perspectiva, pues dicen que cuando te diviertes el tiempo pasa volando y todo lo contrario cuando una actividad te parece aburrida y sosa. Pero se preguntaran ¿Si ya sé todo esto, para que hablar del tema?, y es ahí a donde quiero llegar.

Cuanto mas crecemos, mas sentimos que el tiempo pasa demasiado rápido. Para los que estudian quieren ya terminar su carrera o su ciclo escolar, mientras que para los que trabajan y me incluyo, cuentan los días para que ya caiga el fin de semana o la tan esperada quincena. Lo anterior, hace debilitar nuestro tiempo, pues nos mentalizamos para que pase rápido y no lo disfrutamos como se debería. Aunque de igual forma, admito que no todos entramos en el mismo saco, puesto que he de creer que hay personas que lo usan como quieren.

El tiempo es un arma tan poderosa que las empresas han sabido cómo venderlo, aplicaciones que te llevan la comida para que tú no pases por ella o que ofrecen sus servicios de medio de transporte para que viajes rápido y seguro, son algunas que encontramos en la actualidad.

En su defecto, más allá de ocupar nuestro tiempo como deberíamos existe una sombra que parece aquejarnos a los jóvenes y es sobre nuestras metas o experiencias. Estos casos los he visto muy recurrentes entre mis compañeros puesto que observamos quizás, cómo alguien de menor edad a nosotros ha llegado a realizar cosas que uno todavía no ha hecho y quisiera, tanto en lo personal como lo profesional.

Esta es una categoría en la que no me excluyo, a veces pensamos que la vida es demasiado corta o que queremos alcanzar cierto nivel en tan poco tiempo y nos frustramos porque no somos capaces de lograrlo. Todos vivimos en diferentes contextos y situaciones, habrá personas que tal vez por asares del destino no pudieron continuar con su carrera u otras que consiguieron esa tan codiciada beca para estudiar en el extranjero y ahora cuentan con un grado más de estudios.

Por lo anterior, puede que estés pensando que uno ya se atrasó y el otro está adelantado a su tiempo, pero es un gran error desilusionarse por ello, las circunstancias con las que nos movemos nos hacen adquirir diversas experiencias que otros no podrían tener. Si te quieres comer al mundo de un solo bocado o no, quieres darte el tiempo para saborearlo, siendo solo tú el único capaz de controlar al mismo a tu antojo.

Desafortunadamente la sociedad nos ha inculcado que la vida del ser humano se mide en etapas, de los 20 en adelante ya debiste de haber terminado tu carrera, para los 30 de seguro ya conformaste una familia y tienes un trabajo bien remunerado, y para el final de tu vida ya viajaste a todo el mundo y adquiriste la sabiduría máxima posible.

No obstante lo anterior, las generaciones actuales han roto con la mayoría de los cánones que han gobernado durante años la cultura, dándole tiempo al tiempo y manejando una actitud más nihilista y despreocupada en esos aspectos. Actitud que a su vez los hace propensos a querer realizarse en corto plazo y vivir en un estrés constante sobre el quehacer de la vida en general.

Demasiadas opciones nos abren varios caminos, todas buenas y viables, lo difícil es tomar la decisión de a donde seguir, ¿Qué final queremos?, ¿Cómo invertir nuestro tiempo?, habrá ocasiones en las que sintamos que la elección que tomamos no valió la pena la inversión, y otras en las que queramos elegir dos caminos al mismo tiempo. Al final, lo más importante es que sepas que la opción que tomaste la elegiste porque en ese momento fue la mejor para ti, sin remordimientos.

A pesar de que los demás nos digan qué hacer, qué está bien visto y que no, cada persona vive sus etapas como quiere, si tu compañero ya terminó su doctorado y tú apenas estas empezando la carrera, o si alguien ya pasó por la mitad del mundo y tú ni siquiera has visitado todo tu país, no importa, acuérdate que el tiempo es relativo, vive tus momentos como quieres vivirlos y no mires a los demás.

Ser o estar en donde quiera que estés, enfócate en lo que haces en ese momento, date tu plazo de disfrutarlo y alcanza al tiempo, que el mismo fue una invención del hombre para medir la duración de todo lo que él hace. Define tu propia duración del tiempo.


Imagen: https://pixabay.com/es/tiempo-timer-reloj-hora-488112/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.