El embrujo del engaño

Por Ana Garduño

 

Hace poco me encontré con un artículo muy interesante en Cracked, donde un vendedor de muñecas “embrujadas” contaba cómo entró al negocio, y difundía una verdad respecto a estas que, mientras que no se trata de algo desconocido, es un tema que bien podría arruinar el negocio de lo paranormal: las muñecas embrujadas no son verdaderas.

Ahora, creamos en los fantasmas, espíritus o no, no podemos negar que muchos de los productos mágicos o embrujados que se encuentran en el mundo, y en especial en la sección de compras en ebay, son falsos. Pero, ¿Hasta qué nivel se extiende este fraude? Y sobre todo, ¿Porqué la gente sigue adquiriendo estos productos a pesar de que estan siendo engañados a todas luces? La respuesta no es, por supesto, fácil o incluso universal, pero tiene que ver en gran medida con nuestro profundo deseo de creer, e incluso con un poder más misterioso y aterrador que el espíritu de una niña que murió violentamente: el poder de la sugestión.

Según la experiencia del autor anónimo del artículo, comenzó comprando muñecas en ebay, aplicándoles filtros que las hicieran parecer aterradoras, y vendiéndolas al doble del precio, argumentando que el comercio de artículos de ocultismo es popular, una de las cosas que más me sorprendió del caso es que aparentemente la gente no sólo vende tablas oujia o muñecas embrujadas, sino que hasta llega a vender sillones o incluso centavos embrujados. Por supuesto, la pregunta que surgió como una broma de el por qué alguien compraría una muñeca embrujada, se convirtió en un asunto que me interesó a mucha más profundidad; ya no sólo es el por qué compraríamos algo que está embrujado, sino el por qué nos creeríamos todas las ventas de este tipo que se hacen por internet, y principalmente, ¿Por qué la gente no devolvía los productos cuando no se comportaban de manera extraña?

Según el autor del artículo, la sugestión juega un papel importante en que no sólo no le devuelvan las muñecas, sino en que la gente de verdad crea que están encantadas.  El diccionario de la psicología define a esta palabra como una “Influencia sobre el sujeto no reconocida como tal”. Esto significa que, en el caso de las muñecas, la sugestión se trata principalmente  de que la gente realmente cree que las muñecas están embrujadas, principalmente por el hecho de que se les está indicando que están embrujadas, aunque en realidad no lo estén. El poder de la sugestión fue probado por un experimento realizado por el NCBI, cuando a un grupo de personas un actor les dijo que una mesa estacionaria estaba levitando, un alto porcentaje de esta muestra pensó que, en efecto, la mesa se había movido.

Y es que la sugestión tiene un poder fuerte, no sólo es un medio para convencernos a nosotros mismos de que nuestras fantasías pueden ser realidad, o de que las cosas supernaturales existen, sino que va mucho más allá, incluso hasta llegar al mundo de la ciencia y la medicina: El difusor de la ciencia, Ben Goldacre, dedicó un libro completo; “Mala ciencia” a hablar sobre diferentes fenómenos como la medicina alternativa, el efecto placebo, y el rechazo que algunos sienten frente a la medicina tradicional, ligándola directamente al poder de la sugestión. Es una lectura que  recomiendo mucho y que explica a la perfección del porque el cerebro humano se engaña a sí mismo para creer cosas que no son verdad.

¿Es algo malo entonces, el vender muñecas embrujadas falsas o terapias que no funcionan? Claro que el engañar a la gente no está bien, en especial en el segundo punto donde puede estar en riesgo la salud; pero el poder de la sugestión es tan grande que, aunque en realidad las muñecas no estén embrujadas, o la medicina alternativa no funcionan en la teoría, en la práctica funcionan mejor que cualquier cosa porque son objetos y prácticas ordinarias hechas mágicas gracias al gran poder de la sugestión.

Desde muñecas embrujadas, hasta medicina alternativa y otros productos de la sugestión, en verdad hay personas que creen en ellos y esto debe respetarse. Sin embargo, también es importante recordar que muchas veces, el cerebro se juega trucos a él solo, y que los engaños, muchas veces, son fomentados por nosotros mismos.


http://psicopsi.com/Diccionario-psicologia-letra-S-Sugestion

http://www.cracked.com/personal-experiences-2382-how-to-make-living-off-people-who-still-believe-in-ghosts.html

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14511544

“Mala ciencia”, Ben goldacre.


Imagen: https://www.pinterest.com.mx/BlaizeSzanto/decay-distress-distort/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.