El eterno aspirante de la UE: Turquía

Por Gilberto Cornejo

La relación entre Europa y Turquía ha sido larga y turbulenta. Este último país es sucesor del imperio turco-otomano, imperio que logro dominar parte de Asia y Europa hasta el siglo XIX. Al término de la Primera Guerra Mundial el país, que abarcaba una inmensa masa continental, quedó reducido únicamente a la península balcánica y a la península de Anatolia. Por tal razón, existe importante población turca en ciertas regiones como la Isla de Chipre o Bulgaria.

Turquía no entra a la Segunda Guerra Mundial, pero si le declara la guerra a parte del eje del mal (Alemania y Japón), situación que le permitiría derecho a participar en la Conferencia de San Francisco, siendo considerado uno de los miembros fundadores de la Organización de las Naciones Unidas. En 1949 se adhiere al Consejo de Europa y presenta su solicitud para unirse a la Europa comunitaria en 1959, momento en el que también establece relaciones internacionales con este actor. No obstante, el golpe de Estado y la dictadura militar instaurada durante tres años, violando derechos humanos y reduciendo la libertad de expresión harían que la UE no considera esta solicitud.

No es hasta 1999 con la transición hacia la democracia que el Estado supranacional considera formal la petición de Turquía, aunque lo había incluido en la Unión Aduanera solo cuatro años antes. Finalmente las negociaciones para la adhesión iniciaron el 03 de octubre del 2005, y estas continúan hasta nuestros días. Como se puede apreciar, la relación entre estos dos actores ha sido larga y se ha llevado de manera cordial, por lo que el país solicitante no se explica las dudas de la Europa Comunitaria.

Para ser ahora miembro de la UE, Turquía ha suspendido la pena de muerte, reformado su economía para dar paso al libre mercado, modificado la ley de inversión extranjera y transitado hacia un gobierno cada vez más democrático. A ningún futuro aspirante a ingresar al proyecto supranacional se le han exigido tantos cambios y a pesar de haberlos cumplido todos aún no se responde a la solicitud de este país, entonces ¿cuál es la verdadera razón?

¿Por qué la Unión Europa se muestra renuente al ingreso de Turquía?

A pesar de surgir para fortalecer a Europa, y lograrlo durante sus primeros años de existencia, actualmente la UE ha perdido protagonismo ante nuevos actores emergentes como China y Rusia. Ha analizado cuidadosamente las repercusiones de integrar a Rusia a la Europa Comunitaria, sin embargo hay algunos puntos que debe solucionar antes de permitirle el ingreso:

    • El problema de la Isla de Chipre: Tras la descolonización de la isla, surgió un conflicto entre las dos facciones que buscaban consolidar un proyecto de nación: los grecochipriotas buscaban la independencia del Reino Unido (RU) y anexarse a Grecia, mientras los turcochipriotas se rehusaban a  vivir bajo el dominio griego, por lo que buscaron la división de la isla. En 1974, Turquía invade la parte norte de la isla, que se proclamó la República Turca del Norte de Chipre, contando únicamente con el reconocimiento internacional del país invasor. Hasta la fecha se encuentran cascos azules en la zona para mantener la paz y la parte de Chipre no invadida es miembro de la Unión Europea.
    • El reconocimiento del genocidio armenio: Para que un país ingrese a la UE, todos los miembros deben de estar de acuerdo. Francia, país defensor de los Derecho Humanos exige se reconozca el genocidio armenio por parte de Turquía. Sin embargo, salvo un discurso brindado en abril de 1914 por el entonces Presidente Recep Tayyip en el que deseó descansarán en paz las víctimas del desafortunado evento. Se estima que la principal causa de muerte de los 1, 500,000 muertos fueron las extremas condiciones del desierto de Siria, aparte de la falta de comida y agua.
    • La cuestión cultural: Lo que se intenta actualmente es crear una identidad europea, pues las diferentes manifestaciones de identidad de cada país ocasionaron un problema que terminó en grandes conflictos como lo fueron las Guerras Mundiales. Por tal motivo, ahora tienen instituciones supranacionales que velan por el bienestar de todos los miembros, aparte de permitir el libre tránsito de las personas en el espacio Schengen. En la UE ya coexisten una diversidad de lenguas, dos sistemas de derecho y varias religiones, lo que ha ocasionado en más de una ocasión conflictos. Por esa razón al ser Turquía un país principalmente islámico y por practicar una serie de costumbres de Asia sudoccidental, se teme se convierta en un factor de pérdida de identidad para Europa.
    • El problema de los migrantes indocumentados: Actualmente la situación de inestabilidad en Asia Sudoccidental ha ocasionado que los habitantes de la zona busquen mejores condiciones de vida, siendo uno de sus principales destinos Europa. Se teme que Turquía al ser parte de la UE se convierta en una puerta de entrada para la inmigración indocumentada o incluso de los mismos turcos. Sí el país euroasiático quiere agilizar el proceso para ser parte de la Europa Comunitaria, deberá renuncia al Espacio Schengen, el cual permite la libre movilidad de los ciudadanos entre los Estados miembro. A pesar de esto, hay que recordar que la inmigración turca en la Alemania de la posguerra ayudó a este país a desarrollarse económicamente, y actualmente existe una gran influencia turca, por ejemplo en Berlín existe un distrito llamado la pequeña Estambul.

Por tales razones, la UE ha decidido que antes de seguir involucrándose en ampliarse y liderar más proyectos a nivel internacional, necesita solucionar los conflictos internos. Al menos en un futuro cercano, la adhesión de Turquía parece improbable, pues además de ser considerado como un factor desestabilizador, generaría malestar por la situación de la isla de Chipre con los Estados de los Balcanes, amén de quitarle liderazgo a Alemania. Es así como la espera del país euroasiático continuara, y será el único en decidir si espera a la estabilización europea o decide integrarse con países asiáticos, ocasionando la pérdida de un socio estratégico para el viejo continente.


Fuentes de consulta

  • Batalla Adam, Laura, “Turquía, El eterno candidato a la Unión Europea” en Revista Española de Relaciones Internacionales, Núm. 5, pp. 1-26.
  • Blanco, Eduardo; “La realidad del conflicto de Chipre” en UNISCI Discussion Pappers, Núm. 11, Mayo 2006,  pp. 137-152.
  • De Andrés, Francisco; Ministro Turco para la UE: <<Si Europa no nos acepta no habrá ningún drama>>. Consultado en: http://www.abc.es/internacional/20150202/abci-ministro-turco-201501291702.html,
  • Dolores Rubio, García, “El proceso de adhesión de Turquía a la Unión Europea y su influencia en la identidad europea, en Revista de Relaciones Internacionales, UNAM, Núm. 106, pp. 86-104.
  • La Vanguardia; Erdogan cree que la Unión Europea pone obstáculos a la adhesión de Turquía. Consultado en: http://www.lavanguardia.com/politica/20150509/54430536335/erdogan-cree-que-la-union-europea-pone-obstaculos-a-la-adhesion-de-turquia.html
  • Mourenza, Andrés; Kenan Evren, el dictador que alejó a Turquía de la UE Consultado en:http://internacional.elpais.com/internacional/2015/05/12/actualidad/1431442336_637756.html

Imagen: https://pixabay.com/es/pavo-estambul-velada-tarde-noche-1349838/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.